¡Ojo Cogollos!

Ante la proximidad de la culminación del Congreso Fundacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), donde entre otros aspectos se estará estableciendo la forma de designación de las autoridades del nuevo partido, así como también la selección de candidatos a cargos de elección popular, ya se han comenzado a escuchar voces de alerta dentro de los participantes del Congreso Fundacional, donde hemos apreciado en los medios de comunicación, expresiones tales como: “Acabar con la cúpula, el dedo y los grupos que se nombran entre ellos; Aquellos que ejerzan cargos dentro de la directiva provisional del partido, no repitan como integrantes de la directiva nacional; Quienes estén dentro del Gobierno no formen parte ni de la directiva nacional ni de la regional; Que los candidatos a Gobernadores y Alcaldes provengan de las bases”.
Considero de suma importancia se tome con seriedad estas propuestas ya que los tiempos son otros, y para el Presidente no es fácil seguir cargando con bacalaos, sirviéndole de portaviones para que puedan llegar a ocupar cargos de elección popular y luego le dan la espalda al pueblo manifestando, unos públicamente, otros mas reservados en su pensamiento, que el cargo no se lo deben a Chávez sino se lo ganaron ellos por su carisma y ascendencia sobre el pueblo. En algunos casos es cierto, hay algunos políticos que debido a su gestión y credibilidad han llegado a convertirse en verdaderos líderes regionales, pero otros han resultado un fiasco, que fuera de ayudar perjudican la gestión de gobierno y han hecho perder espacios al Chavismo como se demostró en el pasado referendo constitucional.

En el caso de la selección de Gobernadores y Alcaldes, ¿quién puede conocer mejor cual será el mejor candidato sino los pobladores de esa localidad determinada?, ya que ellos son quienes viven el acontecer diario, y saben quien trabaja por mejorar las condiciones de su pueblo y quien no. Uno de los elementos fundamentales es la gestión, y por el bien del pueblo y del partido naciente, espero no se designe un candidato cuya gestión haya sido cuestionada o cuyos resultados no estén a la vista.

En el caso de la directiva del partido también coincido con los representante de los batallones, que los cargos deben ser renovados con cierta periodicidad, diría yo cada dos años, para así evitar el caso de los partidos tradicionales, donde los mismos dirigentes nacían y morían como directivos ese partido, cercenando la participación de la juventud. En mi criterio, tampoco deberían ser directivos del nuevo partido aquellos que funjan como contratistas, ya que podrían utilizar esa prerrogativa para avalar malos manejos, o presionar a cualquier gobernante para que le de un contratico.

Para garantizar la transparencia en los nuevos periodos de cada gobernante, se debería restringir la participación a aquellos candidatos que se les haya demostrado hechos de corrupción o mal uso de los dineros públicos, así no hayan sido sentenciados, pero que si se le comprueba mediante auditoria que su gestión no se rigió por los procedimientos establecidos en nuestra normativa legal, no se le permita participar como candidato; Ya que si esperamos la decisión de un tribunal, por la tardanza de los procesos judiciales, estaríamos cometiendo nuevos errores.

La misma medicina debería tomarse la oposición para deslastrarse de esos manejos del pasado que los hicieron sucumbir, para poder competir y tener aspiraciones de triunfo en un ambiente político que se les ha hecho esquivo y se ha revolucionado totalmente.

Email: reinaldosilva119@hotmail.com.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1747 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a49791.htmlCd0NV CAC = Y co = US