El sur del lago de Maracaibo, bajo la luz del relámpago del Catatumbo examina los avances del PSUV

En el Sur del Lago de Maracaibo, a propósito de la campaña electoral para las elecciones internas de PSUV, cuatro municipios conforman el Circuito 12; Colón, Sucre, Catatumbo y Francisco Javier Pulgar. En este espacio están concentrados alrededor de 280.000 ciudadanos y ciudadanas en unos prodigiosos 11.114 kilómetros cuadrados con altísimo potencial agrícola, pecuario, piscícola, turístico y frutícola para garantizar la soberanía alimentaría de nuestro pueblo.

Comprometido como estoy con la necesidad impostergable de contribuir a la construcción de un partido revolucionario a la altura de nuestra revolución me he adentrado en esta campaña electoral apoyando militantemente al camarada Bladimir Labrador, Precandidato al Circuito 12; con la inesperada sorpresa que la mayoría de los 11 candidatos carece de tres elementos fundamentales que motiven la participación inteligente de los militantes del PSUV: en primer lugar, trayectoria de lucha del candidato; en segundo lugar, sus valores ideológicos, éticos, políticos y morales; y, en tercer lugar, el contenido propositito para desarrollar una labor legislativa nacional a la altura de las necesidades de estos cuatro municipios.

En ese orden de ideas, frente las propuestas de Bladimir (“El labrador de la esperanza”), solo se escuchan el clientelismo, la descalificación, el desarrollo de una opulenta acción propagandística con vehículos rotulados y la presión de quienes en posiciones de poder local, regional y nacional arremeten contra la militancia del PSUV, los cuales escasos de artillería sucumben ante los embates de la manipulación y la mentira, propios la cuarta república.

Esta realidad está siendo percibida y evaluada por las bases populares bajo la luz firme y vigilante del Relámpago del Catatumbo; y la dirección del partido debe aprovechar este laboratorio socio político para ajustar los principios de las bases de nuestra organización y los criterios para aceptación de los precandidatos que participen en las contiendas internas. Por ejemplo, en este circuito uno de los precandidatos vota en la Parroquia Caricuao, mesa 11 en el Municipio Libertador. ¿Cómo podemos rescatar el prestigio de la palabra “Política”, si incurrimos en situaciones como esta?

El Sur del Lago reclama un cariño de nuestra futura Asamblea Bicentenaria en los siguientes aspectos: Proyecto Integral de Desarrollo del Sur del Lago, legislación que contribuya el aprovechamiento de las afluentes de los ríos Catatumbo, Zulia y Chama, que en el pasado representaron el soporte del desarrollo comercial por la vía fluvial; Reforma a la Ley de Tierras que estimule el desarrollo y liquide el latifundio, Ley de Cultura Popular que rescate que rescate los valores de nuestros pueblos y los incorpore activamente al desarrollo sustentable del estado y del país y finalmente que desde el sur se plantee una Reforma del Sistema de Seguridad Público que garantice la pensión de vejez, incapacidad, invalidez y vivienda digna.

La Asamblea Bicentenaria representa la bisagra de la puerta que se abrirá o se cerrará, para dar paso o detener el proceso revolucionario; si hay conciencia de ello elegiremos los mejores hombres y mujeres para lanzarse en una batalla victoriosa el 26 de septiembre. NO AL CLIENTELISMO, la conciencia y la dignidad de un revolucionario no tienen precio.



lazaroroger@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2981 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social