Rebelión en la aldea global

Hielo y agua disuelven las fronteras del miedo en estas navidades de la primera década del tres mil. Mientras en Haití, además de las lluvias, mueren de cólera gracias a las ONU y sus fuerzas invasoras, el país de la primera revolución de esclavos en el continente, y la única hasta ahora, Venezuela, Colombia Panamá, Cuba, Honduras, Costa Rica sufrieron y sufren de las inundaciones.

Desde la noche oscura en Haití vemos todo el continente nuestroamericano profundizando en una lucha sin cuartel contra los que violan los derechos humanos conquistados tras largas décadas de horror y la lucha para salvar a las víctimas de los desastres climáticos. Cada vez hay más víctimas por estos desordenes que por las mismas guerras. Así Colombia suma a sus ya desplazados otros dos millones más. Aquí lo político y lo natural conspiran para que haya más de seis millones de colombianos desplazados. Siguen las desapariciones forzadas y los secuestros, siguen las minas matando inocentes, siguen los efectos colaterales diezmando campesinos e indígenas, los verdaderos dueños y guardianes de la sagrada tierra, los otros son viles usurpadores.

Pero podemos decir que avanzamos en bloque hacia la consolidación de hacer valer esos derechos comulgados en sendas constituciones de las soberanas naciones frente al clima doloroso que viven en Europa y USA a raíz de las crisis política, económica y social, que amenaza con destruirnos.

Sequía y hambre erosionan la otra mitad del mundo, donde el miedo ya no existe, sólo alcanza la fuerza para temblar. Mientras en una calle danesa más que de frío, se mueren de hambre y sed de espíritu, en África y Nuestra América, sólo es el cuerpo quien sufre. La sequía occidental de la gran civilización de las hamburguesas y refrescos en lata no ha terminado porque es una sequía espiritual. Se oye por doquier el lamento de una plástica civilización virtual que viene desmoronándose desde el momento en que vino al mundo. El caos climático mundial es uno de los efectos del abuso del sistema capitalista. Las huelgas en todo Europa y Grecia, y la reestructuración en bloques de las naciones, parece avisarnos de profundos cambios que van a tener lugar gracias a la presión de los sectores organizados contra la dictadura del capital.

El fuego que quema los bosques e incendia los caminos, va dejando el tono oscuro de una tierra desgastada y de una multitud que huye tras el bramido de lenguas infinitas de luz caliente cubriéndolo todo como un manto de amor enardecido y violento. Ese fuego interno de los esclavos del mundo que se están despertando unos a otros, convertidos en autómatas blandos y empiezan a moverse y a fluir en la corriente mundial de rebelión globalizada transformándose en uno que resiste y vence.

Con todo nos controlan, con todo pretenden controlarnos. Con nanotecnología y haarp pueden mantenernos un siglo más viendo televisión por cable y charlando en celulares cada vez más inteligentes. Pero no. Hemos salido a abortar el aborto de sistema. Testificar resistiendo la ruina del egoísmo llevado a la máxima expresión como sistema de vida inhumano que favorece a una minoría selecta. El nosotros vencerá al yo decapitando su hegemonía satánica tras la victoria rotunda de las mayorías luchando por un orden recto de vida, no por una vida ordenada por el caos.

Las fuerzas de la irracionalidad han penetrado profundamente en la maquinaria que decide. Hoy se eliminan naciones enteras con la excusa de “desastre natural” obligando a un tsunami disolver varios países y sus fuentes de energía para someterlos aún más de lo que ya están. Implantan un régimen plutocrático en nuestras propias narices sin disimular el odio ni la indiferencia hacia los pobres que se mueren de hambre, enfermedades, miedo, guerras, y sobre todo muerta de soledad porque no encuentra a nadie quien le ayude. Los medios internacionales no pueden esconder ya mas el desprecio por los menos favorecidos.

El poder de la sin razón gobierna esta parte del tiempo del mundo en que testificamos el hundimiento de un sistema económico ganado para masacrar a la mitad de la población actual para poder resistir una entropía insalvable que le lleva a la tumba histórica (Afganistán). Las sombras del mal habitan en nuestras moradas, por más inocentes que estas sean Y este caos universal sólo se debe a una sola cosa, al término de un megaciclo cósmico que cierra y abre al mismo tiempo los tiempos del pasado y del porvenir. Presentado en no pocas profecías nuestro tiempo es característicamente destructivo, y testificamos que la fórmula “un niño cada cuatro segundos” es la muestra del siniestro sistema caníbal mundial eliminando niños a esta velocidad.

La fuerza del amor, que pocas veces se ven en este mundo a oscuras, ilumina el alma sensibilizada. Y esta, como una flor, comienza a desprender un perfume, y a abrir sus pétalos al sol iluminando a su vez con la luz de la naturaleza toda esa oscuridad del universo que la observa con infinitos ojos. Y he aquí que el abrazo de la tierra y del cielo se vuelve mayúsculo. La fuerza del odio oscurece esta plenitud para poder ejercer el poder que le da la voluntad. El ideario sirve como un puente hacia el camino recto, una vez cruzado el puente se le olvida. Así la ideología una vez usado su producto no nos sirve sino como obstáculo. Teoría y praxis dialécticamente utilizadas llevan al triunfo de la Idea no de las ideas.

Permanecer en el camino de resistir semejante oscuridad que impone su régimen, el de los pocos con todo el poder sobre los muchos igualados en las necesidades, es una idea primordial. Será la semilla que nuestros actos siembren en la tierra del futuro. El carácter de permanencia le dará a nuestra lucha una fuerza más oscura que toda la oscuridad reinante. Brillará un relámpago de rebeldía contra el más rebelde de todos los rebeldes. Y seremos libres cuando la verdad nos libere de nuestras cadenas mentales.

Wikileaks y los bruscos cambios climáticos, que más que cambios parecen atentados terroristas con armas geomagnéticas para doblegar fuerzas aliadas a seguir un camino. El desinflamiento de un gobierno gestionado para imponer un plan global de sometimiento a través de una personalidad afrodescendiente en la Casa Blanca no puede engañar a los que ven con claridad. El secreto que revelan las mismas fuentes privatizadas del imperio gringo muestra una administración que no confía, ni quiere a nadie. Que no busca sino despreciar, humillar, doblegar al mundo a fin de que tomen consciencia de que hay un mando y ese se encuentra en USA. El flujo de información clasificada ha demostrado el desprecio de un gobierno al resto de la población humana en el planeta. Plomo para el barco de Obama que se hunde. Triunfo para la ultraderecha que apoyan los cubanos y judíos en EEUU.

El intento de regulación de internet, de medios privados de comunicación y de información es un escándalo en el final de este año, primera década del tres mil, como respuesta al ataque de la web desinformativa de Assange, el caudillo de wikileaks. San Nicolás más rojo que nunca ha traído un regalito al mundo que el imperio no esperaba y no quiere publicitar en sus medios, y es que las verdades salen a la calle, sea como fuere, llega a saberse la verdad. Lo que una vez sirvió para amenazar un proceso revolucionario en ciernes (laptop del guerrillero de las FARC contra Chávez) hoy ha servido para desenmascarar toda una política privada de estado en el mundo de las relaciones internacionales. Quizá sea el fin de una pseudo diplomacia anglosajona. Lo irreversible es que ahora la desconfianza contra el imperio gringo, será generalizada, tanto de enemigos como de aliados incondicionales.

Resistir al sistema plutocrático es una obligación que incluso va más allá de las ideologías porque representa ir a favor de la vida en la tierra, pero vida con armonía integral biopsicocósmica. El sistema actual nos lleva inexorablemente al caos globalizado incluso saliéndose de los límites planetarios afecta (infecta) al sistema solar. El hábil responder a las graves heridas causadas a la tierra y a la humanidad depende de nuestra resistencia organizada e inteligente, creativa. Ellos tienen el control de las armas y de las drogas, la verdadera fuerza la tenemos nosotros.

Rebelión en la aldea global, en Grecia y en Portugal, en España y Francia, en Italia y en Honduras, en Haití y en Brasil, rebelión contra la usurpación y la explotación salvaje, contra los crímenes contra la naturaleza, contra la guerra, crímenes de lesa humanidad. Los estudiantes en Inglaterra y en Irlanda y Puerto Rico se rebelan contra el sistema que les reduce más sus oportunidades de vida. Los ajustes en toda la comunidad obedecen al régimen nazi del FMI. Y los políticos europeos que prometieron un menú de ofertas sociales ahora se ven “obligados” a reducirlas y hacerlas desaparecer favoreciendo a las empresas privadas y a las multinacionales. Zapatero como Merkel son marionetas del gobierno mundial. El fin de los estados nacionales y el inicio de la dictadura global ha tenido lugar simultáneamente con al atentado de las torres gemelas y las guerras contra Afganistán (el enterrador de imperios) y contra Irak. Pero no olvidemos nunca el campo de concentración en que convirtieron la nación Palestina con Gaza cercada y las constantes invasiones de colonos nuevos expandiendo sus dominios.

No olvidemos el permanente ataque a Irán y a su islámica revolución que enfrenta sin reparos al nazismo israelita promovido por Inglaterra y USA y sus aliados árabes. Esto sumado al conflicto entre las dos Coreas y envuelto en ello la China y el Japón, todos impulsados por Washington a la guerra nuclear, o a su posible desenvolvimiento sirven al imperio para crear “focos de miedo” globalizados por los medios privados de comunicación e información. Mientras tanto usan las bases de Gakona (Alaska) y Arecibo (Puerto Rico) para descontrolar los climas de naciones “rebeldes” con armas usando la tecnología de Nikola Tesla, luego invadirlas y trazar un nuevo mapa geoestratégico de guerra continental. Haarp no es más que un medio para someter multitudes sin dar la cara. Así los bruscos cambios destruyen ciudades y campos sembrados, empobrecen a las naciones que se verán obligadas a ofrecer su mano de obra más barata incluso que antes. Es un medio para ejercer un dominio, una hegemonía capitalista despiadada y sin límites. Es un sistema de armas cuyo valor tecnológico no lo es tanto como su efecto práctico en las mentes de multitudes. No creo que los parlamentarios del mundo sigan ignorando esta harpita siniestra capaz de darle unos añitos más al sistema capitalista y ‘promover más desastres hasta que ya sea irreversible el colapso globalizado.

No es la hora de defender una moral “sagrada” de corte humanitario respaldada por la historia de las ideas de luchas precedentes ganadas por la voluntad de ser libres, es la hora de resistir luchando y venciendo, con esa misma voluntad unificada, contra toda forma de opresión y esclavitud, y de manera exitosa. Es la hora de desenmascarar a los que defienden la “libertad de expresión” de una minoría a costa de la libertad de expresión de la mayoría ciega, sordo y muda. Es hora de contener el financiamiento a la ultraderecha interna con dineros del Congreso norteamericano. Es la hora de fortalecer abiertamente la crítica y la autocritica en el plano ideológico y político, castigando sin piedad la corrupción y el burocratismo. Es la hora de prepararnos para el gran salto que será el 2011 expandiendo la lucha humanitaria y liberándonos de los barrotes cibernéticos del imperialismo satánico. Es hora de expandir los centros de formación política que desde los consejos comunales deben de llegar como poder popular hasta Miraflores (casa presidencial).

A 180 años del fallecimiento de nuestro Libertador seguimos luchando por una emancipación más integral y fortalecida por el poder de un pueblo que se continentaliza. El grito bolivariano de lucha y resistencia contra el usurpador no muere con nuestro héroe continental. La formidable manifestación del verbo popular ha estremecido al mundo desde el inicio del milenio. Con la patria de Bolívar a la cabeza, todo el continente ofrece un panorama poderosamente fértil para generar un cambio en bloque que dé al mundo un rostro alternativo de organización y poder social más justo y equitativo.

En la segunda década de este milenio el verbo bolivariano tendrá que tomar cuerpo y manifestar su musculatura moral para defender virtudes que rompen los esquemas vitales del capitalismo. El ideario bolivariano es esencialmente anticapitalista porque defiende una democracia popular directa y protagónica. El capitalismo es su peor enemigo, y eso esto él lo vio y lo anticipó como estratega y visionario que fue. Nos dejó bien identificado al enemigo norteamericano, no tenemos ahora nosotros excusas para no ofrecerle el mayor de los desafíos al imperialismo gringo.

Sabemos muy bien que el proceso emancipatorio actual incorpora fuerzas de sectores que en el pasado no tuvieron ni pudieron expresarse. Hoy fortalecido un movimiento de justicia social que apoya y articula con la constitución nacional una transferencia de poder del estado al pueblo organizado, y en esta transferencia existe una apertura hacia una forma de vida opuesta a la que antes había prevalecido. Se trata de los antivalores capitalistas que rigen a la mayoría blanca, protestante y cristiana, judía y demás que están sometidas a la subcultura del capital.

Multiétnico y pluricultural nuestro socialismo busca más que afianzarse en la teoría y la explicación, la lectura y la interpretación del proceso, en la transferencia de poderes emancipatorios que sirvan a la comunidad venezolana y nuestra americana para no sólo el fortalecimiento del poder popular, sino para su verdadera emancipación social. Pero sabe que sin teoría no hay revolución, ella también nace en el fuero interno de un proceso colectivo de reflexión social abarcando todas las semillas que anteriores pueblos dejaron para nosotros en este momento histórico germinando en un nuevo modelo de estado. Nuestras alternativas están ligadas a nuestra constitución cultural de pueblos encontrados. Así encontraremos la fórmula adecuada para triunfar y con nosotros la fuerza popular de un poder que emerge para traernos vida y revitalizarnos en la destrucción de un sistema (el capitalismo) nacido para matar. Es fiel el reflejo del mito de David y Goliat.

Mforti9@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1285 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a114153.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO