La especulación sigue campante y nadie le para pero ni 1/4 de bolas

¿Qué hará falta para que el gobierno emprenda una acción efectiva para enfrentar la especulación?. Así como se acomete un operativo nacional para atacar la inseguridad, ¿Por qué no se activa un operativo similar a gran escala para hacer lo propio con la especulación?. He tocado este tema hasta el cansancio, por enésima vez y eso parece resbalarle a todo el mundo. No es posible que los precios de los productos que no están sujetos a regulación, los aumenten a cada rato y cuando algún funcionario menciona el asunto de la especulación, lo hace de una manera muy superficial y rápida, no le da la importancia que debiera.

Entró en vigencia el nuevo salario mínimo y ese nuevo salario mínimo fue tragado desde hace bastante rato por la especulación desatada desde antes del anuncio del aumento del mismo a partir del 1° de Mayo pasado.

La especulación en Venezuela es tan arrecha que hasta se tragó a la inflación, porque aquí es hasta ridículo hablar de inflación. El INE y el BCV en sus estudios estadísticos tendrían que referirse en cada período a "Niveles de Especulación" y no de inflación.

Se burlan del gobierno los especuladores y se ha generalizado esto de tal manera, que si el gobierno decidiera tomar acciones contra sus protagonistas como por ejemplo, llevarlos a la cárcel, no podría, simplemente por que todo el mundo está robando a través de la especulación y no hay cárcel para tanta gente.

Tiene que haber una solución efectiva y yo le propondría humildemente al Presidente Maduro, que aproveche la Habilitante, que seguramente se la van a aprobar, para que congele los precios de absolutamente todos los productos por espacio de unos cinco años, tiempo suficiente para hacer un estudio completo de estructuras de costos y la creación de un organismo fuerte para llevar a cabo esa labor y así establecer márgenes de ganancias razonables en la comercialización de "Todo".

No se hace nada decretando aumentos de salario mínimo todos los años que ya vienen acompañados con su "ración" de especulación que siempre los superan con creces. También la especulación traerá como consecuencia más tarde o más temprano, que las autoridades del Banco Central de Venezuela se vean en la necesidad de la creación de nuevas emisiones de billetes de alta denominación como los de 500, 1000, 2000, 5000, 10.000, 20.000 y 50.000 y se tenga de nuevo que regresar a una nueva reconversión monetaria, valga la redundancia, para simplificar las operaciones financieras, lo que desataría otra ola especulativa y se convertiría esto en el cuento de nunca acabar.

Es por ello que el fenómeno de la especulación hay que darle la seriedad que le corresponde, hay que tipificarla como delito y al especulador como delincuente y las sanciones no pueden seguir siendo multas o cierres temporales, tiene que ser cárcel y ya verán si se acaba o no la especulación. Ahí les dejo mi idea, ¿Quién sabe?, de repente no es viable.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1929 veces.



Arnó Martínez


Visite el perfil de Arnó Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: