A propósito de la profundización

La premura del presidente Chávez

Siento en lo más profundo del alma la honda preocupación que refleja el Presidente Chávez por la marcha hacia el socialismo del siglo XXI, ojala que esté equivocado y sean sentimientos anímicos y perceptibles de mi antena política, de la cual por cierto, no soy muy ducho más allá del ejercicio de la escritura.

Lo cierto es que desde un tiempo para acá y luego de las propuestas sobre la vía socialista de la revolución bolivariana y la construcción del Partido de la Revolución, creo que comenzó un proceso inevitable de decantación natural y de definiciones impostergables. La práctica nos está diciendo y visualizando que ello es de esta manera.

A propósito de la profundización y la premura que le está imprimiendo el presidente, podemos darle curso a dos lecturas relacionadas con lo interno pero, de mayor peso específico y determinante el factor externo, que indudablemente hay que considerar y tomar en grandilocuencia emergente.

En lo interno, conocidos son los elementos que prejuzgan y que condicionan la actuación de los actores que a nivel nacional juegan a la desestabilización permanente y la dependencia que se genera con el exterior, examinar su situación interna en cuanto a organización y fuerza de convocatoria forman parte de la información a tramitar para los efectos correspondientes.

En cuanto al exterior, el papel del imperio como fuerza aglutinante de la información internacional (poder mediático), la presión hacia gobiernos amigos, la amenaza de intervención que siempre está en el ajedrez de sus políticas guerreristas, la ideología reforzada en los últimos tiempos a través de los canales privados de televisión y la constante intervención en los asuntos internos de manera directa por el gobierno norteamericano y eventualmente utilizando funcionarios del gobierno colombiano y otros con declaraciones destempladas y de llana provocación; conforman un cuadro de cuidado y al que hay que ponerle mucha atención y efectuar las evaluaciones permanentes que el caso vaya ameritando.

Profundizar significa ir al grano de lo que se quiere, no es secreto para nadie, lo que el presidente reitera a cada momento de manera circunstancial sobre los objetivos ulteriores del proceso bolivariano y para ello, la creación del Partido de la Revolución está llamado a ser el elemento decisivo y poderoso que le otorgue fortaleza como entidad política necesaria, a la vez, que debe constituirse en el elemento de choque en el apoyo popular en la paz y en la guerra. Los Consejos Comunales vendrían a conformar el apoyo social concomitante con la actuación efectiva del aparato estatal y gubernamental.

El camino ineluctable e inacabable hacia el socialismo que debemos construir todos los días, requiere de los apoyos debidos sin miramientos hacia los lados, ni de derecha ni de izquierda, sencillamente enfocados hacia los objetivos enmarcados en el cuadro ideológico subyacente. Especial atención debe merecer la economía y todos los factores y actores que intervienen en ella. Independientemente de los objetivos, el bienestar de la población debe ser de vigilia permanente de tal manera que esta no se convierta en caldo de cultivo de intereses contrarrevolucionarios.

A nuestra manera de ver, la revolución venezolana se profundiza o corre el riesgo de quedarse en un proceso reformador de largo aliento, entendemos entonces, que el ciudadano presidente preocupado por el momento político que estamos viviendo hacia lo interno del proceso, se empeña a cada momento de agitar las banderas del hacer, como ejemplo, podemos hablar de los propulsores, hasta donde conozco y en conversaciones con algunos de ellos existe un vacío determinístico de información sobre cual es el próximo paso y no debería ser que el propio presidente tome para si, semejante tarea, quién lo hará, no lo se, pero cierto es que, es urgente y sin animo de pesimismo, declarar que hay mucha gente dispuesta a hacer algo y no es tomada en cuenta. Si alguna entidad le hiciera un seguimiento continuo a los link y portales de la revolución, estoy seguro que saldrían muchos compatriotas cuyo aporte militante y activo tendría un impacto positivo y reivindicador.

La revolución cuyo destino es la implantación de un sistema socialista democrático y plural, requiere de sus buenos hijos, de aquellos que ofrezcan sin nada a cambio, de medidas puntuales en el orden económico y financiero que rompa la atadura del capitalismo tal como lo conocemos, pero si algo es de primer orden es la organización y la disciplina puntales en la lucha que se debe instituir contra la amenaza permanente.


rafaelfebles@yahoo.com






Esta nota ha sido leída aproximadamente 3136 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a33779.htmlCd0NV CAC = Y co = US