¡Si al 337!

Se ha armado una gran alharaca en lo que a la reforma del artículo 337 se refiere, sobre todo la oposición dando más chillidos que un camión de cochinos, hablando de los derechos humanos que serán vulnerados por el referido artículo cuando sea promulgada la reforma. De cuando acá, esa gente que tanto berrinche ha armado ha respetado los derechos de los demás, sobre todo de las grandes mayorías y como dijo ayer el imbécil de Ismael García: "Verdugo no pide clemencia".

Suena hasta ridículo, esa reclamadera de derechos de todos esos fascistas incluyendo a esos obispos inmorales de la Conferencia Episcopal, vagabundos que deberían estar pagando penitencias por mentirosos y manipuladores.

Lo que resulta incomprensible es que gente que dice que está con el proceso, se esté haciendo eco de esas exigencias de la oposición, señalando derechos que fueron omitidos en el 337.

Por muy humanista que sea un gobierno, siempre existirá el riesgo de que se cometan excesos y es algo inevitable, por una razón muy sencilla, siempre habrá entre la gente que compone cualquier agrupación, sociedad o como se le quiera llamar, una nota discordante, entonces pretender que a través de la consolidación de un verdadero sistema socialista, se van a erradicar todas las fallas y errores, de por sí ya es un error, porque así somos los seres humanos, llenos de imperfecciones y por esa misma razón nunca vamos a alcanzar la perfección.

Este artículo si no es perfecto por lo menos tiene un alto contenido de respeto por la condición humana, incluso con aquellos individuos que no se merecen ese respeto allí contemplado. así pues, las críticas que gente nuestra le ha hecho al artículo no tiene justificación. Acaso, esos que hoy en el lado de la oposición, hablan de derechos humanos, ¿Respetaron el derecho a la vida que estaba consagrado en la constitución del 61 cuando Betancourt suspendió las garantías?, ¿Cuántas personas no asesinaron y desaparecieron?. Esta basuras están acostumbradas a cagarse en las leyes y en la constitución y pretenden continuar en esa actitud, pero se les acabó el pan de piquito, más tarde o más temprano van a tener que entrar por el aro, por las buenas o por las malas. Patria, Socialismo o Muerte... Hasta la Victoria Siempre, Venceremos. ¡Ahora sí!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3222 veces.



Arno Rafael Martinez Ochoa


Visite el perfil de Arnó Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas