Las alianzas

 

El éxito de todo proceso de cambios está dado, entre otras causas, por su política de alianzas. Mientras mayor sea la confluencia de clases y sectores sociales en las luchas por el cambio, mayores serán las posibilidades de triunfo y menores los sacrificios productos de las contradicciones sobre sus objetivos. Definir los amigos y los enemigos de un proceso innovador tiene gran importancia en relación con su futuro, pues de la correlación de fuerzas se puede intuir las posibilidades de éxito o de fracaso.

Una revolución con muchos y poderosos enemigos y pocos y débiles amigos debería redefinir sus objetivos, para poder incluir a más sectores dentro del proceso y evitar su fracaso. Las divisiones que siempre ocurren en el campo revolucionario obedecen, fundamentalmente, a que la dirigencia del proceso desprecia, en forma negligente, la imperiosa necesidad de mantener a su lado al mayor número de amigos.

Las revoluciones burguesas fueron sabias en este sentido, pues redujeron el enemigo al sector social y económico que terminaron por derrotar. Las luchas campesinas feudales, producto de la contradicción entre la clase entonces dominante y los trabajadores más explotados y en peores condiciones de aquella sociedad, fueron vitales para la burguesía en sus luchas por derrotar al sistema feudal. Los campesinos en ese entonces eran una clase social amiga de los intereses burgueses.

Esa misma burguesía entra en alianza con los reyes, para reducir el poder de los señores feudales y fortalecer al monarca, para más adelante utilizar todas sus fuerzas en el derrocamiento de la monarquía. Hay una cita de Mao cuando la invasión japonesa, que expresa magistralmente lo señalado: En el frente anti japonés, unir a todos lo susceptibles de ser unidos. De hecho, suspenden la lucha con el enemigo interno, el Kuomintang, y en alianza nacional enfrentan al invasor.

Chávez considera enemigos a toda la burguesía, a los campesinos con tierras, las capas medias y los obreros sindicalizados. Con sólo campesinos sin tierras, minoría obrera, boliburgueses corruptos y resentidos tarifados, es imposible construir una nación próspera y soberana; con el ejército y las transnacionales se mantendrá en el poder, pero sin revolución ninguna.  

Últimas Noticias, pp 42, 28-4-2010, Caracas
lft3003@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2935 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a99642.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO