No perder ni una Gobernación

Después de la derrota del 2 de Diciembre, no podemos darnos el lujo de perder ni siquiera una gobernación. Que existan razones en algunas regiones para el descontento, ese criterio mas que respetarlo, hasta se comparte, pero de allí a que nos abstengamos a participar y propiciemos con esta postura un revés electoral y salir el 24 de Noviembre a decir; “Viste que teníamos razón” eso es tan reprobable como la praxis de aquellos que criticamos.

Yo no creo que mis razones, mis arrecharás o descontentos puedan estar por encima de la supervivencia de este proceso; entonces, ¿donde esta el compromiso?; ¿Dónde esta lo democrática?; ¿Qué diferencia hay a la actitud de Caldera cuando perdió las internas con Eduardo Fernández?, la misma hermano, es reproducir la política cuata republicana a la que no escapo la izquierda camburera en la que militamos.

Pensar y actuar así es no hilar con genialidad en función de lo estratégicos, acaso que es sencillo el contexto en que se desarrolla la revolución bolivariana. Imaginémonos un escenario donde en algunos estados exista descontento y salgamos divididos o en el menor de los casos no aportemos a la participación en el evento electoral y por consiguiente se pierdan unas diez gobernaciones. ¿Ustedes creen que la inmensa mayoría de los medios de comunicación nacional e internacional se encadenaran para presentar nuestros analices del porque se perdieron esas gobernaciones? , no camarada, no se encadenaran para eso, se encadenaran para con esas cifras decir de la inviabilidad de lo que unos “locos” pretenden hacer en America Latina. Y esto no se trata de la atormentadora burla después que nuestro equipo preferido de béisbol pierde el campeonato. Esto no se trata de una sana confrontación deportiva que el chalequeo como se dice en el argo contemporáneo pasa a los tres días; se trata de una cuestión de vida o muerte o mejor dicho DE PATRIA O MUERTE; después de tener una perdida así vendrán las acciones de los gobernadores de oposición y no vendrán dispersas, vendrán unidas y no solo a la estrategia nacional de la oligarquía criolla, vendrán unidas a la estrategia de la oligarquía colombiana, limeña , boliviana dirigida por supuesto por los Estados Unidos y no diferenciaremos una rueda de prensa en Santa Cruz de Bolivia, En Bogota, Miami o Altamira, y los inmorales golpistas criollos, y los indigentes políticos llámese Ismael García , Petkoff, Pablo Medina, Ramón Martínez y otros tantos, hijos de una izquierda limosnera ( que no fue esa izquierda de la gran mayoría de revolucionarios donde la dignidad esta por encima de todo) ocuparan los espacios de los grandes canales arengando como en el 2002 a las hordas neofascistas .

Camarada ese será el escenario si no cerramos filas.

En lo interno del campo patriota tenemos que transitar con nuestras debilidades y diversidad de intereses. La lucha de clase se expresa en el mismo movimiento que a impulsado los cambios eso es así, es la lucha de contradicciones entre una cultura capitalista que se niega a morir y una cultura revolucionaria que puja por nacer, si nosotros ganamos todas las gobernaciones podemos desde una posición de fuerzas, corregir y hasta expulsar a quienes no transiten bajo los principios de la ética socialista, eso con la fuerzas que inevitablemente se tiene que dar desde el poder real; El Poder Popular (batallones, consejos comunales, consejos obreros, consejos estudiantiles, de campesinos, etc. ), allí esta el trabajo, tenemos muchos por hacer , como decía el panita Alí “abramos brecha y después contamos”.


josehog13@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1945 veces.



José Humberto Ovalles Gil


Visite el perfil de José Ovalles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas