El pueblo debe ordenar al CNE la realización de un proceso electoral equitativo, limpio, competitivo, transparente y confiable

ANTE LA NATURALEZA CORRUPTA Y TRAMPOSA DE LA PARTIDOCRACIA Y SUS COGOLLOS, EL PUEBLO DEBE EXIGIR AL PODER ELECTORAL LA GARANTIA DE UN PROCESO EQUITATIVO, TRANSPARENTE, JUSTO, IGUALITARIO, LIMPIO, COMPETITIVO, EQUILIBRADO, HONESTO, SOBERANO, SINCERO Y CONFIABLE.

El General de División de la Aviación Militar Venezolana, FRANCISCO EFRAIN VISCONTO OSORIO, Ingeniero Aeronáutico MSc. y Comandante de la Aviación Militar Combatiente durante las Insurrecciones: MILITAR del 4 DE FEBRERO (4F) y CIVICO-MILITAR del 27 DE NOVIEMBRE (27N), de 1992, ciudadano abya-yalense integralmente mestizo, criollo venezolano, de convicciones doctrinarias e ideológicas conceptual y abundantemente mestizas y profundamente robinsonianas, bolivarianas y zamoranas, e integrante del FRENTE AMPLIO NACIONAL BOLIVARIANO (FANB), concurre públicamente ante el PUEBLO VENEZOLANO, único depositario del PODER CONSTITUYENTE ORIGINARIO, para que, de acuerdo a las consideraciones más abajo escritas y en aras de exigir el reconocimiento y respeto a la dignidad, soberanía y autodeterminación que este PUEBLO históricamente ha tenido, y en el marco de los valores y principios del IDEARIO BOLIVARIANO, de los valores, principios y fundamentos del PODER CONSTITUYENTE ORIGINARIO, y de la DEMOCRACIA DIRECTA, PARTICIPATIVA Y PROTAGONICA (la Democracia Integral), exigir también al PODER NACIONAL ELECTORAL, como rama del PODER PUBLICO VENEZOLANO, que durante el Proceso Electoral en curso, para elegir un nuevo President@ de la República Bolivariana de Venezuela, se impongan y practiquen escrupulosamente los valores y principios, entre otros, de la honestidad, la equidad, la igualdad, la sinceridad, la legitimidad y la legalidad; para que los servidores públicos quienes integran el Poder Electoral Venezolano y los ciudadanos postulados para participar en este proceso electoral, den la garantía de realización de unas verdaderas elecciones, a través de un proceso transparente, igualitario, limpio, competitivo y confiable.

Recordemos que en nuestra Matria Venezolana, después del Golpe de Estado adeco-militar que derrocó el gobierno del General Isaías Medina Angarita el 18 de Octubre de 1945, y posteriormente, a partir del Golpe de Estado adeco-comunista-militar en Enero de 1958, lo que se instauró fue el Gobierno de las cúpulas partidistas (Partidocracia), en la cual el cogollo del partido que obtiene el triunfo electoral concentra un enorme poder decisorio, un enorme poder para la distribución y apropiación de los recursos del Estado y de los cargos públicos, con las consecuentes desviaciones tales como, por ejemplo, las del populismo, la demagogia, el clientelismo, el sectarismo y la corrupción. El Estado terminó absorbido por el Partido y, por sus socios y cómplices, nacionales y extranjeros; situación que afecta seriamente el funcionamiento eficiente y honesto de la Administración Pública, la concepción y ejecución de planes y programas para nuestro desarrollo integral, y la satisfacción apropiada y oportuna de las ingentes necesidades del Pueblo Venezolano. Estos elementos nos permiten observar, que un Sistema Político caracterizado de esta forma está condenado a una Crisis de Legitimidad, como en efecto ha ocurrido con la actual y nefasta tragedia integral: social, económica, moral, ética, militar y política, que estamos sufriendo, y que le impidió al actual Gobierno seguir satisfaciendo de manera desordenada e irracional las exigencias populares.

Los partidos políticos son estructuras verticales, piramidales, jerárquicas y dogmáticas creadas para convertirse en los intermediarios compulsivos, obligados e ineludibles entre los ciudadanos y el Estado, asfixiando y desapareciendo el plexo social y sus organismos infra políticos, generando cúpulas o vanguardias eternizadas y "esclarecidas", las cuales se apropian sectaria, nepotica y hegemónicamente de la conducción del Partido, para conquistar el Poder y el Gobierno del Estado en nombre de la representación del Pueblo y la defensa de las reivindicaciones e intereses populares, pero cuyo verdadero fin es, eternizarse en la posición gubernamental, para usufructuar discrecional, personal y grupalmente los bienes públicos, y decidir unilateral y parcializadamente el destino de los venezolanos.

Nos encontramos en presencia entonces, de un Gobierno Partidocrático, cupular y centralizado, engañoso, mentiroso, utilitarista, clientelar, demagogo, manipulador y populista, por una parte, y en segundo lugar, nos encontramos con un Estado de Partidos. Así ha ocurrido la consagración del actual Sistema Democrático-Liberal-Socialista-Burgués-Representativo, que adquirió la forma de un Estado de Partidos, donde liberales-capitalistas y socialistas-marxistas, por igual, asumen en exclusividad la hegemonía sectaria y discriminadora de la "representatividad popular", pero que realmente corresponde y equivale a la representatividad de los intereses de los cogollos de los partidos políticos, y de sus socios y cómplices nacionales y extranjeros. Este Sistema se fundamenta en dos elementos previstos en nuestra propia Constitución: por una parte, en que la "representatividad democrática" es una representatividad de los partidos políticos y a través de ellos; y segundo, en que los partidos políticos acumulan la mayor cuota de participación política, negando, obstaculizando, impidiendo o manipulando la participación protagónica de los ciudadanos y del Pueblo Organizado, así como imposibilitando también, la aplicación práctica de los principios de la Democracia Directa, Participativa y Protagónica (la Democracia Integral).

Este Sistema Partidocrático desarrolla mecanismos y normas de autoprotección y mata las posibilidades de participación directa de los ciudadanos y del Pueblo soberanamente organizado en el verdadero Poder Popular Soberano. Esta triste y lamentable realidad ha llevado a los partidos políticos y sus eternizados cogollos a desarrollar un aparato complejo y jerarquizado verticalmente, a través del cual se practica la comercialización y manipulación clientelar de las necesidades del Pueblo, así como la compra de voluntades; se negocia con las necesidades de la población. Tales rasgos se imprimieron fuertemente en todos los partidos venezolanos de concepción eurásica-centrada (liberales-capitalistas y socialistas-marxistas), sean estos de derecha, centristas o los llamados partidos de izquierda, donde el control lo ejerce una sola élite monolítica, inseparable e insuperable; autonombrada y constituida en "vanguardia esclarecida, imprescindible y eternizada", la cual, para justificar su interesada, dogmática, sectaria, y nepótica eternización en el poder, argumenta que "el pueblo no está preparado para gobernarse a sí mismo", y que por tal motivo ellos, los eternos integrantes del cogollo y únicos capaces de dirigir la ejecución de las transformaciones que necesita el País, son los únicos que deben mantenerse al frente del partido y de la Administración Pública del Estado. He aquí, una de las principales causales de la fatal tragedia integral: ética, social, política, militar, económica y de identidad que actualmente sufrimos los venezolanos.

CALIFICAR, NOMBRAR O ADJETIVAR COMO PODER POPULAR A CUALQUIER ORGANIZACIÓN DE BASE, DONDE ESA ORGANIZACIÓN Y SUS INTEGRANTES ESTAN SUBORDINADOS, DIRIGIDOS, SOMETIDOS U OBEDEZCAN A PARTIDOS POLITICOS, SECTAS, ONG’s, GRUPOS METAFISICOS Y RELIGIOSOS, O PODERES CONSTITUIDOS, ES UNA FALACIA, ES UN ENGAÑO, ES UNA MANIPULACION; EL VERDADERO PODER POPULAR SOBERANO ES EL HIJO MAYOR, LEGITIMO Y DIRECTO DEL PODER CONSTITUYENTE ORIGINARIO, Y EN CONSECUENCIA, SERIA ILEGITIMO QUE ALGUNA OTRA INSTITUCION U ORGANIZACIÓN LO SUBORDINARA.

Siendo que todos nosotros somos PUEBLO, y como tal, debemos enfrentar y erradicar la hegemónica, engañosa, sectaria, utilitarista, esclavizante y nefasta dominación, que por más de un siglo, han mantenido sobre el Pueblo la PARTIDOCRACIA y sus COGOLLOS, quienes han impedido la construcción del verdadero PODER POPULAR SOBERANO, a través del cual el PUEBLO ORGANIZADO en estructuras de naturaleza colectiva asuma protagónicamente la planificación, dirección, ejecución y control de la Administración Pública en todos sus Niveles, ahora nosotros, EL PUEBLO, debemos actuar colectivamente en la solución de nuestros problemas como Nación. Cada uno de nosotros debe cumplir con su responsabilidad para con el País, para con LA MATRIA, y trabajando todos unidos, consciente y responsablemente, COMO VERDADERO PODER POPULAR SOBERANO, con nuestra Voluntad General, lograremos nuestro Bien Común y Buen Vivir, y la autorrealización de cada uno de los venezolanos.

¡LLEGO LA HORA DE ASUMIR COLECTIVAMENTE Y DE MANERA ORGANIZADA LA CONDUCCION DEL PAIS, PARA CONSTRUIR NUESTRO DESTINO COMUN COMO PUEBLO, fundamentados para tales fines en la gran riqueza conceptual de nuestra identidad integralmente mestiza, en el legado de nuestros Padres Fundadores, en las características y particularidades de nuestro medio circundante, y en el copioso legado de nuestro Proceso Socio-Histórico!.

No somos asiáticos, europeos, africanos, oceánicos, gringos ni cubanos; ¡SOMOS VENEZOLANOS!. Así que: "ORIGINALES HAN DE SER NUESTRAS INSTITUCIONES Y SU GOBIERNO y originales sus medios de fundar uno y otro."

"¡¡¡O IINVENTAMOS, O ERRAMOS!!!"

"Consultemos para crear nuestras instituciones LA RAZON que está en nuestro suelo, en la índole de nuestra gente, en el estado de nuestras costumbres y el de nuestros conocimientos. ¡NUESTRA MATRIA TIENE QUE MIRAR LO SUYO Y ENGENDRAR LO INNOVADOR!"

¡O RESCATAMOS NUESTRA IDENTIDAD, o desapareceremos como Nación !

Ante las consideraciones anteriormente resumidas, invitamos y solicitamos de nuestros conmatriotas venezolanos, exigir a los servidores públicos del PODER ELECTORAL, a todos sus niveles administrativos, el compromiso de garantizarnos un Proceso Electoral equitativo, transparente, igualitario, limpio, competitivo y confiable, en el cual todos los ciudadanos venezolanos participen en igualdad de condiciones; en tal sentido, resulta imperioso que el PODER ELECTORAL, en términos perentorios de tiempo, tome e imponga el cumplimiento, entre otros, de las decisiones y resoluciones siguientes: 1.- Separar al actual Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y a cualquier otro servidor público (funcionario público activo) en funciones, del cargo que actualmente desempeñe, desde el mismo momento de su postulación como candidato a las elecciones presidenciales, prohibiéndole el uso y disfrute de los recursos públicos durante el lapso a transcurrir entre la fecha de postulación y el día de las elecciones, ambas inclusive.

2.- Prohibir el uso y disfrute en campaña electoral de instituciones, recursos, medios, bienes y personas, de carácter público y privado, fuera de lo establecido en un organizado y estricto programa de uso y disfrute, que a tales fines deberá elaborar y hacer cumplir estrictamente la institución del Poder Electoral, garantizando la equidad de beneficio para todos los candidatos postulados.

3.- Todos los postulados como candidatos, para las elecciones presidenciales deberán ser apoyados y disponer de recursos, eventos y programas, tiempo de duración y participación en los medios de comunicación (el acceso igualitario a los medios de comunicación públicos y privados), entre otros, similares y normalizados, controlados y supervisados por el organismo electoral

4.- Durante la campaña electoral, y en apoyo a los eventos de masa, el Poder Electoral deberá proveer de manera estandarizada y normalizada, la estructura y los medios que a tales fines sean necesarios de emplear, a fin de garantizar satisfactoriamente, la realización exitosa de aquellos eventos públicos.

5.- Que el Consejo Nacional Electoral programe y realice un acto público en la Plaza Bolívar de Caracas, al cual asistan todos los postulados como candidatos a la Presidencia de la República para mostrar ante una Audiencia Popular, sus correspondientes partidas de nacimiento y las de sus respectivos progenitores, a fin de demostrar su ciudadanía venezolana por nacimiento.

EL SISTEMA PARTIDOCRATICO Y SUS COGOLLOS NO PUEDEN COMBATIR LA CORRUPCION PORQUE LA CORRUPCION ES EL SISTEMA, LA CORRUPCION SON ESTOS.

¡ ABAJO LA PARTIDOCRACIA Y SUS COGOLLOS; ARRIBA EL IDEARIO BOLIVARIANO, EL PODER POPULAR SOBERANO, LA PARTICIPACION DIRECTA Y PROTAGONICA DEL PUEBLO ORGANIZADO EN LA DIRECCION COLECTIVA DE LA ADMINISTRACION PUBLICA !

¡PODER POPULAR SOBERANO, YA!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2453 veces.



Francisco Visconti Osorio

General de Division (Aviacion) . Comandante de la Aviacion Militar Combatiente durante las Insurrecciones: Militar del 4 de Febrero (4F) y Civico-Militar del 27 de Noviembre (27N), de 1992.

 chagua_011@hotmail.com

Visite el perfil de Francisco Visconti Osorio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: