La nueva ola revolucionaria en América Latina y el Caribe con triunfo de Lula en Brasil es otro engaño más

El bucle manipulador al que hemos sido sometidos los pueblos de la patria grande del Libertador Simón Bolívar, operando con sus falsas revoluciones o lo que sería lo mismo, los procesos emancipadores diseñados en sofisticados laboratorios del OCULTISMO de los tanques pensantes de la elite oculta que ha estado dominando el mundo en los últimos 200 años, ha entrado al decenio final de su imperio de crueldad, engaño, iniquidad y destructor de los valores esenciales de nuestros pueblos.

Aparentemente creyeron tenerlo todo bajo su control, y el fruto de tanto esfuerzo de trabajo constante y pervertido de los últimos tiempos, solo obtuvo como ganancia un armazón inservible, una estructura insípida de un poder inexistente, se quedaron con el bagazo famélico de lo que siempre es reservado para el vertedero, mientras fueron enceguecidos ante la revelación de lo verdadero, lo justo, lo bueno, lo limpio y lo puro de nuestros pueblos.

La resultante del paso de esta fiera horrorosa de garras afiladas por nuestras naciones ha sido, pueblos despiertos, liberados del engaño constante y agresivo, un espíritu fortalecido, haciéndonos dignos de los grandes desafíos pendientes que nos restan para confirmar una senda de luz y conciencia que ya nada ni nadie nos podrá confundir para no recorrerla. La bestia se encuentra más que herida, moribunda y terminará derrotada con el resplandor del advenimiento del pueblo UNIGENITO revelado ante el mundo, cuando gloriosamente cabalgue por los cielos de justicia y verdad, entre las antorchas de los entendidos, como profetiza el libro de Daniel 12, 3, para los postreros tiempos: "Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento, y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad".

Ciertamente grandes rabinos nos lo presagiaron antes, como lo resalta el mesiánico judío Saulo de Tarso (Pablo) en su segunda carta a los tesalonicenses, capitulo 2 verso 11: "Por esto Dios le envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia". Ya el trabajo está hecho y consumado, unos se mantienen borrachos de su poder ilusorio, envenenadas sus almas por el aguijón del escorpión maligno, infectados del mal, quienes amaron más las mentira a la verdad, se inclinaron al mal y por caminos de iniquidad prefirieron ir, antes que atravesar valles de sombras con el poderoso cayado de la verdad, quien infundía confianza en nuestro Padre Celestial, quien finalmente nos cedió la corona de la victoria.

Mientras a ellos les queda un ejército de robots de humanos híbridos, descorazonados, sin conciencia de quienes son, de donde vienen y hacia donde se dirigen, de nuestro lado basta un solo despierto para iluminar cual sol a plena luz del día, imaginen a muchos brillando con soles de justicia en el resplandor de la verdad que son. Los que pretenden poder, nunca lo alcanzaran, señales pedirán y no la tendrán, son muertos vivos jugando un juego con sus almas desactivadas ¿Puede existir revolución donde se pregona la mentira, el engaño, la iniquidad y la censura? ¿Dónde se exalta la figura humana por encima del Padre Infinito? Hay lo que existe es idolatría.

Mientras piensan que dominan los pueblos porque son poseedores de LA LETRA, se les olvida este principio fundamental de la creación: "La letra mata, el espíritu vivifica". ¿O acaso no nos dicen nuestras constituciones que la soberanía reside en el pueblo? "En el principio era el VERBO, y el VERBO era con DIOS, Y el VERBO era DIOS" (Juan 1, 1); "Y aquel VERBO fue hecho carne…" (Juan 1, 14). "Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó" (Génesis 1, 27). ¿Qué nuevo orden creado por el hombre, desprovisto de su magnífica esencia celestial, podría dominar al autor de la vida? Solo los hipnotizados bajo la firme autoridad de LA FUERZA DIVINA, por medio del acusador de los hombres, serían dominados; quienes amamos la luz, IMPOSIBLE ser dominados.

Si Hugo Chávez ahora no está junto a nosotros es debido a que despertó, lo he escrito antes por aquí, un ser despierto, sabiendo la podredumbre del engaño del sistema, no cabe en este sistema, salvo que sea para revolucionarlo, mejor dicho deshacerlo. ¿Es pues la nueva presidencia de Lula en Brasil, el despertar de las revoluciones en América Latina y el Caribe? Solo es otro engaño, uno bien gastado y sin la fuerza del pueblo, sin energía, un muerto gobierna Brasil en este momento, como bien diría el rabí IEOSHUA el nazareno: "Dejad que los muertos entierren a sus muertos…" (Mateo 8, 22). Mientras avanzamos en la verdadera revolución, la de la VERDAD, la de la CONCIENCIA, la del ESPIRITU, la de la MISERICORDIA, la del AMOR, que tuvo su inicio desde antes de la fundación del mundo. Más que revolución es REVELACION, o EPIFANIA de lo oculto en lo íntimo del Ser Real que SEREMOS más allá del tiempo y el espacio, donde no existen límites. "Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres" (Juan 8, 32).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1510 veces.



Rafael Guillén Beltre


Visite el perfil de Rafael Guillén Beltre para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: