La transición al socialismo y la conciencia del deber social

Todo ensayo que contribuya a la conformación de los espacios socialistas es válido, en función de activar "los poderes creativos del pueblo, parafraseando a Andrés Eloy o la "creación heroica" a que nos invitaba el peruano revolucionario Carlos Mariátegui. El presidente Chávez en su esfuerzo por educarnos en lo ideológico, constantemente nos indica el camino a seguir; un camino lleno de obstáculos, de vacíos, de confusiones, pero en fin, el camino que debemos descubrir todos para lo cual apelaremos a toda la potencia creativa tanto en lo práctico como en lo teórico del pueblo, para hacer nuestra propia vía al socialismo y enrumbar por buen camino “la transición al socialismo”. Nada más erróneo que pretender ser eruditos de un tema donde escasamente intentamos aportar un conjunto de ideas, de explayar algunos puntos de vista en relación a algo que sin duda requiere de mucho estudio, mucha dedicación y sobretodo de mucho ensayo, mucho intento, mucha iniciativa y voluntad, sin embargo, esa voluntad no puede caer en lo pragmático, debe ir mucho más allá a la raíz, a la esencia, a la médula y requiere de una teoría revolucionaria para la acción revolucionaria, si no hay teoría revolucionaria es imposible que haya práctica revolucionaria, si no hay teoría socialista no habrá práctica y acciones socialistas, de eso debemos estar claros.

Carlos Marx nos enseñó que la ciencia, lo científico es una herramienta de la transformación, cuando la filosofía no se limita a interpretar al mundo, sino que lo trasforma, estamos en presencia de una revolución, obviamente que el tiempo que vivió Marx no le alcanzó para entrar en detalles con respecto a esa etapa de transición en donde se produce "la crisis histórica" que nos indica Gramsci...Todo esto nos indica que, la revolución bolivariana está enfrentada a la inmensa oportunidad histórica de aunar el cúmulo de aportes del universo para agrupar en un colosal ensayo los aportes de la humanidad entera en función de transformar nuestra realidad y avanzar hacia el socialismo venezolano. De la claridad que tengamos en lo teórico dependerá el éxito y acierto y también el ritmo que le impongamos al proceso de transición.

El ensayo venezolano con las Empresas de Propiedad Social, la democracia participativa y protagónica, resume en sí misma, correctamente aplicada, lo que podemos llamar el marco teórico-jurídico en donde podemos impulsar la concreción de los espacios socialistas con las EPS. El presidente Chávez en su programa del domingo fue muy claro cuando se interrogó y sugirió ubicar acertadamente el concepto en donde se viene llevando a cabo algunas acciones con las EPS. Las EPS representa una de las herramientas en esa batalla por la conformación del modo de producción socialista, que contrasta totalmente con el capitalista, esto sugiere por simple lógica que si en alguno de los procesos se inserta el capitalismo, ese germen maligno cumpliría la función de "la papa podrida" en el saco de papas buenas, una sola papa podrida es necesaria para podrir todo el saco. Pudiéramos parecer extremistas, pero es así. Ahora bien, qué hacer, si impactamos solo una parte del proceso y confundimos la creación y generación de bienes y servicios, al igual que productos alimenticios y no nos concentramos y hacemos esfuerzos en la creación del mercado socialista, inexorablemente en alguno de los pasos seremos contaminados por el capitalismo; al producirse la contaminación del capitalismo, el resto de la red se verá afectada y tendremos la producción de productos a precio justo pero la distribución sería injusta, es decir, se afectaría de capitalismo y el producto final que consumiría el propio pueblo terminaría enriqueciendo a un montón de intermediarios que se agregarían a la cadena condenando la iniciativa socialista a un resultado incompatible desde todo punto de vista con el  socialismo, nos penetraría el capitalismo y los ensayos estarían condenados al fracaso.

Esta realidad actual, ante la carencia de una estructurada red del mercado socialista, nos limitaría a un radio de acción muy pobre si no se buscan alternativas rápidamente; pudiéramos tener un control en una comunidad, en una comuna o grupo de comunas, pero si no se concibe el tema del mercado socialista integralmente, el día que esa comuna ya no requiera de pantalones y haya una producción de 10 mil pantalones excedente, para poner un ejemplo, esa producción irá a alguna parte y como bien lo señala Chávez, el capitalismo no tiene escrúpulos para ponerse una capucha, vestirse de rojo rojito, lanzar consignas de "patria, socialismo o muerte" sobretodo cuando se trata de una buena ganancia de su mercado capitalista. ¿Que hacer? Lo más sencillo aparentemente será recurrir a mecanismos como los creados en las misiones, apoyadas con el músculo financiero, organizativo y técnico de PDVSA, eso garantizará un lapso en donde pueda despejarse las incógnitas que se suscitan a cada instante en esta lucha contra este monstruo de mil cabezas que es el capitalismo, pero todo indica que ante el avance de la producción de alimentos, bienes y servicios en ensayos de propiedad social, el tema del mercado socialista es urgente abordarlo para que no se produzca un desfase que termine por abortar la consolidación de un nuevo modelo de producción basado en el socialismo o en la propiedad social en contra de la propiedad no social.

Para ilustrar un poco esta batalla nos podemos remontar a lo que el escritor estadounidense Cornel West nos enseña en su libro "Asuntos Democráticos", editado por "El Perro y la Rana", dentro de la colección Alfredo Maneiro, y lo que West califica como: "la batalla entre el cristianismo de Constantino y el cristianismo profético", nos dice West, "El emperador romano Constantino incorporó el cristianismo al imperio dándole legitimidad y respetabilidad al cristianismo, pero le robó el fervor profético de Jesús y el fuego apocalíptico de Pablo, el judío convertido a cristiano. Hasta que Constantino se convirtió al cristianismo en el año 312 d.C. y lo discriminalizó con el edicto de Milán en el año 313 d.C y su sucesor Teodosio I lo hizo la religión oficial del imperio, el movimiento cristiano había sido cruelmente perseguido por los emperadores romanos, básicamente porque la creciente popularidad del mensaje cristiano de humildad e igualdad entre los hombres se entendía como una amenaza hacia el gobierno imperial de Roma" Cornel West, Asuntos Democráticos, pag, 147. Y continúa "Jesús fue tan brutalmente ejecutado por el imperio romano, siendo la crucifixión la táctica de castigo más horrible y terrorífica del imperio para los que ofendieran al régimen". Hacemos mención a este texto de West, para ubicar que el problema no es nuevo, no descubrimos el agua tibia para alertar de lo cruel que es el sistema capitalista con sus agentes actuando en función de distorsionar y desviar todo proceso de verdadero cambio y verdadera construcción del socialismo, en el llamado socialismo real también podemos sacar conclusiones y enseñanzas interesante, por esa razón debemos estar muy alertas y ahora cómo popularizó Antonia Muñoz “candelita que se prende, candelita que se apaga”, ahora no solo es en lo electoral, sino en todo el ámbito político, social y económico, etc, ahora, 2009 años después, con un sistema capitalista apoderado de las poderosas herramientas tecnológicas, de los medios para distorsionar la verdad, la batalla de los pueblos, nuestra batalla requiere de una visión integral del problema y de un esfuerzo supremo para cerrarle el paso a todas las desviaciones con mucha diligencia y determinación.

El tema económico y del mercado socialista no puede ser un tabú para los revolucionarios, tampoco el del modo de producción, es allí donde se requiere audacia y valentía para herir en el corazón a la bestia y acabar con ese perverso mercado capitalista que distorsiona la vida de todos, de alguna u otra manera nos vemos inmersos y afectados por los tentáculos del capitalismo, el deber de todos es combatirlo en todos los ámbitos. Esto igualmente echa por tierra las tesis de algunos que pretenden, disfrazados de socialistas,  ensayar con los llamados híbridos, capitalismo-socialismo, cuando lo correcto es tener bien claro que estamos en una batalla entre la propiedad social (socialismo) y la no social (capitalismo),  piedra angular del capitalismo la última y la propiedad social, corazón de ese mercado socialista que pretendemos construir y estamos obligados a construirlo.

Volviendo a las recomendaciones de Chávez y su insistencia por estudiar a Meszaros, creemos que el tema de la transición no debe ser para "tomársela con soda" y solo limitarse a esgrimir lo teórico; se trata de atreverse y actuar rápidamente en la corrección de posibles desviaciones, propias del proceso, no obstante, podemos justificar las lagunas de los campesinos de la cooperativas del estado Sucre, más no de quien está al frente del programa en ese estado, podemos justificar a las compañeras que producen los vestidos en Lara pero no a una Vice-ministro. Lamentablemente tenemos estas fallas que requieren de una acción contundente, el o la comandante de cualquier programa del gobierno debe tener clara la misión, a donde vamos, cual es la vía, por lo menos las nociones básicas del camino que estamos construyendo. No se trata de poner un funcionario allí para que distribuya real y otorgue créditos, se trata que cada funcionario tenga claro que aquí estamos enfrentados a un monstruo y estamos obligados a doblegarlo con las armas del gobierno y del pueblo. De qué sirven las consignas si en la práctica reproducimos el germen capitalista. Es urgente sentarse a reflexionar sobre el tema del mercado socialista pero tampoco podemos detenernos a  esperar que venga Chávez y nos lo diga todo, o nos caiga del cielo la "panacea" y conseguir el camino celestialmente, ese camino está en lo que hacemos cotidianamente. Estamos seguros que estos compañeros que están al frente de estos ensayos, si detenidamente observaron lo ocurrido el domingo y actúan en concordancia al espíritu y la conciencia revolucionaria y socialista, estos días deben ser sin duda de reflexión, de estudio, de debate; ojala sea así y se tenga una aptitud distinta  para seguir dando esta enorme batalla contra el capitalismo.

EL PAPEL DEL PARTIDO...

La burguesía que sólo usa a los partidos como herramientas para hacer perdurar su dominación, utilizaron la democracia y la distorsionaron con su concepto de "democracia representativa", tienen una alharaca con el tema de los recensos y nuevos inscritos del partido, los revolucionarios no podemos caer en esa trampa, el PSUV no puede ser la obra de una maquinaria electoral, debe ser la herramienta del pueblo para liberarse, con esto no desconocemos que estamos en la vía electoral, como debe ser, aupando el concepto de la democracia participativa y protagónica y esto hace del partido socialista algo absolutamente distinto a cualquier partido tradicional. Así como la batalla en lo económico es entre la propiedad no social (capitalismo) y la propiedad social (socialismo),  generadora ésta de la conciencia del deber social y ejecutora de la democracia en el ámbito de la economía, asimismo, la batalla entre los esquemas organizativos políticos entre socialistas y capitalistas deben diferenciarse, ellos hacen de sus partidos maquinarias electorales, nosotros debemos hacer del PSUV herramienta para la liberación. El papel del PSUV en esta transición, no puede limitarse a conformar equipos para recabar votos, hagamos un partido para crear conciencia, seamos maestros del pueblo aprendiendo de el, no pretendamos convertirnos en "dueños del partido". Paradójicamente quien tiene todo el derecho ganado y que la inmensa mayoría del pueblo considera extremadamente necesario, por no decir imprescindible, como líder, como guía, como orientador, en la práctica es el que menos se cree con ese derecho. Hugo Chávez nos da lecciones a cada instante de como debe ser el comportamiento de un revolucionario, de un socialista. Cuando Chávez nos dice: "si yo fuera alcalde viviría con un chinchorro al hombro", para la oligarquía es motivo de burla, pero para nosotros es la más firme convicción de un hombre que predica con el ejemplo y seguramente lo haría. Tengan la plena seguridad que si Chávez pudiera hacerlo lo haría, es más, se expone quizás demasiado siendo presidente; claro, el imperio y la burguesía saben que eliminando a Chávez el frenazo es terrible, se desbordaría la violencia hasta hacerse incontrolable, sin embargo, para nadie es un secreto que los planes imperiales pasan primordialmente por intentar asesinar al presidente, no sería la primera vez que lo intentan. Traigo esto a colación para hacer una reflexión a nuestros alcaldes, gobernadores y cualquier otro funcionario ¿Se justifica que alguien que no está amenazado como el presidente se encierre en medio de "círculos de seguridad", porteros, vigilantes, espalderos? Quizás no lo hagan de mala fe o sea ésta una actitud deliberada, prefiero pensar que es producto de esa torcida cultura capitalista que heredamos de la "democracia representativa", pero es hora de despertar camaradas y colocarse en la vanguardia de los cambios en todos los aspectos que nos garantice acelerar la marcha en la transición hacia el socialismo. En todo esto el partido está llamado a cumplir un rol fundamental, la ideología socialista está en la primera línea de batalla, con sencillez, con humildad, con conciencia nuestro partido debe ser el rostro del pueblo más humilde, sin prepotencia, sin imposiciones, sin ínfulas de jefatura. El día en que el partido lo sienta el pueblo todo como suyo, como su fusil para la batalla, como su guía, como su creación verdadera, estaremos dando un salto monumental en este duro proceso de la transición al socialismo, sobretodo porque estaremos creando en la conciencia del pueblo la responsabilidad del deber social.

latojeda@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2825 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor


Notas relacionadas