Revolución en Revolución

Confieso que me sentí inmensamente dichoso cuando presencié como Chávez se empujó durísimo en sus crítica contra el consumismo mostrado por algunos que ejercen cargo de gobierno. Eso es Revolución dentro de la Revolución.

Uno que conoce a mucha gente que pasó más trabajo que ratón de ferretería durante muchos años. De repente se sorprende cuando cuentan que se ven conduciendo autos lujosos y viviendo en lujosas casas. Otroras limpios de solemnidad convertidos hoy en mangnates.

El iceberg que hizo aguas al Titanic del PSOE y que lo sacó del gobierno español fue el caso del hermano de Alonso Guerra, Vicepresidente cuando Felipito era Presidente. Pues bien. A ese hermanito lo capturan en el interior de España y le incautan un dineral que nunca pudo justificar. Le echaron el guante. Le abrieron un juicio que obligó a Guerra a renunciar y allí comenzó la debacle del gobierno del Partido Socialista Obrero Español luego de estar 12 años en el poder.

Recordemos que los socialistas ascendieron al poder siendo unos niños de pecho. A lo sumo la edad promedio no sobrepasaba los 25 años. Llegaron en autos pequeños a punto de fundición. Eran autos de los más baratos. Y. Luego. A los 10 años andaban en Mercedes, Piyot, Citroen y tenían palacetes en Palma de Mayorca. Es decir. Enloquecieron y cedieron a las delicias del poder.

Chávez es una piedra en el zapato para los ricos viejos y los ricos nuevos. Nadie nadie puede calificarlo de nada que no sea de socialista, de trabajador incansable, de guerrero, de combativo, de soñador, de revolucionario, de entregado en cuerpo y alma por lograr la felicidad de la mayor cantidad de venezolanos. Jamás podrán decir que corrupto y que utiliza su alta vestidura para amasar fortuna.

Recuerdo cuando dijo "hay muchos Generales comprando fincas.
Pocos entendieron la recta de mil millas que le metió por todo el centro del pecho a los que les encantan el 18 años y la Hummer cuando fue a votar en el último referendum conduciendo un escarabajo rojito mientras otros llegaban en lujosas camionetas, que chocan con el alma humilde de los que no tienen nisiquiera un clavo donde amarrar un gallo. El Presidente con ese gesto quiso decirles a los amantes del mercado de consumo que echaran a un lado el espíritu capitalista.

Es decir los mandó a lavarse ese paltó..
Hay dos cosas muy difícil de ocultar: la tos y la riqueza.
La Reacción debería coger pista con el Presidente Venezolano tomando como ejemplo sus palabras del domingo 30 de septiembre. Muy pocos gobernantes en el mundo entero se atreven a una reflexión tan profunda. La mayoría actua como La gata de María Ramos, que tira la piedra y esconde la mano

TINTERO
Tuve la oportunidad de asistir en Anzoátegui al acto de presentación de la doctora Omaira Camacho como candidata revolucionaria a la presidencia de la Federación Venezolana de Abogados. Camacho se desempeña actualmente como Procuradora de Miranda. Me agradó su fibra revolucionaria. Su temple y su disposición de lucha y de trabajo. En ella se conjugan la academia, la calle y el campo. El aula y la escuela de la vida. A decir verdad la abogada Omaira es un todoterreno.

Asistí al acto invitado por el sociologo Julio Millán, Comisionado de la Gobernación de Anzoátegui. Agradezco la deferencia.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1907 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social