¿Cómo actúan?

El trabajo ideológico de la oposición (No.3/5)

 (En el documento anterior hemos señalado que la red de organizaciones e individuos que conforman la maquinaria ideológica de la oposición actúa de manera sigilosa y encubierta. Recordemos que la ideología, entendida en su acepción marxista, es sinónimo de “falsa conciencia”. En palabras de Ludovico Silva: “Para Marx… Toda ideología era esencialmente reaccionaria. La ideología era aquella parte de la conciencia social destinada a la preservación ideal del orden de explotación establecido. Lo que mueve a un obrero revolucionario no es una “ideología”, sino su contrario: una conciencia de clase… La ideología es, por definición, deformadora y falsificadora” (“Anti-manual para uso de marxistas, marxólogos y marcianos”, Monte Avila Editores, 1974). Destacamos así tres acciones “deformadoras y falsificadoras”: el encubrimiento premeditado, la difusión alienante y la falsificación arrogante.

1. El encubrimiento premeditado.

Todas estas organizaciones e individuos encubren los objetivos que buscan alcanzar. Este ocultamiento es lo que podríamos identificar como su “máscara ideológica”. ¡Para ellos pareciera que todos los días del año son Carnaval! Afirman promover el diálogo y la reflexión entre los venezolanos, incentivar la organización y la participación ciudadana y política, la renovación y el fortalecimiento del liderazgo político, social y económico, con independencia de su afiliación ideológica. ¡Todos actúan con más desprendimiento y entrega que la propia Madre Teresa de Calcuta! Recordemos cómo SUMATE se rasgaba las vestiduras definiéndose como “organización independiente”, al igual que SINERGIA cuando el CNE prohibió su campaña “¿Pa´ dónde vas Venezuela?”. Este es un signo distintivo de su libreto ideológico. Sus acciones son siempre realizadas en el marco de los valores de la democracia, de la libertad, de la inclusión y de la tolerancia, y en la búsqueda de consensos. ¡De nuevo, la Madre Teresa de Calcuta presente! Resulta que quiénes siempre excluyeron, ahora incluyen. Ante cada afirmación hipócrita, sólo les falta repetir la letanía cristiana, ¡Ave María purísima, sin pecado original concebida! A los valores antes mencionados, le agregan un nuevo y peculiar valor, el “valor de los sueños” y que ellos presentan como el valor de “sueño individual”. Un nuevo malabarismo propio del pensamiento liberal e individualista de la burguesía: según ese criterio, de la suma de los sueños individuales se desprende, de suyo, un sueño colectivo y un sueño de nación. ¡La cuadratura del círculo! También señalan literalmente que “más que educar” lo que buscan es “enamorar para convencer”. ¡Son sus propias palabras! Efectivamente, no buscan “educar” como vía que pueda generar conciencia sino “enamorar” como vía para ideologizar.

2. La difusión alienante.

Los medios y las herramientas que utilizan para la difusión de sus mensajes son todos los que existen y cualquier otro que la perfidia ideológica pueda inventar. Tienen a su servicio el inmenso aparato ideológico del capitalismo que ya hemos identificado y que va desde los medios de comunicación social, la industria del entretenimiento y de la publicidad hasta las misas dominicales. Utilizan todas las herramientas posibles de comunicación: talleres de formación, seminarios, presentaciones, libros, folletos, videos, micros, obra de teatro, canciones, dibujos animados, textos ilustrados, concursos, actividades recreativas, etc. Ya señalábamos que recurren a mensajes sencillos, fácilmente entendidos que puedan ser recordados sin dificultad para ser integrados, sin mayores obstáculos, a nuestros códigos diarios de valores, a nuestra conducta y a nuestro lenguaje. Permanentemente incluyen nuevos materiales y realizan encuestas de opinión para hacerle un seguimiento continuo al resultado de su proceso ideológico. Abarcan todos los sectores sociales por vía de innumerables programas e iniciativas. Sólo citaremos, como ejemplo, los programas y proyectos que desarrolla una de ellas, la organización “Liderazgo y Visión”: 1) “Programa para Formación de Líderes Emergentes”; 2) “Programa de Apoyo a Comunidades”; 3) “Proyecto de Aprendizaje (PA)”, de planificación didáctica para docentes; 4) “Proyecto Educativo Integral Comunitario (PEIC)” para la incorporación de toda la comunidad educativa; 5) “Programa de Formación para Servidores Públicos”; 6) “Programa de Formación de Multiplicadores”; 7) “Programa de Formación de Voceros”; 8) ”Programa de Pequeñas Donaciones”; 9) Cursos de Inducción para docentes y charlas a los nuevos alumnos de las Universidades; 10) Obra teatral, “Manojo de Sueños”; 11) “Programa para Líderes Comunitarios”; 12) “Programa Auto Comprensión de Venezuela”; 13) Programa “Construyendo los Sueños” (patrocinado por el Banco Mundial) que incluye los proyectos: “Un Sueño para Caracas”, “Un Sueño Turístico para Venezuela” y “Un Sueño para la Agricultura”. ¡Estos son solamente los programas de “Liderazgo y Visión”! La lista sería casi interminable si agregásemos todos los programas en desarrollo de las demás organizaciones.

3. La falsificación arrogante.

Todos estos programas que ellos endulzan con el nombre de “pedagogía social”, se construyen en, lo que podríamos calificar, un “laboratorio ideológico” donde participa el equipo multidisciplinario de profesionales y técnicos al cual hicimos referencia en el documento anterior. Es propiamente un laboratorio, no es una figura retórica que estamos utilizando: se definen las premisas y los objetivos, se establecen las metodologías, se diseñan científicamente los mensajes, se preparan las estrategias, se realizan pruebas y ensayos prácticos, se evalúa su eficacia, se validan los resultados y se mide su aceptación. Tienen algunos libros y documentos de referencia que orientan este trabajo de quienes se sienten superiores al resto de la población. En el caso de “Liderazgo y Visión” es el libro, “Un sueño para Venezuela”, presentado como un proyecto de país, de largo plazo. De allí se originan todas las iniciativas. Llevan adelante diversas líneas de trabajo ideológico que ellos llaman “líneas de investigación” y elaboran “informes de referencia” para orientar sus acciones. Pocas veces podrá encontrarse mayor carga de cinismo y arrogancia, y desprecio por el ser humano – el desprecio que deriva del engaño – que lo que revelan estos programas y proyectos tendientes a preservar el orden establecido del capitalismo.

El objetivo ideológico deseado sólo se logra repitiendo varias veces y por diversos medios e instrumentos los mismos mensajes claves que quieren integrar en nosotros. No tiene cabida el más mínimo rezago de honestidad.

En la próxima entrega: ¿A dónde llegan?

inprocoin@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3670 veces.



Reinaldo Quijada y Maritza Mendoza


Visite el perfil de Reinaldo Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a70775.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO