Las ideologías no son "en general" sino "de clase"

“un frente nacional siempre es policlasista en su constitución pero no puede serlo en su ideología. La ideología, independientemente de cómo se presenta a la consideración de las masas, no puede tener un contenido policlasista, pues ella, por definición, muestra la visión de mundo que desarrolla la clase dominante dentro del conjunto de una sociedad. Si el Partido Socialista Unido de Venezuela no logra expresarse a través de una visión de clase, necesariamente debe hacerlo mediante visión de la clase obrera, en su defecto sucumbirá ante el bloque oligárquico-imperialista”.

Cesar Cabrera


Y esto explica, el porqué, para perplejidad, desesperación, e incluso ira de los oportunistas, Hugo Chávez declara que su movimiento es "Socialista del siglo XXI" sin reparar en supuestos tácticos. Pero hay algo más de lo que uno ha podido ver al principio y es la influencia de ciertos sectores "ilustrados" dentro la Revolución Bolivariana no permiten que el proceso se agudice y avance hacia las transformaciones en la patria.

La definición se hace necesaria para explicar que el chavismo es "socialista" en la medida que no es "burgués", aún cuando se fomente el desarrollo de una burguesía venezolana y las relaciones capitalistas de producción permanesen casi intactas. Se trata de un socialismo programático, que expresa una voluntad de encuentro con cierta clase social en desmedro de otra.

La lucha de clases, lejos de ser una premisa cargada de subjetividad resentida y violenta, es un fenómeno objetivo que emana de la estructura económica de la sociedad basada en la explotación, y que en un país que lucha por liberarse de la dependencia capitalista adquiere manifestaciones descarnadas y a su vez muy específicas.

Recordemos que la Constitución Bolivariana (1999) no se ha reformado en el sentido socialista sino que sigue sustentando los valores del policlasismo que dio nacimiento al movimiento bolivariano desde 1992-1999. Todo esto dentro de un clima de libertades públicas e individuales contra el cual han insurgido la derecha recalcitrante y los sectores cipayos del país.

Dentro de la Revolución hay igualmente sectores en pugna como resultado de la lucha de clases. Toda proceso tiende a burocratizarse, a permanecer en una suerte de “status quo” privilegiado, pero asimismo hay sectores no burocráticos (Movimientos sociales y Partido Comunista) que se dinamizan autónomamente e insertándose en los procesos del sector público con finalidades anticapitalistas y francamente revolucionarias. Negar esto es tanto como tapar el sol con un dedo.

Porque en los hechos, el "movimiento nacional revolucionario" no existe si no es como "movimiento nacional revolucionario burgués" o "movimiento nacional revolucionario socialista". Y ésto se expresa en su formulación ideológica, en el modo en que ese movimiento se define a sí mismo en torno a las grandes clases de la sociedad contemporánea.
El de Chávez es un movimiento policlasista y revolucionario, por supuesto, pero el Estado bonapartista venezolano, personificado en las FFAA, decide serlo (con Chávez) desde la clase trabajadora y no desde la burguesía. De allí lo de "socialismo del siglo XXI". Y, además, porque en Venezuela la Clase Obrera en el sentido clásico (no como operarios privilegiados del sector exportador de la economía) está en construcción.


f.oscar.f@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4533 veces.



Oscar Flores

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: