Desarrollar El Poder Popular

La línea política del Gobierno Nacional, que dirige la Revolución Bolivariana, es clara, contundente y firme en el camino hacia la transformación social y económica: El Socialismo. Para muchos, estas palabras, eran simplemente un pequeño juego imbuido en la táctica política para permanecer dentro de un contexto diferenciador al de la derecha neoliberal, pero sin pasar de ser eso, un juego. Sin mayores cambios, ni adentrarse en profundidades inherentes al radical planteamiento de una verdadera revolución.

Ya la luna de miel entre el reformismo iluso o demagogo de “cambiar las cosas para que nada cambie”, se ha venido rompiendo sistemáticamente. Los factores infiltrados que lograron acercarse al presidente Chávez, al PSUV y se posicionaron incluso en cargos de importancia con la idea equivocada de adular y atraer al comandante Chávez, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y lograr un giro a la derecha , algo así como clonar un gobierno de la cuarta república, están todavía ilusionados.

Se equivocan, las decisiones económicas tomadas por el ejecutivo nacional, obedecen indiscutiblemente a la firme convicción de la necesidad de ir construyendo un proceso sistemático, una sociedad donde las inequidades, desigualdades y el libre mercado, sean una cosa del pasado. Este deslinde ideológico-político, se evidencia cada día con más intensidad. Está claramente definido el enfrentamiento entre los defensores de la visión capitalista dependiente y el concepto de un orden social que rompa los esquemas de la competencia desleal generada en una sociedad de clases sociales, diferenciadas por la posición que ocupan en ella, donde los más débiles que son la mayorías de pobres generados en la exclusión producida por un sistema injusto, sean siempre sometidos a la más descarada y grave explotación, sin derecho a la salud, buena alimentación, viviendas dignas. Estos elementos de la vida social actual, solo serán superados una vez que el Estado Humanista se imponga al estado opresor de la estructura del capitalismo y se radicalice la práctica revolucionaria.

La tarea de construcción del socialismo en la revolución pacífica, es compleja, está surcada de marchas y contramarchas, Porque se trata de liquidar un gigante y además enraizado sistema de explotación del hombre por el hombre. A esta tarea, de levantamiento de las estructuras para la sociedad socialista, se interponen las más fuertes y difíciles dificultades, que necesitan ser superadas con mucho cuidado de no quebrar los eslabones que se han logrado unir para tejer la cadena del humanismo y la igualdad.

Actualmente, las expropiaciones a empresas comerciales, productoras de bienes de consumo, las misiones de salud, educación y lucha contra la pobreza, la puesta en marcha de sistemas de transporte popular, expendios de alimentos a precios muy por debajo del mercado, medicinas gratuitas, la educación universitaria abierta a los sectores populares antes excluidos, son indicios de una disposición de ir avanzando hacia la radicalización política y las contradicciones se agudizan, produciéndose la batalla diaria en los medios de comunicación privados del país, los descalificativos de los aliados nacionales e internacionales de los Estados Unidos, que es el enemigo principal de la Revolución Bolivariana, en América y el mundo.

La vía pacifica al Socialismo, no ha sido tan pacifica, pues surgen en todo momento los conflictos de diferentes características y en todos los espacios, las amenazas desde las bases militares gringas, el avance de la derecha otra vez tomando el poder en Suramérica (como el caso de la República de Chile). Por tal razón la organización del poder popular en defensa del socialismo es la tarea más urgente en esta revolución.


obalbasvester@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2034 veces.



Orlando Balbas

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: