En septiembre decidiremos: Revolución o Fascismo

En la medida que se transita un proceso revolucionario las opciones como las aguas de pequeñas quebradas  van  incorporándose a las mayores  y así en el horizonte se muestra más palpables dos grandes ríos; y la inaplazable disyuntiva de navegar en uno u en otro, en este caso la Patria Socialista que juntos tenemos que construir o la muerte representada en el capitalismo, allí está el dilema de la historia, que  no es otra -parafraseando a los clásicos del marxismo- que la lucha de clases; o estas con los opresores o estas con los oprimidos.

Cuando titulo esta pequeña reflexión  diciendo que en septiembre decidiremos entre revolución o fascismo estoy precisamente mostrando las dos opciones que se configuran en el horizonte de la patria y que siempre estarán presente y más en eventos electorales como los que se avecinan; la revolución como el proceso de transformación de las estructuras y superestructuras de dominación burguesa para sentar las bases donde se edificará la sociedad socialista o  el fascismo como método de dominación capitalista.

El imperio y su burguesía lacaya saben bien que la única forma de barrer las conquistas revolucionarias ( paséense por todos los logros concretos y los avances legislativos alcanzados por la revolución bolivariana) y la participación revolucionaria del pueblo (paséense por todos las formas de expresión popular; consejos comunales, mesas técnicas, radios comunitarias, protestas, y medios de comunicación  como Aporrea, etc.), es con la aplicación del terror y desconocer el orden legal ( acuérdense de los decretos de Carmona, eliminando hasta el nombre de la patria).

Pero quiero aquí  ilustrar más lo que significa el fascismo como receta de la burguesía nacional en su rol de custodia de los intereses imperiales en caso de que retomen el poder; para ahondar más en ese concepto tomo las palabras de Jorge Dimitrov,   uno de los que a mi juicio definió mejor  fascismo; Dimitrov decía;

 “Hemos de darnos perfectamente cuenta de que el fascismo no es un fenómeno local, temporal o transitorio, sino que representa un sistema de dominación de clase de la burguesía capitalista y de su dictadura en la época del imperialismo y de la revolución social. Después de la guerra imperialista y de la victoriosa Revolución de Octubre, después de la existencia de diez años de la Unión Soviética y en las condiciones de la enorme influencia revolucionaria de dichos factores sobre el proletariado, las masas campesinas, las nacionalidades oprimidas y los pueblos coloniales, la burguesía no puede mantener por mucho tiempo bajo su hegemonía de clase a las masas populares y afrontar las tareas de la estabilización y racionalización del capitalismo mediante las viejas formas y métodos de la democracia parlamentaria. La salida para la burguesía es someter a las masas por medio del fascismo. El fascismo es la última fase de la dominación de clase de la burguesía. Todos los países burgueses pasan uno tras otro, tarde o temprano, al fascismo -por medio de golpes de Estado o de manera "pacífica"; de manera más brutal o "más suave"- los métodos de transición pueden ser diversos y dependen de las particularidades, de las circunstancias, de la estructura social y de la correlación de las fuerzas de clase y políticas en un país determinado.”

Es pertinente destacar que cuando dice; “Después de la guerra imperialista y de la victoriosa Revolución de Octubre, después de la existencia de diez años de la Unión Soviética” estaba hablando en el año 1928, donde el movimiento obrero y revolucionario fundamentalmente en Europa iba en asenso y la Unión Soviética representaba un faro, una guía para la utopía revolucionaria, por consiguiente como oposición a tal alternativa, el fascismo se venía perfilando como método de dominación y aplastamiento de esas futuras revoluciones. Hoy las condiciones en América Latina parecen semejantes, con la diferencia que no es la Union Soviética la que alumbra el camino, es la Revolución Bolivariana.

Al señalar; “Todos los países burgueses pasan uno tras otro, tarde o temprano, al fascismo -por medio de golpes de Estado o de manera "pacífica"; de manera más brutal o "más suave"- los métodos de transición pueden ser diversos y dependen de las particularidades, de las circunstancias, de la estructura social y de la correlación de las fuerzas de clase y políticas en un país determinado.” Expresa con claridad que el fascismo como régimen de terror dispuesto a borrar todo vestigio de dignidad popular, se hace tan feroz de acuerdo al arraigo que en determinado país tengan los ideales revolucionarios y tiempo para ellos no importa.  Debemos activar la memoria histórica de todos los pueblos en sus luchas por la emancipación y recordar cómo después del terrible derrocamiento de Allende en Chile, se implanto la cruenta dictadura de Pinochet por 17 años, en España después de la caída de La República pasaron  casi cuarenta años de fascismo franquista, y para no  ir lejos en distancia ni tiempo, el 12 de Abril de  2002 la breve dictadura de la oligarquía criolla no se proponía a llamar inmediatamente a elecciones no sin antes exterminar como públicamente lo dijeron, a los Círculos Bolivarianos, que en pocas palabras éramos todos los chavistas.

Camaradas; estos procesos electorales, por las génesis y las características de nuestra revolución bolivariana, son de vida o muerte, aquí no se trata de una partida de cartas donde puedes retirarte y dejar que pase  una mano, aquí retirarse del juego por una ronda, significa destruir el futuro de varias generaciones de venezolanas y venezolanos y cuidado si del continente. Que existan causas para enojarnos, no lo niego; injusticias, arribismo, corrupción, advenedizos vestidos de rojos, burocratismo, negligencia, nada de eso lo niego y lo digo yo, un bachaco más en este proceso, que no goza de prerrogativas  en el aparato gubernamental, pero que estoy consciente y convencido que el poder supremo no está en la cornisa de la estructura social; sino en sus bases.

Camaradas por eso en estas elecciones tenemos que votar por los candidatos del PSUV y los que siendo de otras  organizaciones estén en alianza con el PSUV; esto significa no inventar candidatura que aun siendo personas honestas y comprometidas no tengan ninguna oportunidad porque significaría, oportunidad para la oposición, no salir a votar tampoco contribuye con nuestra causa y si con la causa imperialista;  ninguna calentura o desencanto nos puede llevar a colocar en la guillotina del fascismo a quien se ha entregado en cuerpo y alma a la liberación de nuestra patria, como lo es el camarada presidente Hugo Chávez Fría, ni mucho menos cerrarle el futuros a la nuevas generaciones.

Para concluir quisiera recomendarles una película, que ilustra lo que ha sido el fascismo, porque también he visto con preocupación cómo en ministerios, misiones, institutos gubernamentales, PDVSA y empresas nacionalizadas, existen compañeros y compañeras que ante el llamado a la  participación política aluden la estupidez que nos incubó la ideología burguesa de que “nosotros somos técnicos, no políticos” , yo les voy a recomendar que compren o descarguen de internet   ( por cierto yo tengo computadora y red, gracias a una política de la Revolución Bolivariana, llevada a cabo por CANTV para que todo venezolano tenga acceso a Internet)  la película  “Las 13 Rosas” el link es : http://www.taringa.net/posts/tv-peliculas-series/2458545/Peliculas-para-toda-la-semana-o-para-el-finde.html descubrirán como el fascismo desata el odio, como se delatan y se persiguen, amigos, vecinos, familiares, como por ser simplemente empleada o empleado del  gobierno republicano  era motivo suficiente para ser fusilado, allí conocerán un poquito del drama español en épocas del fascismo franquista, y como  43 hombres y después 13 hermosas y alegres jóvenes, el 5 de agosto de 1939 fueron fusiladas por el delito de soñar. Y si sienten después curiosidad por ese episodio triste para los pueblos del mundo pueden ver el comentario de las sobrevientas a través siguiente link; http://www.youtube.com/watch?v=l_LtZpV4etQ&feature=PlayList&p=60682AA0321D6ADA&index=2 .

Camaradas; el desánimo es contrarrevolucionario, el fascismo ronda nuestro espacio buscando el momento para clavar su garra imperial, no le demos ninguna posibilidad; alimentémonos de la historia internacional del movimiento revolucionario; alguien decíaaquellos que no recuerdan el pasado, están condenados a repetirlo". 

PATRIA SOCIALISTA O MUERTE


josehog13@gmail.com 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2708 veces.



José Ovalles


Visite el perfil de José Ovalles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas