Unidad Orgánica de los Revolucionarias y Revolucionarios

"No acepten lo habitual como cosa natural, pues en tiempos de confusión generalizada, de arbitrariedad consciente, de humanidad deshumanizada, nada debe parecer imposible de cambiar".

# Loas a la Duda. Bertolt Brecht



Sería para el Partido Comunista de Venezuela (PCV) un análisis simplista si la esperanza por la construcción del comunismo fuera de vuelo corto, de vuelo de gallina cobarde, sin altura y siempre dispuesta a pararse y aceptar el sucio fango de nuestros enemigos históricos: la Burguesía nacional e internacional con todo su aparato imperial de expoliación de la sociedad. Al contrario, es una esperanza que no sólo buscamos el futuro inmediato, lo más próximo, sino que tenemos un proyecto de construcción nacional desde la izquierda, desde el socialismo. Por eso es una esperanza de largo alcance. Es por esto que el sistemático rechazo del estado oligárquico que persiste, sin que aun se le haya eliminado sus base de sobrevivencia: las relaciones sociales de explotación del hombre por el hombre, y que no se ha podido establecer una vía de concreción para iniciar la construcción de la plataforma que vuelque hacia la transformación del entorno capitalista y salvaje de la explotación de la sociedad venezolana. Cualquier reforma o mejora significativa, su negación a todo avance real en el proceso negociador por parte del gobierno nacional Bolivariano, ha aumentado la represión de la oligarquía nacional e internacional contra el pueblo venezolano y prohíbe (oponiéndose vehementemente) al desarrollo tanto científico como tecnológico que requerimos como nación para satisfacer la necesidades del pueblo venezolano. Esta oligarquía ha practicado sistemáticamente la tortura mental usando como instrumento los medios de comunicación contra lo verdaderamente social, han conculcado sistemáticamente los derechos de todo un pueblo y coordinan meticulosamente una vigilancia policial con el imperio fascista por sostener una vida nacional fratricida propia sobre decenas de miles de personas en todo el sur de América para impedirles el ejercicio de sus derechos civiles y políticos. Semejante represión diaria por parte de la oligarquía nacional e internacional con su aliado , del cual es dependiente, el imperialismo fascista no anula la esperanza de la izquierda venezolana independentista.

El fin del orden bipolar y la impredecible conformación de uno nuevo (el ALBA) en lo estrictamente regional, configuran las características de la actual coyuntura internacional para Venezuela. En ella, priva el desorden y desajuste de las instituciones que no se acoplan con la propuesta planteada por la constitución. Muchas van perdiendo vigencia sin que se propongan solo reformarlas, produciéndose una suerte de sustitución, a cuente de destacar como punta de lanza la participación del pueblos en las misiones para el logro del desarrollo nacional y su liberación. Los intereses nacionales autóctono han sido sometidos a devastadoras presiones por parte de intereses nacionales liderizado por la oligarquía apátrida y de las potencias económicas, militares y multinacionales que dirige la oligarquía y el imperialismo fascista internacional. Eso ha ratificado que los monopolios de las potencias nucleares concentren el mayor conocimiento tecnológico. Las grandes potencias, especialmente Estados Unidos, los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y Japón se arrogan un inaceptable derecho de injerencia violatorio de las normas fundamentales del derecho internacional para imponer sus criterios y dominios sobre las naciones del mundo.

Por lo descrito anteriormente, El Partido Comunista de Venezuela reitera la caracterización de la revolución bolivariana como de “liberación nacional, antiimperialista, democrática y popular”; una revolución que avance por el camino de la construcción del socialismo hacia el comunismo. La revolución nacional liberadora Bolivariana debe resolver con éxito para el pueblo la contradicción principal del momento, que expresa los antagonismos entre la nación venezolana y el imperialismo estadounidense, en cuyo combate el comandante Chávez ha jugado un fundamental papel dinamizador.

Y como finalmente, Nosotros, miembros del Partido Comunista de Venezuela Frente a la agudización de las contradicciones internas y externas, y las tareas de profundización del proceso, la defensa de la revolución y de la patria, pensamos que en estas condiciones, exige el concurso de la voluntad mayoritaria de nuestro pueblo y una férrea unidad para la construcción del socialismo. Razón por la cual, el PCV y la JCV expresamos la más firme decisión y voluntad de abonar el camino de la articulación y unidad orgánica de los revolucionarios y revolucionarias, como instrumento de dirección política colectiva en la construcción del socialismo (mensaje de Saludo del PCV para el 2010 http://www.tribuna-popular.org/) .

Patria o Muerte. Venceremos

f.oscar.f@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2830 veces.



Oscar Flores

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: