Chirino, Tascón y Carlos Giménez... por ahora

“Primero se llevaron a los negros

Pero no me importó

Por que yo no era negro.

En seguida se llevaron algunos obreros

Pero no me importó.

Después aprendieron a los miserables

Pero no me importó.

Por que yo no era miserable

Después agarraron algunos desempleados

Pero como yo tengo empleo

Tampoco me importó

Ahora me están llevando a mí

Pero ya es tarde

Como yo no me preocupé por nadie

Nadie se preocupa por mi.”

BERTOLT BRECHT.

En política es vital la identificación real del enemigo, pero más vital aún es no perdernos en el objetivo por enfrentarlo una vez identificado. Si esta afirmación es real, y si nuestro objetivo es avanzar al socialismo entonces esta claro que el enemigo a vencer no es otro que el capitalismo y todo aquello que lo represente.

Hago esta introducción por que veo con profunda preocupación como nos vamos alejando del objetivo principal y sin darnos cuentas aceptamos que el enemigo nos gane terreno y en cierto modo con un silencio cómplice lo permitimos. Muchas veces por mezquindades, posiciones egoístas y hasta oportunistas muchos compañeros le hacen el juego a quien sin duda alguna no escatiman esfuerzos para impedir que cristalice la emancipación de nuestro pueblo y la construcción de un nuevo modelo político que se contraponga al capitalismo.

Es lamentable ver a quienes desde lo interno de este proceso coquetean con los enemigos del pueblo, y permiten que estos ganen terreno, pero mas que lamentarlo, es de vital importancia irlo develándolo, prueba de ello es esa actitud desesperadas de quienes plantean sin ningún tipo de sonrojo la conciliación con sectores de la burguesía y los empresarios explotadores de nuestros trabajadores, a quienes les han venido otorgando concesiones en detrimento de nuestro pueblo, liberando los precios de algunos productos básicos, permitiendo la flexibilización laboral, etc. Todo esto es una muestra clara de que nos estamos alejando de nuestro objetivo principal, permitiendo que el enemigo avance, desplace y atropelle a nuestros cuadros revolucionarios, un ejemplo de ello es el injusto despido hecho contra el camarada Orlando Chirino, hombre revolucionario clasista, luchador incansable por las justas reivindicaciones de los trabajadores. El despido de Chirino es el fortalecimiento de la vieja práctica patronal de atropello al trabajador lo cual estamos en la obligación de enfrentar.

Otro golpe representa la acción emprendida contra el Diputado Tascón, quien ha venido siendo descalificado por tener el atrevimiento de denunciar algunos hechos de corrupción así como poner en evidencia a la nueva derecha endógena, esa que crece hoy bajo la sombra del estado y que se disfraza de revolucionarios y fungen como los más leales seguidores de este proceso. Es necesario alertar a nuestro pueblo, a esos hombres y mujeres luchadores y luchadoras, revolucionarios y revolucionarias, forjadores de sueños libertarios y emancipadores que representan la gran mayoría del país, pero que no tiene en sus manos el poder, ese que esta siendo usurpado por esa minoría burgués, y que usando esos factores reales de poder vienen poco a poco desplazando y enfrentando a nuestros revolucionarios.

Un último golpe dado por estos sectores contrarrevolucionario que no tienen otro objetivo que impedir la lucha popular y la posibilidad real de la revolución y el socialismo, es la intención de inhabilitar políticamente a Carlos Giménez, por que mas allá de las criticas que podamos tener de su gestión de gobierno y la responsabilidad que algunos de sus funcionarios deban asumir, para nadie es un secreto que Carlos Giménez es un hombre forjado bajo la lucha revolucionaria, pero mas lamentable es ver que quienes hoy pugnan por su caída, son aquellos que le conocen y compartieron junto a él tiempos de lucha, y que creen que porque hoy están sirviendo de esquiroles e inquisidores de camaradas revolucionarios para congraciarse con los nuevos y viejos representantes del capital, “serán salvados”. Es lamentable camaradas que no se den cuenta que ustedes no son mas que tontos útiles, que no representan a su clase y por tanto solo los utilizan.

Hoy son Chirino, Tascón y Carlos Giménez. Mañana vendrán por ustedes y también por el pueblo. Es por eso que hoy mas que nunca debemos unirnos de manera solidaria a favor de todo aquel camarada que esta siendo atropellado por las fuerzas reaccionarias de la contrarrevolución para que no nos pase como ese sabio poema de Bertolt Brecht y para que cuando vengan por nosotros, no sea ya demasiado tarde.


Nmvp2002@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3332 veces.



Natali Vásquez


Visite el perfil de Natali Vásquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Natali Vásquez

Natali Vásquez

Más artículos de este autor