En tres palabras

Se nos fue Ítalo Cortés Alfaro. Un chileno excepcional

Homenajeado en vida. Deja su ejemplo. Sus valiosos escritos. Su palabra grabada.

 

Casa de América Latina y del Caribe, 28 de noviembre 2023

"Ayer fuimos al cementerio metropolitano a despedirnos de Ítalo hermano y es indescriptible la tristeza que produce llevar a un momento de esos a un hombre tan valioso, tan importante, tan grande. Lleno de tantos valores, de tantos principios. Yo decía que en él solo cabían dos palabras. Un hombre virtuoso y magnánimo. Un hombre que entregó la vida a la causa más linda y más noble que era la causa de la liberación nacional. Y que no tuvo nacionalidad. Un pedazo de tierra nada más. Él fue un ciudadano del mundo. Y bueno, qué cualidades y qué características de ese tipo de seres humanos. Tan extraordinarios hermano. Pero, bueno esa es la realidad de la vida. Tanto que se hace y tanto que se construye y todo se termina en ese momento. Y allí termina todo, no…Y uno no se lleva nada (…) Un excelente día para usted. Cuídese mucho."

Gonzalo Ceballos, mensaje de voz, hoy 28/11/2023. Eterno militante comunista que es ejemplo de consecuencia y dignidad. Gracias.

DEDICATORIA:
Al colega profesor Ítalo Gonzalo Cortés Alfaro. Porque compartíamos la misma esencia aunque con diferentes estilos. Porque aprendí a quererlo, admirarlo y respetarlo, sin habernos conocido. Chile y Allende. Terminó de unirnos para siempre. Lamento, no haber aprendido más de él. Por alguna razón no pudimos profundizar nuestra amistad. Y esa pizca fue suficiente para acompañarlo, fotografiarlo y grabarlo. Descansa en paz.

CHILE SE INSTALÓ EN MI CORAZÓN DESDE MUY JOVEN

En la década de los años 70, del siglo XX, comencé a amar a Chile:

¡Ganó Salvador Allende! Primer Presidente Socialista. En América Latina. Por vía pacífica, democrática y electoral. Con alegría celebramos su triunfo. En esa época: Leía y estudiaba los panfletos y revistas del MIR Chileno. Liderado por Miguel Enriquez. A quien admiraba. Seguía sus pasos. Disfrutaba, además, la lectura y aprendía los conceptos elementales del materialismo histórico. A través de uno de los libros y los cuadernos de educación popular de una intelectual chilena, Marta Harnecker. Quien años después vino a asesorar al presidente Hugo Chávez. Treinta y pico de años después. La conocí, en Caracas, en el Anauco Hilton. Donde ambos estábamos alojados. Sólo la miraba y admiraba desde lejos. Hasta que un día en el Hotel Hilton, hoy Hotel Alba, me atreví a acercarme a ella y conversamos mi hija Ingrid que salía a Cuba a un curso, ella y yo. Así supe de sus angustias y contrariedades por el dogmatismo y el sectarismo de los procesos de formación ideológico-político de los cubanos. Me impactaron sus palabras. No me lo esperaba. En el Grupo Misión, en la década de los años 70, comencé a conocer a Chile: Su historia, su geografía, su realidad política y económica…Me enteré de sus grandes poetas y cantautores: Pablo Neruda, Violeta Parra, Víctor Jara. Por cierto: Nunca pensé que en Noviembre de 1997 conocería la casa del Nobel de Literatura. En Isla Negra. Desde hace años convertida en Casa Museo. Vecino del maestro Carlos Matus Romo, a quien conocí a finales de la década (1979), como nuestro profesor de Teoría y Método de la Planificación. En la Maestría en Macroeconomía y Planificación del Desarrollo en LUZ. Creador de ESCOLAG, del Método PES y la Teoría del Juego Social. Desde entonces, fortalecí mis afectos e identificación plena con Chile y su gente.

EL TRÁGICO GOLPE DE ESTADO DE PINOCHET EN CHILE

El 11/09/1973, sentimos un inmenso dolor y frustración colectiva (tenía para entonces 22 años y estaba por graduarme de Ing. Químico), al conocer el abominable y sanguinario Golpe de Estado, por parte de las fuerzas militares chilenas. Comandadas por el traidor de Augusto Pinochet. Contando por el apoyo del gobierno de los EEUU. Por eso, años después, al saber la respuesta que dio el pueblo chileno a su malvada intención de perpetuarse en el poder apelando a las reglas del llamado juego democrático y por numerosas razones más, me llevaron en 1989, a dedicar "Al pueblo chileno que dijo NO a la oprobiosa dictadura", mi primer libro sobre los "Conceptos Básicos de Planificación Estratégica Situacional". Allí sellé mi juramento de amor con Chile y su destino.

Más tarde, la vida que, a veces, es curiosa e impredecible para algun@s de nosotr@s, me dio la sorpresa de poder Cursar en Isla Negra, Chile, los dos últimos cursos que dictara nuestro maestro Carlos Matus Romo. "Gobierno y Planificación" (Noviembre 1997) y "Teoría del Gobierno" (Marzo 1998). Nunca imaginé, que uno de mis hermanos, el menor, Gustavo, falleciera en Chile, luego de asegurarme que no volvería más a Venezuela. Mucho menos, que dos de mis hijos (Christopher Enrique y Sol Libertad) y tres de mis nietos (Logan, Naomi y Samantha) se instalaran en Santiago de Chile. La última, nacida en tierra austral. Nunca lo hubiera imaginado. Y sin poder ir a visitarles. Paradojas de la vida.

TODOS LOS CAMINOS CONDUNCÍAN A ÍTALO CORTÉS

Cuando vine al Táchira y comencé a indagar sobre las Universidades, sobre sus líderes y movimientos progresistas. Siempre surgía un nombre, Ítalo Cortés. Profesor de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET) . Luego, descubrí que era chileno y, entonces, me interesé en conocerlo. Supe de su prestigio intelectual y político en la UNET. De su proyecto de carreras técnicas y estudios a distancia. Tardamos muchos años en conocernos personalmente. Alguna razón que nunca entendí no nos permitió trabajar juntos. Profundizar nuestra amistad. Un día, no recuerdo cómo y por qué, hace como ocho años, se apareció en la Casa de América Latina y el Caribe, sede de la ESCOLAG. Esa vez, además de los elogios y lo impresionado que estaba por los avances de la construcción, conversamos generalidades que me permitieron conectarme de nuevo con Chile, recordar al maestro Matus y rememorar aquellos días juveniles en los que la revolución chilena inspiró nuestro primer accionar político e intelectual. Hicimos compromisos que, lamentablemente, nunca se cumplieron. Su promesa de regresar de nuevo. De irlo a visitar en su casa cerca del Chorro el Indio. De reunirnos para conversar sobre tantas cosas. De trabajar en proyectos conjuntos. Nunca se pudieron dar ¿Por qué? No lo sé. Tal vez, no correspondía. Flojera. Poco interés. No lo sé. Esporádicamente nos escribíamos. Nos llamábamos. Me le ponía a la orden para ayudarle con alimentos o alguna bombona de gas. Nunca aceptó o se concretó la ayuda. Nos amenazábamos con vernos. Para: Conversar. Trabajar juntos. Y nunca sucedió. Será en otra vida.
Lo que sí sé es que había una buena intención. Una admiración y respeto mutuo. Un deseo de buscar coincidencias en el decir y el hacer. No se pudo. Desde el año pasado le insistí mucho: "Ítalo, nos gustaría mucho que nos ayudaras en la ESCOLAG" Y siempre la respuesta fue la misma: "Estoy limitado para trasladarme y estoy afectado con problemas de salud". Yo insistía. Una y otra vez. Siempre me preguntaba: ¿Por qué el profesor Ítalo Cortés no podrá ayudarnos? ¿Será que no quiere? ¿Cuáles serán sus dudas o desconfianza? Lo sentía, sin embargo, con buena disposición, a la vez, siempre aparecía el argumento de su salud. Nunca le pregunté cuál era su enfermedad. Supuse que era su edad y achaques de la tercera edad. Incluso, sorpresivamente para mí, una persona que prefiero no mencionar, para no comprometerle, me dijo un día: "Profesor usted tiene una muy buena imagen en el Táchira. El profesor Ítalo Cortés habla muy bien de usted" Que alguien hable bien de mí, generalmente, es que proyecta en mí lo que esa persona es. Entonces, reforcé mi percepción favorable sobre el profesor Ítalo Cortés. Si el me admira y yo a él. Cabe aquello de "Tú y yo somos UNO". La misma esencia. El mismo camino.

EL TÁCHIRA LO HOMENAJEÓ EN VIDA COMO LO MERECÍA

Por eso, no dude acompañarles durante casi toda la jornada en la que se conmemoraron los 50 años del Golpe de Estado en Chile. Y, por eso, lo acompañé en el hermoso acto homenaje que en vida (¡Gracias a Dios!) le hiciera el Consejo Legislativo del Estado Táchira (CLET), a propuesta del Diputado y Vicepresidente del CLET, Jonathan García. Ese día, Ítalo Cortés, fue orador de orden y condecorado, con el botón de mérito en su única clase, por sus invalorables aportes al Táchira. Me le acerqué ese día, le reiteré mi deseo permanente de contar con su apoyo. Una vez más, me habló de su enfermedad. Sus dificultades para trasladarse. Ciertamente, no estuvo en el pódium de oradores sino sentado. Le tomé fotos y grabé por completo su intervención. Algo habló en mi interior, como lo hizo cuando grabé los dos últimos cursos del maestro Carlos Matus y decidí a pesar de los esfuerzos que debí hacer, personalmente, grabar su intervención. Las palabras de un militante de izquierda que fue protagonista de los acontecimientos, del 04/11/1970 y del 11/09/1973. Tanto de la victoria como de la derrota. Palabras que grabamos presintiendo su partida. Palabras que quedarán para la historia. Algunas de las cuales ahora recojo en este artículo que escribo en su recuerdo.

Ese día, emotivo y de justo reconocimiento, pudimos escuchar de su propia voz, un análisis reflexivo luego de más 50 años atrás:

SUS PALABRAS QUEDARÁN PARA LA REFLEXIÓN

Durante su discurso de orden, que tuve la oportunidad de grabar personalmente, estas fueron algunas de las reflexiones que hizo sobre aquellos lacerantes días anteriores, durante y posteriores al golpe militar:

"A las 8 a 9 de la noche ya sentíamos, percibíamos, que Salvador Allende ganaba las elecciones. Y ese sentimiento se iba afincando. Y nos producía una embriaguez, sin haber bebido. De la alegría que significaba: Allende está ganando las elecciones (…) Todo era alegría. No hubo un destrozo. No hubo un daño. Era alegría (…) Ya sabíamos que estábamos ganando y, también sabíamos que sectores minoritarios de la ultraderecha, estaban tratando de impedir el triunfo de Salvador Allende. Sí, el jefe de la Plaza de Santiago, una de las más poderosas de Chile, el General Camilo Valenzuela, se negaba a reconocer el triunfo numérico de Salvador Allende. (…)"

"Una joven que era la líder de la juventud del partido (Partido Comunista de Chile) en la Universidad de Chile, mí universidad en ese entonces. Encontrarnos fue abrazarnos, gritar, sentirnos emocionados. A mí se me ocurre decirle: Vámonos al partido. Vámonos a celebrar en el partido. Y elle me dice: "No, no vayas, los viejos están llorando". Era la emoción acumulada de muchos años de persecución, de lucha social, de muerte, de cárceles y ellos ahí. Me contaban. Yo no lo pude ver. Se sentaban en la calle y lloraban por esos recuerdos acumulados durante tanto tiempo. A pesar de eso, fue un día hermoso. Estábamos ganando la elección y a media noche ya se nos reconocía que Salvador Allende ganaba. Y vibrábamos sin una gota de licor. Andábamos embriagados. Embriagados de esperanza. Estábamos celebrando…El 04 de septiembre 1970"

"El negacionismo, dice que en Chile no sucedió nada. Que no mataron al Presidente. Ni hubo golpe de Estado (…) Estimados amigos y amigas, en Chile hubo más de mil doscientos (1.200) lugares clandestinos en los cuales se detuvo, se torturó, se asesinó y se desapareció ¿Y cómo fue esto? Ya está claro que esto no era algo inevitable. Era algo fraguado. Esa mañana del 11 de septiembre, habían ejercicios navales de la operación UNITAS…En las que participaban barcos chilenos con barcos estadounidenses…Ya las 6:20 am se habían devuelto a Valparaíso para el Golpe ¿Por qué tanta crueldad en ese Golpe? ¿Qué habíamos hecho nosotros para merecer esa terrible situación?... Eso no fue casual. En el documento del 15 de septiembre de 1970, al que yo le hago referencia, se escribió que el golpe de Estado que se iba a fraguar en Chile tenía que ser cruento y prolongado. No era nada casual. Todo estaba programado. Que los campos deportivos se convirtieran en cárceles estaba programado. Estaba planificado….Fue una orgía. En otras partes se dice que "soldado no mata soldado". En Chile, soldados mataron soldados…"

"Algunas personas nos preguntan: ¿Y no se dieron cuenta? (que venía en camino el Golpe de Estado) Pues, no nos dimos cuentan. Disculpemos. Perdónenos. No nos dimos cuenta. Parte de los chilenos tenemos la culpa porque no creíamos lo que estábamos viendo ni creíamos que iba a suceder eso. Los chilenos vivíamos una mitología. Lamentablemente, como se vive en la gran mayoría de los países latinoamericanos. Parece que no hemos aprendido. Y ¿Qué era lo que no habíamos aprendido nosotros en ese momento? Que nuestros militares eran el ejemplo de cultura cívica en América Latina. El chileno no podía hacer eso. Golpe de Estado no podía hacerlo. Y la culpa era nuestra porque no leímos la historia de Chile. Aquí hay que leerse la historia de Venezuela. Los amigos del otro lado la historia de Colombia. Los de Perú…Nosotros nos habíamos olvidado de las masacres que el ejército chileno había causado en el pueblo de Chile… " (Es decir, los militares pueden dar un golpe de Estado)

"Yo que no me he sacado ni un Kino…Esa vez, si salí elegido para ser fusilado. Fuimos salvados por los muchachos de la juventud que eran conscriptos. En la cola, dos pasos más adelante iba Víctor Jara. En el último bus que parte de la Universidad Técnica iba a unos dos puestos antes…Al llegar al estadio…sacaron a Víctor (Jara) no lo vi más. Ya se sabe lo que pasó…Antes del 11/09/1973 ya la pugnacidad era fuerte. La derecha nunca dejó de conspirar…El General en Jefe de las Fuerzas Armadas, era el General René Schneider, un hombre digno, un hombre que tenía unas ideas constitucionalistas bastantes claras era el tapón que impedía un Golpe de Estado en Chile. Una mañana él iba desde su casa al Ministerio de la Defensa (…) cuando, sencillamente, una brigada de ultraderechistas delincuentes, le hizo una emboscada y en esa emboscada, trató de defenderse y fue acribillado por las balas ¿Cuántos detenidos hay, hasta el día de hoy, por ese evento? Ninguno. Ninguno. No hay detenidos… Luego de una investigación de la Corte Suprema de Justicia el veredicto fue: "intento de secuestro sin consecuencias graves". Se había asesinado un General en Jefe de todas las Fuerzas Armadas. Y eso no era grave.

"(…) Y un sacerdote me dijo: Ustedes se equivocaron mucho. Cuando ocurrió el triunfo de Salvador Allende, tenían que haber defendido ese gobierno inclusive con las armas. Nosotros no entendíamos eso…Nosotros teníamos a una fuerza militar, caramba, muy cínica. Allí, sencillamente, un error grande que cometimos nosotros. Que fue que no tuvimos una política militar. No la tuvimos. Y los partidos mayoritarios: los socialistas y los comunistas tampoco teníamos eso. No lo tuvimos. El presidente de la República tenía un grupo que lo cuidaba que lo apoyaba. El GAP (Grupo de Amigos del Presidente) Un grupo de muchachos que sí, tenía algún entrenamiento GAP (Grupo de Amigos del Presidente o Grupo de Amigos Personales) Era un grupo que apoyaba al presidente Allende…No ganaban nada. Lo único que ganaron fue el privilegio de morir con Allende en el Palacio de la Moneda. Ese fue el premio. Muchos murieron allí. Otros quedaron vivos. Se rindieron….Para pasar por el precepto de ese 15 de septiembre (1970) que les dije a ustedes habían planificado Nelson Rockefeller…Y donde se decía que el Golpe sería cruento y prolongado …El 11/09/1973 estaba preparado en la Universidad Técnica una tarima porque desde allí hablaría Allende para llamar a un plebiscito. Un plebiscito para que la sociedad chilena decidiera si se seguía con el proyecto socialista, que encarnaba Salvador Allende o parábamos eso. Para quienes dicen que esto era inevitable Ahí se señala que no era inevitable. Ahí prácticamente se estaba señalando que ese día la oposición tenía la información, la fuerza armada tenía la información, el sector empresarial tenía la información. Todos tenían esta información. Allende. por supuesto, no llegó hasta la Universidad Técnica. Tuvo que desviarse e irse a la moneda, porque ya sabía que el golpe estaba en marcha y estaba evolucionando favorablemente para los golpistas (…) Ya todo esto lo saben muchos de ustedes. Lo que más me interesa destacar es el legado ¿Es que los chilenos que murieron en Chile lo hicieron inútilmente? ¿Ese fue un golpe contra Chile? Yo no lo creo. Fue un Golpe contra Latinoamérica. Es un golpe contra todos nosotros. Los Chilenos cometimos la osadía de querer construir el socialismo por vía democrática y pacífica"

ANEXOS:

Se nos va Ítalo Cortés. Físicamente. Permanecerá vivo en nuestras mentes y en nuestros corazones. Ayer recibimos su último artículo sobre su Chile querido. Justo homenaje en vida le hizo el CLET en la conmemoración de los 50 años del Golpe de Estado aquel doloroso 11/09/1973. Hoy, rendimos homenaje a un emérito profesor de la UNET que nos deja un legado con sus escritos y, sobre todo, con su ejemplo. En ESCOLAG lamentamos su partida y transmitimos nuestro pesar a familiares y amigos. Nos alegramos, eso sí, de haberlo conocido y de nutrirnos de su sabiduría y su ejemplo. QEPD



 

FOTOS DEL EVENTO DONDE SE LE HIZO HOMENAJE:

Parte de los asistentes al emotivo y reflexivo acto

Detrás el profesor Víctor Machado y creo que su esposa.

El saludo consecuente e irreverente de Gonzalo Ceballos.

Con el Diputado de oposición, vecinos y amigos, Miguel Reyes.

El Diputado Jonathan García, dirige unas palabras a Ítalo Cortés

La presidenta del CLET, Diputada Charly Rojas, condecora al maestro.

Algunos de los participantes del evento donde fue orador de orden el maestro Ítalo Cortés y donde se le condecoró en homenaje en vida


 









 

EN CHILE, DECIMOS NO

Mil. Ítalo G. Cortés A.

INTRODUCCIÓN.- En el año 1973, se dió un golpe cívico-militar contra el Gobierno Constitucional de Salvador Allende. Para consolidar un modelo de país producto del golpe basado en el neoliberalismo, fraudulentamente se aprobó una Constitución allá por 1980. Esa Carta Magna favoreció a los sectores que dominaban la economía chilena y precarizó la situación de la clase trabajadora. Con el tiempo, la derogación de esa Constitución fue una necesidad sentida, pero ello no fue posible por "los amarres legales" que dejó la dictadura.

EL ESTALLIDO DE 2019. En octubre de ese año, gobernaba el derechista Sebastián Piñera. En el Metro de Santiago, jóvenes estudiantes, "saltaron los torniquetes" y sin pagar el pasaje, usaron el servicio. Con ello comenzó el "estallido social". Adhirieron los padres y representantes de esos muchachos, que con entereza daban un ejemplo de lucha y de conciencia social. Debo decir que hubo un aumento de 30 pesos en el pasaje. Mucha gente preguntaba, todo esto por 30 pesos, pero los muchachos respondían: "No son 30 pesos, son 30 años".

LA PLAZA DE LA DIGNIDAD.- La movilización social, a pesar de la cruel represión de los uniformados, desembocó en la toma de la plaza Italia, que los jóvenes rebautizaron como Plaza de La Dignidad, sitio de enfrentamiento, que redundaría en muertos, heridos, pérdidas de globos oculares, ofensas de tipo sexual a las jóvenes. Hubo todo tipo de agravio, represión, que en lugar de aminorar el vigor de los manifestantes, lo incrementó. Una de las salidas fue que "el gobierno derechista y concertacionista", tuvo que convocar a un plebiscito para ir a la elaboración de una nueva Constitución. Obvio que ellos aplicaron la antigua conseja de "quien hace la ley, hace la trampa", y procedieron.

EL PLEBISCITO.- Se consultó a la ciudadanía si quería una nueva Carta Magna. Entiendo que más del 80% dijo: Sí. Se eligieron a los constituyentistas, que en mayoría eran partidarios de cambiar el modelo económico que había manejado Chile. Querían terminar con las AFP un "sistema previsional" impuesto por la dictadura. Luchaban por una educación pública, gratuita y de calidad, al igual que un nuevo servicio nacional de salud. Querían la nacionalización de las riquezas básicas. La gran mayoría soñaba cambiar Chile. Algo sucedió: "Tanto nadar para ahogarse en la orilla". La derecha esperó que el afán protagónico de los diferentes grupos de izquierda, impidiera la unidad. Se hizo válido otro decir: "unidos somos imbatibles, pero separados nos derrotan uno a uno". Perdimos el plebiscito donde se dirimía la aceptación o el rechazo de la Constitución que se propuso, que aún con sus posibles defectos, era un paso hacia adelante.

UNA NUEVA PROPUESTA.- Apareció la trampita que "la derecha y la concertación" habían programado. Se creó una nueva comisión que elaboraría otro proyecto, esta comisión no saldría del pueblo, sino del Congreso. La derecha gozó. Ahora tenía la oportunidad que se aprobara una Carta Magna que consolidara sus privilegios. Lo que motivó tanta movilización y lucha por derogar ese modelo anti-chileno, se marginaba. Se había luchado tanto, pero ahora la derecha política y económica, podría lograr que sus privilegios estuvieran en la nueva Constitución. Y todo ello con los votos de los que ayer lucharon, manifestaron, dejaron muertos, heridos y detenidos.

¿QUÉ HACER?.- A la distancia veo que sólo nos queda votar NEGATIVAMENTE el nuevo proyecto de Constitución. Todos los sectores que están en esa postura, tienen la oportunidad histórica de unir esfuerzos pensando en las coincidencias y dejando "para más tarde" las diferencias que se puedan tener. Valoro muy en alto el pronunciamiento del Partido Comunista de Chile, que dijo, llamaría a rechazar la propuesta hecha por "la comisión", no extraída desde el seno del pueblo sufriente.

Por Chile. Por el legado de Salvador Allende, ante esta propuesta, debemos decir NO.

NOTA: Último artículo enviado por el maestro Ítalo Cortés, quien en los últimos meses escribía y publicaba casi a diario.



 

HOMENAJE AL MAESTRO ÍTALO CORTÉS



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1293 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: