"La Cultura de la Queja"

Si podemos hablar de un vicio que poseamos los revolucionarios es el de la "cultura de la queja". Parece que nos olvidamos que hace ya casi 9 años que estamos en el poder, pero seguimos hablando y "quejándonos" como si fuésemos de la oposición disociada, e inmediatamente le hacemos el juego al enemigo.

Apenas escuchamos un chisme, un rumor a cerca de lo "corrupto" que es el "ministro fulano" inmediatamente lo creemos y le agregamos nuestra propia pimienta. Así "ningún diputado sirve", "todos los gobernadores y los alcaldes son ladrones", "los ministros están siempre guisando".

Hoy me llegó una lista por e mail de los "supuestos testaferros" de los funcionarios y ministros del gobierno bolivariano, lo extraordinario es que me la hizo llegar una compatriota que se nota sinceramente comprometida con la revolución. Dentro de sus comentarios me hace ver que "por esto perdimos el referéndum", Es decir, la fulana lista enloda a "tuttilimundachi", incluido nuestro Presidente, y la compatriota "cree que es verdad".

"El documento" de marras es titulado: Los 27 principales testaferros del gobierno. La lista de los 27 testaferros del Régimen (actualizada).

Y en efecto aparecen 27 nombres y descripciones de:banqueros, financieros, traficantes de armas, agentes de todo tipo, incluso algunos de los condenados por el caso de los "sobres-bombas", el atentado a McDonald, el lanzamiento desde un helicóptero de una persona, etc, todos o casi todos, ligados a los negocios sucios, lavado de dinero, trafico de armas, estafas asesinatos, y demás porquería de los gobiernos de AD y COPEI. Más recientemente, Todos o casi todos comprometidos hasta los tuétanos con el GOLPE DE ESTADO y el SABOTAJE PETROLERO. Sin embargo, a cerca de la supuesta participación de estos personajes y pillos en relación a ser "testa-ferros" de funcionarios del gobierno, ¡NO MUESTRAN UNA SOLA PRUEBA!

  Déjenmedecirles algo camaradas, por mi parte nunca voy a repetir nada ni parecido a lo que dice "La canalla oposicionista", nunca me referiré al gobierno revolucionario en el asqueroso lenguaje de los disociados, si tengo algo que decir, si tengo algo que denunciar, lo hare: primero con pruebas en la mano, segundo hablando desde el corazón y no desde la pura lengua.

La crítica si no es constructiva no es revolucionaria y mejor que la crítica es la "auto-critica".

Si nuestros diputados fueran la mitad de lo deshonestos que dicen los enemigos y nuestros "loros" que son , ya el presidente estaría por lo menos en la cárcel de "Guantanamo",

¿Sabemos nosotros cuantos millardos ofreció el imperialismo a los revolucionarios en cargos claves para descabezar al presidente?, el Kino es poco compatriotas y "NO SE VENDIERON", (salvo los que no han aguantado "una pedida" como Miquilena y su combo, el gordo Rosendo, el monje loco y un tal Palmar).

Defendamos nuestro proceso compatriotas ,defendamos a nuestro Presidente, defendamos a nuestro "cuadros" honestos. No hablemos por hablar, seamos revolucionarios serios y consecuentes, la rectitud también está en lo que se habla y como se habla.

No se trata del silencio cómplice, no se trata de "alcahuetear" a nadie, no se trata de "hacerse el loco", ni de "hacerse de la vista gorda", cuando somos testigo de un mal comportamiento o de una conducta deshonesta de los hombres y mujeres del gobierno revolucionario,no, nuestro deber es denunciar el echo, atacar con todas nuestras fuerzas el problema y tratar de solucionarlo, llegar a las últimas consecuencia, los principios no se negocian, pero sin especulaciones o acusaciones temerarias sin ningún tipo fundamento y mucho menos haciéndole el juego a los enemigos de la revolución.

"HAGAMOS NUESTRO TRABAJO POR LA PATRIA QUE QUEREMOS,
SEAMOS VERDADEROS REVOLUCIONARIOS,
PARA GANARNOS EL DERECHO A HABLAR"

¡SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2336 veces.



Rafael Urdaneta


Visite el perfil de Rafael Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social