En Venezuela...los pata en el suelo están en el poder

Cómo hago... para engañar a los índices de mis dos manos para que se monten frente al teclado, diciéndoles que son libertadores en el tiempo...

si ellos saben muy bien que su dueño, es un simple indio viejo, que a los 18 años dejó de estudiar por tener que trabajar.

Cómo hago... para expresar en un simple escrito el sufrimiento infinito de los excluidos de siempre.

Cómo hago... para explicar a mi gente que es mi corazón el que escribe, y esta es la única forma en que él sabe hacerlo.

Cómo hago... para que mi otro yo, me permita seguir escribiendo, cuando me repite casi a diario que soy un tonto repetitivo, si él es testigo más que nadie, de mi reducido vocabulario.

Cómo hago... para que mis compañeros de Aporrea comprendan que no se escribir poemas, cuando en algún escrito me dicen que lo mande para Encontrarte, si sólo intento llegar de corazón a corazón con mi pueblo..............

(...) A diario escuchamos, hablamos y oímos quejas de todo tipo, contra compañeros que no están haciendo bien las cosas en el gobierno.

También de otros que de compañeros no tienen nada, que se aprovechan de nuestro proceso revolucionario para un lucro personal, cobarde y mezquino.

Reclamos por doquier, sobre prácticas que se asemejan a la Cuarta República y se alejan de el destino que sueña nuestro líder.

Interrogantes, preguntas y dudas, que muchas veces se pierden en un laberinto sin respuestas.

Ahora bien, dejando de lado por un momento nuestros justificados y no tan justificados reclamos, y pensemos en algo vital:

¿Será que muchos de nosotros olvidamos, que por primera vez en la historia de nuestra amada patria, nos hemos convertido gracias a nuestro comandante, en los dueños de nuestro propio destino?

¿Será que somos concientes, que ante todo estamos obligados dentro de nuestras filas a sumar y nunca a restar o dividir?

¿Será que estamos bien claros, que los que nos encarcelaron, los que nos torturaron y los que nos mataron, no pueden volver nunca más al poder?

No quiero pensar y me resisto a imaginar, que cometeremos los mismos errores de siglos de esclavitud.

A nuestros antepasados originarios, los conquistadores españoles, los burlaron con espejitos y piedritas de colores, masacrando después a nuestros ilustres caciques, que nos siguen reclamando en el tiempo que no olvidemos su lucha.

Por el 1800 llegó nuestro inmortal Libertador y entre traiciones e intrigas ahogaron su lucha emancipadora, 200 años después llega otro visionario sin igual...

¿Repetiremos los mismos errores?

¿Permitiremos que nuestro egoísmo personalista, prive a nuestras futuras germinaciones de una libertad merecida en los siglos del tiempo, y que hoy nos convierte en esclavos sin cadenas?

¿Desgastaremos a nuestro líder y lo dejaremos caer en un abismo de injusticias por nuestro estúpido proceder?

¿Dejaremos que los farsantes de antaño nos vuelvan a engatusar con sus mentiras de siempre y regresen al poder y nos borren de un solo plumazo los logros alcanzados?

Estamos obligados por compromisos contraídos con nuestro pasado, y con un futuro que no viviremos, a dar la vida por esta lucha emancipadora que ya no resiste mas prórrogas.

Por la patria, debemos cerrar filas y luchar contra nuestro enemigo común, y derrotarlo en las próximas elecciones por las Alcaldías y Gobernaciones que pretenden arrebatarnos.

Pero eso sí, con candidatos elegidos por nuestras propias bases como quiere nuestro comandante. Demos una nueva lección de hidalguía y patriotismo y repitamos una revolcada a Globovisíon y sus secuaces.

“LA CAUSA DE LOS PUEBLOS NO ADMITE LA MAS MINIMA DEMORA” José Artigas.

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

jovarela33@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4065 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Varela

José Varela

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a50827.htmlCd0NV CAC = Y co = US