La mal llamada "Canasta Básica"

La mal llamada "Canasta Básica" no es más que otra perversión creada por el capitalismo para joder a la gente. En base a esta canasta se establece "regulación" a una cantidad muy limitada de productos y cuando digo muy limitada cantidad es mucho muy limitada.

Pues, esa regulación a través del tiempo ha dado lugar a que el resto de los productos que no están ubicados dentro de ese rango, sean vendidos al precio que más convenga a cualquier comerciante sin ningún tipo de rubor lo que ha traído como consecuencia que la inflación en Venezuela se haya convertido en un factor incontrolable para cualquier gobierno, bien sea de la cuarta o de la quinta república y por supuesto ahora con más razón porque la especulación forma parte de la permanente conspiración a la cuál los venezolanos hemos estado sometidos en los últimos años para tratar de derrocar al gobierno.

Lo cierto de todo esto es que los altos funcionarios del estado que están encargados del manejo de la economía pareciera no haberse dado cuenta de que eso es así, cosa que resulta muy grave considerando que los ciudadanos de a pie como nos llaman por ahí, si nos hemos percatado de esa situación mientras que los expertos en la materia viven en la luna. ¿Por qué en el gobierno se insiste en seguir utilizando esa figura de la canasta básica?. Hemos dicho hasta la saciedad que el mecanismo más eficaz para combatir la especulación es a través de un estudio pormenorizado de las estructuras de costos por supuesto para establecer márgenes de ganancia razonables en la comercialización de todos los productos, acompañados de una reglamentación que se debe cumplir al pie de la letra y que cuyo incumplimiento generaría sanciones bastantes fuertes y así evitar que se concrete ese incumplimiento.

¿Es acaso descabellado lo que estoy diciendo?, ¡No!, es lógico y perfectamente viable donde no se requiere ser un genio de la economía. La figura de la "Canasta Básica" es un mecanismo perverso ya que todo producto es sensible de regulación incluyendo cualquier servicio público por una razón muy sencilla: Todo producto tiene un costo de origen o de nacimiento o como se le quiera llamar. Partiendo de ese principio se puede o se debe o mejor aún, se tiene que establecer márgenes de ganancias que no sean usura. ¿Es tan difícil de entender esto?, incluso una botella de whisky del más fino y añejo tiene un costo de origen, bien sea por su fabricación o por lo que costo su importación. ¿Entonces por qué se permite que se esté robando literalmente a la gente vendiendo productos a precios que están excesivamente elevados en comparación con el precio de costo ocasionado por su fabricación o manufactura que incluye entre otras cosas salarios, transporte, impuestos, etc., etc., etc.

Entonces, se hace necesario que esa figura perversa de la "Canasta Básica" desaparezca de una vez por todas y se cree un régimen de regulación para todos los productos y servicios y bueno, el comerciante que no esté de acuerdo que se dedique al teatro o que sé yo, a escribir poesía. En todo caso, si no se toman medidas que tengan un impacto real en la economía y se siga aumentando el salario mínimo en un 20% anual, continuará esta agonía como "La Historia Sin Fin" y personajes como José Guerra seguirán teniendo tribunas para decir todas las pendejadas que dice.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2296 veces.



Arnó Rafael Martínez Ochoa


Visite el perfil de Arnó Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a174212.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO