La máscara ideológica de los partidos comunistas

Los conflictos entre los objetivos nacionales e internacionales con los propios intereses de los partidos comunistas, detonan roces importantes con los procesos pacíficos. Los partidos comunistas rusos y chinos, intervienen abiertamente en la crisis del resto de PC.

Hoy, la necesidad de abandonar su identificación con el modelo de la ex URSS, conmueve a todo el edificio de los PC. Sobre esta dirección pende otra amenaza, el viraje de los partidos comunistas rusos y chinos hacia el capitalismo. Orientación “conciliadora” que retuerce en sus tumbas a Marx, Engels y Lenin.

Para sustraerse de esta incomoda posición política, los PC están asumiendo una actitud cada vez más sectaria, por otra parte, por encima de todas las críticas, las ataduras históricas, ideológicas y materiales de los PC a las sociedades rusas  esta ligada y, aunque no signifique una sumisión total al Kremlin, continua siendo una parte importante de su identidad especifica como partido obrero, lo que le permitió diferenciarse de los social demócratas.

El sectarismo de los PC, se da de patadas con su profesión de fe pluralista, generando conflictos y deserciones en sus propias filas. La actitud sectarista de masas, también contradice sus proclamados principios democráticos. Estrangulan la democracia en los sindicatos recurriendo a toda una serie de maniobras, obligando a que los ministerios de trabajo sean una de las carteras más inestables de los procesos.

Su chauvinismo, y su tendencia histórica a alinearse detrás de los partidos burgueses en el poder, engendra antagonismos entre los PC y ante los ojos de sus simpatizantes que, por su trabajo sindical, sienten la necesidad de coordinar sus luchas internacionalmente, roces y riñas solo le restan credibilidad a la cacareada intención de colaborar con las revoluciones a escala regional.

La posibilidad de formar parte activa del gobierno ya no existe, así como tampoco, el ser un partido de masas. Recurren a todos los medios para mantener su base electoral, sus posibilidades estratégicas están en crisis, imposible sostenerse fuera de la tan ensalzada rueda de prensa de los lunes por sus círculos intelectuales también en crisis, sin margen de maniobra, después de todas las promesas de no caer en viejos errores, da tristeza verlos.

Las criticas que hace el PCV al gobierno en el terreno de las normas internas son sumamente superficiales, porque”  entendieron”, lamentable por cierto, que cualquier derecho a formar tendencias y fracciones o a discutir interna y públicamente los problemas nacionales, atentaría contra su propia supervivencia política con el PSUV, y eso es una MÁSCARA IDEOLÓGICA.

A lo sumo llegan a cuestionar un punto de los errores del gobierno, pero…sin molestar al presidente Chávez, tras esa mÁscara niegan la necesidad de la critica constructiva, necesaria en el proceso a otro sistema. Es preferible no hablar de esas cuestiones…este tipo de hábito izquierdista carece de coherencia.

Resistencia obrera y sindical a su gestión, es el pan de cada día desde hace mucho tiempo atrás por su escasa orientación política. El endeble e inoficioso PSUV los mató, no pueden aplicar su línea. Discusiones dispersas y timoratas, inconsistentes, es una hipócrita oposición que desemboca en cuestionamientos de la política nacional y global frente a la crisis.

La “diplomática” política para su cohesión con el PSUV desarmo las creencias que descansaban sobre 4 pilares:

  • El papel del PC, como único partido de la clase obrera. 
  • Como único partido capaz de movilizar al pueblo con la bandera de los intereses nacionales.
  • Como defensor de la patria socialista.
  • La invocación al modelo socialista como paso previo a un sistema más avanzado, el comunismo, daba crédito, a que eran los únicos defensores del proletariado.

Si echamos una mirada seria al nivel de actividad de los PC en Latinoamérica, veremos que están enclavadas sólo en las ciudades, en algunas ni siquiera existen, se sostienen por el movimiento comunista internacional, los encuentros sirven para apuntalarse recíprocamente, ya que no quisieron llegar al poder sobre la cresta de una amplia oleada de movilizaciones, a las cuales hubieren debido impulsar, para asegurar su activa participación con el proceso, pero no, es mas cómodo ocupar bancadas medias, para solo criticar, obstaculizar y dar su opinión como expertos.

Atrasados a la evolución de las revoluciones en estos últimos 10 años, sus programas con el pueblo, los resultados han demostrado que están congelados, no ayudan al control sobre el proletariado, no atraen cuadros campesinos, obreros o estudiantiles, porque su principal característica es la subordinación a los gobiernos de turno. 

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3495 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad