Democracia, Comunismo... o existe algo mas?

Durante la extinta guerra fría, se polarizó en forma extrema la calificación de los posibles regímenes políticos existentes. La visión universal de catalogar un régimen político, se volvió excluyente y quienes no auparan la Democracia, eran automáticamente relegados a pertenecer al bando Comunista.

Aunado a lo anterior y consecuencia natural del desplome de la URSS, el bando victorioso instauró a la Democracia como modelo ideal dentro del Pensamiento único y hegemónico y se satanizó al Comunismo hasta el punto que su solo nombre es asociado por el común de las personas, como el régimen de las perversidades.

Ambos sistemas políticos, Democracia y Comunismo, están catalogados como sistemas puros y extremistas , y por ende, tienden a un agotamiento prematuro en su realización, ya que las principales características que conforman los referidos sistemas son de naturaleza absoluta.

Para la conformación de los Regímenes Políticos, se utilizan primordialmente 3 variables y sus 2 opuestos, a saber: Libertad y Autoritarismo; Economía de Mercado y Planificación Central; Propiedad Privada y Propiedad Colectiva.

Matemáticamente, se pueden obtener las posibilidades de conjugar todas las variables y sus opuestos, tomando los opuestos y elevándolos a la potencia de las variables. En total tendríamos 8 alternativas. Un buen ejercicio para el lector podría consistir en sentarse y esquematizar sobre el papel los modelos, así como tratar de identificar en tiempos contemporáneos su aplicación en diferentes países del Orbe.

Habiendo hecho lo anterior se tiene, que podríamos entonces identificar claramente los modelos extremos que serian:

Libertad + Economía de Mercado + Propiedad Privada = Democracia

Autoritarismo + Planificación Central + Propiedad Colectiva = Comunismo

Tendríamos asimismo, otros 6 regímenes perfectamente viables conformados por las demás alternativas.

Es de hacer notar que los términos Libertad y Autoritarismo, son de carácter absoluto y radicalmente opuestos, pero entre ellos se encuentra una gama indeterminada de posibilidades. Igualmente sucede lo mismo con los demás opuestos referidos anteriormente.

Tomando en cuenta lo anterior y con el animo de recalcular nuevamente el numero de posibles regímenes políticos existentes o viables, llegaríamos a una cifra infinita.

Cuando se pretende instaurar un nuevo régimen Político, titulado Socialismo del Siglo XXI, evidentemente no es sobre la base de algo utópico, incierto o inexistente. Es muy loable la labor emprendida por el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, para la conformación de un nuevo modelo político, que sea acorde con nuestra identidad, tradición, cultura y valores.

Compete también a todos los ciudadanos y organismos del sector publico o privado, el aportar nuestra experiencia y conocimientos para la realización de esta titánica tarea de crear una Patria nueva, donde prevalezcan los valores de uso, morales y espirituales muy por encima de los valores de cambio y materiales.

oscar_seidl@yahoo.com.ar





Esta nota ha sido leída aproximadamente 3858 veces.



Oscar Seidl

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: