Vargas al ajillo

Se desataron los caballos!. Desde que abrieron la página del CNE, para inscripciones de las candidaturas del PSUV, para gobernador o alcalde y pusieron el Punto Rojo, se está produciendo una carrera para ver quien se inscribe primero.

Estamos completamente de acuerdo en el amplio sentido democrático de esta medida liberadora en relación a las candidaturas, pero de allí a que se produzca una especie de estampida loca, hay una gran distancia.

Señores por favor!...Hay que tener cierto sentido del RIDICULO.

No es posible que algunos compatriotas, que son medio conocidos en su casa a la hora del almuerzo, se atrevan a inscribirse como gobernador o alcalde. Nadie discute su derecho, pero por favor!.

Hemos sabido que por VARGAS están desfilando “candidatos” de todos los tamaños y calibres.

Debemos puntualizar lo siguiente:

Si bien, el reglamento dice que cualquier militante del partido, puede elegir y ser electo, no es objetivo pensar, que si usted viene de Tucupita y la única vez que ha pasado por el Litoral, fue cuando se montó en un avión que lo llevó a Maturín, ¿entonces, a que vienen esas ansias de ser gobernador en nuestro estado?. Nos halaga tanto interés, pero preferimos pasar

No somos sectarios ni chauvinistas, pero por Dios!, hay que tener un poco de sentido común.

Si, muy bien señor, usted tiene un nombre como ex funcionario nacional, pero está en la misma circunstancia de contacto y conocimiento de una región que el iluso de Tucupita.

Dado el creciente nivel ideológico de nuestro pueblo y sobre todo de las masas chavistas en este estado, todo aquel que aspire, debe haber realizado una labor en beneficio directo de nuestros vecinos. Ya no estamos en los tiempos de la Cuarta, en que un Rafael Poleo, mentira fresca, llegó a ser senador por Vargas y nadie lo sabía.

En cuanto a los folclóricos que quieren ver su nombre en la lista de los candidatos, para luego hablar paja en la reunión de los concañeros del sábado, son en estricto sentido o unos payasos o unos saboteadores.

El delegado ese de una parroquia central de Vargas, quien fue electo con 8 votos y 6 eran familia, que ahora se cree alcalde, no pasa de ser un mal chiste.

Por más que sea…para ser gobernador se deben calzar algunos requisitos, algunas ejecutorias, algunos méritos. No se puede caer en los vapores de una fantasía enfermiza, para banalizar este proceso, el cual debería ser de altura ejemplar.

Todo aquel que pasó por la administración pública y estuvo enredado en un reemplazo por la mano de su gran jefe, quien nunca más lo nombró, que nunca le agradeció nada, es mejor que se queda tranquilo en su definitivo retiro y no venga a importunarnos con candidaturas forzadas.

Todo aquel que dice ser muy eficiente, que ERA la maravilla del siglo y que puso la comiquita en funciones electorales de la Reforma Constitucional, bien lejos!.

Los inhabilitados, los despechados, los loquitos, los brujos reparte neveras, los tontos, los ilusos. Líbranos Señor!

Aquí queremos un candidato(a) serio, con experiencia, que garantice la continuidad de la obra revolucionaria en Vargas, que no traiga “roscas”, que respete a los trabajadores del estado, que siga las obras de reconstrucción, que sea accesible y ponderado. No queremos sobresaltos y arbitrariedades.

Aquí nuestra gente, sabe lo que quiere.

fnatera@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1880 veces.



Francisco Natera


Visite el perfil de Francisco Natera Amundaraín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas