Oscar Bravo, me voy de Venezuela

NOTA PRELIMINAR PARA LOS LECTORES

Ya van 14 días que sigo tratando de terminar este artículo, y, para que sepan, es muy largo y posiblemente contenga muchos errores ya que fue muy difícil revisarlo y corregirlo. Aparte del hecho de que el tema (Oscar Bravo) me impulsó a alargarlo mucho más de lo normal, las razones principales por haberme demorado tanto tiempo, son las siguientes:

- las masivas y constantes y empeorando fallas del internet y los muchos apagones (4 entre 1 y 8 horas c/u en 14 días) y las constantes fluctuaciones en el sistema eléctrico que apagan y dañan mis equipos (más de 25 veces en 14 días), lo cual no me permite trabajar o escribir eficientemente,

- el crónico cansancio y dolor que tengo últimamente debido a mi enfermedad genética (AIP), lo cual tampoco me permite trabajar normalmente,

- y el hecho de que tuve otro ataque de corazón, el tercero en menos de un año, resultado de complicaciones de mi enfermedad (AIP), lo cual me impide de trabajar durante varios días seguido.

Paula, la hija de Isabel Allende, la escritora chilena, murió de complicaciones debido a esta enfermedad a los 29 años de edad, sin embargo --- gracias principalmente a mi esposa Dios y al Universo --- he tenido mucha suerte, aun con todas mis complicaciones. Cada día me acerco más a los 70 años de edad, y sigo vivo, bueno, más o menos vivo, sin embargo, siempre espero recuperarme, y de hecho, y aunque me demore meses, todavía me estoy recuperando de un ataque muy grave que tuve en noviembre del 2019 que casi me mató.

Veremos cuanto tiempo más duraré vivo --- espero mucho --- antes de ser secuestrado, torturado, y asesinado por esa misteriosa cosa llamada, "La Muerte."

Bueno, en este caso, el artículo es extremadamente largo ya que he llegado al punto de decidir --- de manera muy seria --- que este asunto (Oscar Bravo) necesitaría mucho más detalle de lo normal, algo que normalmente no me gusta hacer para no ser demasiado aburrido o alargar el artículo innecesariamente, pero en este caso, lo encuentro necesario.

Tiene que ver precisamente con las mentiras e insinuaciones que Oscar Bravo (OB) ha dicho sobre mí en uno de sus recientes artículos (ver cual artículo más abajo).

Ahora, por ser tan largo, he intentado escribir este artículo de tal manera que ustedes puedan empezarlo y dejarlo en cualquier momento y más tarde retomarlo sin necesariamente perder el hilo, espero que funcione. Encuentro este asunto muy importante, verán por qué más abajo, y espero que al incluir algunas anécdotas y estupideces o cosas que a mí me parecen ser cómicas, la lectura se les haga más entretenida.

Gracias por su paciencia y entendimiento.

CONTEXTO

Escribo este artículo porque, como verán más abajo, no acepto por nada que alguien mienta sobre mí, sin embargo, a menudo no digo nada y dejo pasar las cosas ya que ocurre a veces que la persona que dice cosas falsas, lo hace por error o por ignorancia, o simplemente por frustración pero sin necesariamente saber realmente lo que estaría haciendo en el momento, de hecho, es un fenómeno común que también me ha pasado a mí, he dicho cosas feas (pero jamás mentiras) sobre otras personas en momentos que no tuve la capacidad de controlarme de manera responsable y sensata, principalmente durante los ataques de mi enfermedad (AIP), los cuales han sido muchos en mi vida y afectan mi cerebro muy negativamente debido a la falta exacerbada de oxigeno al cerebro y a todos los órganos del cuerpo, causando de manera intermitente convulsiones y otras cosas raras, lo cual a veces causa una locura temporal, sin embargo, en este caso, o sea, en el caso de OB y de su artículo que escribió en mi contra, no puedo dejarlo pasar, y les diré por qué.

No solo OB es:

1) un buen escritor, y prolífico, y

2) pareciera saber exactamente lo que está diciendo y haciendo,

sino que, además,

3) él es una persona muy educada, lo cual en mi estimación no lo pondría a él en la categoría de la ignorancia, del error inconsciente, o de una situación donde él no sabría lo que estaría haciendo.

Él mismo lo dice en uno de sus artículos:

"Estoy residenciado en los Altos Mirandinos, de larga trayectoria revolucionaria…soy Profesor Universitario, Politólogo, con seis postgrados, tengo dos libros escritos, con más de dos mil artículos de opinión publicados, tanto en la prensa nacional, como en portales digitales…he sido presidente de La Junta Electoral Regional del Estado Miranda…y estuve en la lista de candidatos para ser Rector en el Consejo Nacional Electoral…"

Ver: https://www.aporrea.org/actualidad/a303706.html

Cuando una persona se pone arrogante conmigo, así como lo ha hecho OB, y especialmente cuando esa persona miente, inventa, y cuando me acusa de cosas que no son, o sea, cuando me ponen palabras que no son las mías en mi boca, o cuando dicen que yo dije o insinué cosas que yo jamás habría dicho ni insinuado, y cuando esa persona pareciera tener un perfecto control sobre su mente, especialmente cuando esa persona se jacta --- directamente o indirectamente --- de ser fabuloso o superior a los demás, bueno, allí es cuando yo me pongo arrogante, pero muy arrogante, y hago todo lo posible, intencionalmente, para aplastarlo (metafóricamente por supuesto), y lo hago públicamente, pero siempre en base a verdades o lo más cercano a la verdad posible, y en hechos verificables.

Eso es precisamente lo que haré aquí.

Les pido que mientras leen este artículo (de tener el tiempo para leerlo por supuesto), recuerden que las cosas que yo digo sobre OB son cosas que solo le diría a una persona que en mi estimación sería una persona inteligente y consciente pero quien se creería más importante que los demás --- quienes normalmente también se creen mucho más de los que son ---, o sea, no lo hago, por lo menos no de manera intencional, a las personas humildes o equivocadas o ignorantes … o a las personas que sufrirían por ejemplo de enfermedades mentales, alcoholismo, y cosas así.

Por ejemplo, lo hago al actual jefe de Estado venezolano, pero no lo haría necesariamente a un estudiante universitario que por primera vez estaría escribiendo aquí en Aporrea ya que todavía no estaría completamente consciente de lo que estaría haciendo y diciendo. Hay lectores que me escriben con todos tipos de insultos, pero entre ellos a veces hay que tienen problemas mentales, o que sufrieron recientemente una muerte en la familia, o una agresión por parte del actual Estado venezolano, y se sienten heridos o frustrados, y cosas así, entonces a ellos, yo no los ataco aunque ellos me hayan atacado a mí, porque yo sé que no es culpa de ellos, o sea, no es estrictamente intencional, sin embargo, hay otros lectores que en mi estimación saben exactamente lo que están diciendo y haciendo, como OB por ejemplo, y a ellos yo les respondo precisamente con la intención de destruir su arrogancia a través del razonamiento.

Bueno …

Esto (lo que sigue) solo lo menciono debido al tema (OB y sus mentiras en mi contra), para que todos conozcan mi forma de ser y cómo reacciono, y por qué:

Yo nací con una capacidad intelectual muy elevada, no es mi culpa, nacía así, la cual uso normalmente para desarrollar matemáticas, invenciones, música, escritos, arte, y para resolver problemas complejos relacionados a asuntos de espionaje industrial, propiedad intelectual, tecnología, fraude, y proyectos especiales en situaciones de incertidumbre legal, y cosas así, sin embargo, a veces, rara vez, me encuentro en la obligación de usar mis talentos y capacidades innatas para, metafóricamente, crucificar a alguien públicamente, pero normalmente lo hago de tal manera que la crucifixión también enseñe a otras personas algo sobre el comportamiento humano y sus impactos sobre los demás, o sea, lo hago para que la audiencia se recuerde del caso y que lo tome en consideración la próxima vez que se encuentre en una situación parecida.

Ese es el contexto de este artículo.

Espero que lo disfruten y que les sea útil.

ARTÍCULO

Hace unos días atrás, Aporrea publicó un artículo de Oscar Bravo (OB), un escritor prolífico aquí en Aporrea quien apoya abiertamente al actual jefe de Estado venezolano, donde él no solo habla en contra de mí (no sé por qué), sino que además, inventa y cuenta mentiras sobre mí, y eso no lo agradezco, por nada.

No señor.

Por eso escribo este artículo.

Encuentro que ese tipo de comportamiento es de muy mal gusto y de muy bajo carácter humano, y es por eso que le voy a responder aquí, públicamente, porque yo no acepto que nadie me ponga palabras en mi boca, no señor, y menos todavía cuando alguien lo hace públicamente como lo hizo OB.

No, no, no.

Si quieren, pueden comentar, acusarme, o insultarme tanto como quisieran, pero siempre con respecto a las cosas que yo habría dicho textualmente, eso no me molesta, por nada, de hecho, la puerta está siempre abierta para eso, me gusta cuando los lectores encuentran huecos o incoherencias en mis escritos, pero eso sí, que no me lo comenten, no me acusen, y que no me insulten en base a cosas que yo jamás habría dicho, eso sí que no, no, no, eso no lo acepto ni lo aceptaré jamás.

Hasta ahora han sido dos escritores (que yo sepa) aquí en Aporrea que se han atrevido a comentarme, acusarme, e insultarme --- directamente o indirectamente --- sobre cosas que yo jamás habría dicho, y ahora OB, pero, lo interesante es que todos estos han sido hasta ahora seguidores del actual jefe de Estado venezolano quien también miente, manipula, e inventa cosas regularmente usando estas herramientas de baja calidad humana y de cobardía para atacar a sus oponentes, creyéndose además fantástico al hacerlo, así como en esa nueva comiquita del actual jefe de Estado venezolano donde él sería --- irónicamente --- el superhéroe que salva al mundo, o algo así (solo vi unos 5 segundos y no aguanté más).

Ver: https://www.aporrea.org/actualidad/n370460.html

Pero, lo más irónico es que el actual jefe de Estado venezolano y casi todos sus colaboradores y muchos de sus seguidores, entre ellos OB, dicen o insinúan ser chavistas, pero actúan muy contrario a Chávez usando estas herramientas de baja calidad humana para atacar a sus oponentes, las mismas herramientas que los opositores a Chávez usaban regularmente para intentar de aplastarlo y crucificarlo a él cuando él gobernaba, algo que Chávez jamás hizo (que yo haya visto), aun contra sus más feroces y violentos oponentes.

Ese es el verdadero chavismo, el de Chávez, no el del actual jefe de Estado venezolano, sus colaboradores, y muchos de sus seguidores.

Contrario a estos, Chávez era un hombre valiente, honrado, y honesto --- y yo soy igual --- quien no tenía nada que esconder y a quién no le daba miedo las cosas que decían sus oponentes a menos que fueran demasiado peligrosas y entonces debía cuidarse mucho para no ser asesinado, además, que yo haya visto, tampoco jamás le molestaba a Chávez (ni a mí) la crítica siempre que fueran críticas hechas en base a los hechos y no en base a las mentiras, manipulaciones, o invenciones, especialmente cuando fueran arbitrariedades, así como lo hacen regularmente el actual jefe de Estado venezolano y la mayoría de sus colaboradores y algunos de sus seguidores, como OB.

(Cuantas veces no vimos a Chávez en su programe Aló Presidente regañar a sus ministros por haber manipulado data y por haber mentido sobre sus logros. ¿Se acuerdan? Yo sí.)

Entonces, aquí abajo le voy a responder a OB, y lo haré de la manera que yo pienso que debería hacerlo, o sea, lo haré en base al hecho de que él ha intencionalmente usando mentiras, manipulaciones, e invenciones para atacarme públicamente con el fin de satisfacer sus propios intereses (esta es mi premisa).

Técnicamente hablando, lo haré de la manera que lo hago normalmente cuando los lectores me escriben, donde respondo parte por parte, empezando con el título de su artículo (OB), hasta terminar de responderle a su artículo por completo (OH), palabra por palabra, párrafo por párrafo (espero no faltar nada):

OB: Al tocayo Heck: ¿si te molesta Venezuela, porque no te vas?

OH: Primero, yo nunca dije que Venezuela me molesta, no señor, jamás dije eso, ni tampoco lo he insinuado, por lo menos no de manera intencional o premeditada, yo no escribo usando doble sentidos o eufemismos, ni escondo mis sentimientos, de hecho, sería todo lo contrario, a mi me gusta mucho Venezuela, la adoro, me enamoré de ella. Es más, son muy pocas las cosas en esta vida que me molestan, he tenido tantos ataques graves de mi enfermedad durante tantos años (50 años) que mis prioridades van mucho más allá de las molestias.

De hecho, ni la muerte me molesta, no me gusta, por nada, pero no me molesta, y eso, que me estoy muriendo actualmente mucho más rápido de lo que esperaba (ver más abajo), entonces yo no sé de donde OB sacó esa noción de que Venezuela me molestaría, bueno, aparte del hecho de que yo hablo y escribo regularmente en contra del actual jefe de Estado venezolano, en contra de todos sus colaboradores, y en contra de una porción de sus seguidores, pero, ellos no representan "Venezuela," ellos representarían --- en base a mis cálculos --- no más de 20% de la población de Venezuela, o sea, son una minoría, la misma minoría que gobierna, dirige, y saquea nuestra querida Venezuela, destruyéndola a su antojo y a expensas de los demás, dejando en su camino un nivel de pobreza y pobreza extrema, de miseria crónica y de infelicidad y de desesperación jamás visto (que yo sepa) en toda la historia de Venezuela.

Hace más de 45 años que ando por aquí, y jamás había visto tal cosa.

También escribo en contra de las tendencias sociales que ellos (ese 20%) propician, promulgan, e inspiran --- como por ejemplo la mentira, el odio, la xenofobia, la violencia, la corrupción, la cobardía, el abuso de poder, la tortura, las desapariciones forzadas, la persecución y los asesinatos de sus oponentes, la delincuencia entre los funcionarios públicos, especialmente dentro de las fuerzas de seguridad y sus familiares, el flagrante irrespeto a las leyes y a la Constitución, la anarquía económica, social, y espiritual, el machismo, la maldad, el robo, los casinos, los bodegones, los hoteles y clubes de lujo, el alcohol, los vicios en general, etc. --- lo cual no tiene nada que ver con que me molestara Venezuela como tal, no señor, porque esas cosas que ellos promulgan y propician, no son características propias de Venezuela, no señor, los venezolanos y las venezolana, en general, no son tan decadentes, esas son características fabricadas y promulgadas por el actual jefe de Estado venezolano desde el 2013 y por las clases dominantes tradicionales de siempre (y las nuevas) que lo acompañan a él, o sea, son nociones de bajo carácter humano promulgadas y propiciadas por esa minoría 20% que nos gobierna directamente o indirectamente como una pandilla, a palos y amenazas, chantajeando y subyugando, mintiendo, inventando, encubriendo, escondiendo, y haciendo las cosas en secreto, o sea, casi todas las cosas negativas sobre las cuales escribo aquí en Aporrea tienen que ver precisamente con una minoría decadente, es misma minoría.

Además, esta es una realidad mensurable que no solo yo, sino millones de venezolanos y venezolanas víctimas de esta podredumbre de gobernanza (en mi apreciación por supuesto), vivimos todos los días.

Repito, Venezuela no es una molestia para mí, no señor, jamás.

Creo que la molestia a la cual OB tal vez se refiere sería más bien ese sentimiento de asco, desprecio y falta de respeto (en mi caso) que yo y millones de venezolanos y venezolanas --- por lo menos 20 millones en mi estimación --- tenemos hacia quienes nos gobiernan, hacia sus colaboradores, y hacia una parte de quienes los apoyan, esa minoría 20% que básicamente usa a los demás como carne de cañón para justificase ellos mismos así como OB lo ha hecho usándome a mí para, al parecer, intentar justificarse él …

… perronas quienes serían para mí, metafóricamente hablando por supuesto…

… como moscas sadomasoquistas desesperadas y activadas por sobredosis tras sobredosis de cocaína y whisky importado, dando vueltas en círculos viciosos sin rumbo --- pero con muchos dólares en sus bolsillos --- con sus ojos explotándose de sus cabezas, resecando sus cerebros de tanto malgasto y vicio, moscas enrabiadas volando arbitrariamente a la velocidad de cocainómanos creyéndose mini Supérmanes (¿cómo en esa comiquitas de arriba?), pero equivocadamente vestidos de Hombre Araña o disfrazados de cualquier otras cosa, como héroes chavistas por ejemplo …

… es que, en mi estimación, ellos no saben lo que están haciendo, pero no por loquera, sino por indolencia planificada, ni les importa tampoco, y, menos todavía, pareciera importarles el impacto de sus acciones sobre los demás, son como moscas narcisistas que siempre andan perdidas, desorientadas, discombobuladas, solo interesadas en comer y engordarse y en verse bonitos para ellos mismos en sus propios espejos, moscas que serán eventualmente aplastadas, metafóricamente hablando por supuesto … o … (siempre hago comiquitas en mi cabeza) … serían como zancudos, siempre pequeños, porque así son, pequeños, pero creyéndose grandiosos y poderosos viviendo de la chupanza de la sangre de los demás, especialmente de la sangre de los más necesitados, inocentes, y vulnerables de nuestra sociedad, de las presas más fáciles, porque, en mi estimación, ellos, es minoría 20%, la cual NO REPRESENTA A VENEZUELA por nada, ni tampoco representa lo que es ser venezolano o venezolana, no sabe cómo existir sobre este planeta sin ser parásitos, oportunistas, y abusadores, cobardes sin honor y deshonestos que no son capaces de justificar sus propias existencias sin picar, sin chupar, sin vaciarles de vida a los demás para ellos vivir.

Mí analogía no es nada exacta, pero es algo así, bueno, así lo siento en este momento, así lo veo en mi cabeza, es como una comiquita televisiva dirigida por el Diablo en persona y protagonizado por ese 20%, pero en miniatura, como enanitos hijos deformes del Diablo, con alitas de insectos aplastables, metafóricamente hablando por supuesto.

Bueno, pongo énfasis sobre este elemento de la molestia porque las razones que me impulsarían a irme de Venezuela (de hecho, me voy de Venezuela, ver los detalles más abajo) irían mucho más allá de simples molestias como esas moscas o zancudos aplastables.

Mi Madre, Indígena, siempre nos dijo:

"Ustedes son los únicos responsables de sus propias condiciones, nadie más, entonces no le echen la culpa a nadie por sus propias miserias."

Y así he vivido toda mi vida, gracias a mi Madre.

Contrario al actual jefe de Estado venezolano y muchos de sus colaboradores y seguidores (incluso OB), yo jamás le echo la culpa a nadie por lo que siento y pienso, ni por mi condición, no señor, ni tampoco busco o invento excusas para tratar de justificar mis sentimientos o pensamientos, no señor, y, menos todavía acusando a alguien más.

Yo soy una persona valiente, honrada, y honesta como Chávez, quien además, como Chávez, no se deja molestar, y si por casualidad me dejara molestar, bueno, entonces, la culpa sería la mía, no la de alguien más, no sería la culpa ni de EEUU (¡el imperio!), ni de Europa, ni de nadie más, y menos todavía, en este caso, de Venezuela, así como lo insinúa OB en el título de su artículo.

De hecho, si yo no estuviera viviendo en la miseria casi absoluta que estoy viviendo hoy en comparación con lo que fue mi vida aquí en Venezuela cuando Chávez gobernaba, una vida hoy sin futuro productivo, sin futuro positivo, no solo para mí, sino para millones de venezolanos y venezolanas, yo me quedaría aquí en Venezuela, porque la adoro, aun si el actual jefe de Estado venezolano y su minoría 20% de porquería (en mi apreciación de ellos) seguirían gobernando y saqueando el país ya que el hecho de que ellos estén allí gobernando y haciendo lo que les dé la gana, no me molesta. No me gusta, eso sí, pero ciertamente no me molestaría lo suficiente para que esa sea una razón para irme de Venezuela, no señor, yo no soy así, no soy el tipo de persona que busca escaparme frente a la adversidad, no señor, ni soy un malcriado hijo de papá y mamá que quiere todo a su manera sin importarme los demás.

No, no, no.

Repito, yo no soy ningún cobarde, no trato de escapar la realidad, ni trato de evitar de enfrentarla a menos que no tenga otra opción, lo cual ha llegado a ser el caso últimamente, debo irme (ver por qué, más abajo), entonces que OB no me venga a inventar ideas que no son, metiéndoles falsas ideas en las mentes de mis lectores.

No señor.

No, no, no.

Eso no lo acepto.

¿Él sabe más sobre mí que yo?


¿Ah?

De hecho, él ni me conoce, jamás me ha visto, que yo sepa, y jamás él ha comunicado conmigo, que yo recuerde.

¿Entonces?

¿Cuál es su problema?

Ahora …

Para que todos lo sepan, y en caso que OB decida de inventar más estupideces sobre mí, yo me enamoré de Venezuela hace más de 45 años atrás, y sigo enamorado de ella, y por supuesto de mi esposa, una Santa venezolana, mi Dios, quien también conocí entonces cuando ella estudiaba para ser monja, y yo para ser cura. A mi los curas me botaron, pero a ella las monjas no la botaron, y ella siguió su camino para ser monja durante años, sin embargo, al final terminamos juntos, pero siempre con nuestras misiones por delante.

Mi descontento y decepción (no molestia) con mi situación personal en Venezuela, como lo mencioné arriba, no tiene nada que ver con Venezuela como tal, sino que tiene que ver con esa minoría venezolana (ese 20%) que ha llevado a Venezuela y a las mayorías al desastre que somos hoy, pero, interesantemente, esa minoría de 20%, esa porción de la población venezolana que equivaldría a solo una de cada cinco personas (1/5 = 20%) que tendría incidencia sobre mis sentimientos negativos vis-a-vis Venezuela, aunque sea una minoría, equivaldría básicamente a 100% de los venezolanos y las venezolanas que apoyan al actual jefe de Estado venezolano y sus colaboradores, entonces para él (OB), quien también apoya al actual jefe de Estado venezolano, eso significaría, tal vez, que mis sentimientos negativos hacia ese 20% de la población venezolana (él incluso), pudiera parecerle monumental, o sea, a él tal vez le parecería que yo estuviera hablando en mal de 100% de la población venezolana, lo cual no es cierto, ni tampoco se acercaría ni un poquito a la verdad ya que cuando hablo en mal o en contra de ellos, yo me refiero específicamente a ellos, a ese 20% de la población, no a 100% de la población.

¿Ven a qué me refiero?

Y otra cosa, yo no les echo la culpa a ellos por mi precaria situación, sino que ellos formarían parte integral de las razones por las cuales yo me encuentro en la situación que estoy hoy, o sea, ellos forman parte de los varios factores que afectaría mi situación de manera negativa aquí en Venezuela actualmente. Como verán más abajo, mis razones son muchas y variadas.

Para verlo de otra manera, ese mismo sentimiento muy negativo que tuve durante años hacia esa minoría (20%) de la población venezolana (entonces) que se oponía vilmente a Chávez mientras él mandaba, hoy lo tengo hacia ese 20% que hoy apoya al actual jefe de Estado venezolano y su pandilla (para mí son pandilleros). Nada en términos de mis sentimientos (proporcionalmente) ha cambiado realmente con relación a Venezuela, solo los protagonistas han cambiado de lugar, y eso es todo, básicamente.

Creo que lo que ocurre a veces también --- y tal vez por eso OB escribe contra mí (no lo sé) --- es que ciertas minorías, especialmente provenientes de las clases media, media altas, y de las clases dominantes y educadas (como OB), a menudo se creen mayoría por pensarse más importantes que los demás, cuando no lo son, ni son mayoría, ni son más importantes, o sea, se creen algo que no son, por ejemplo, en este caso, los maduristas creen ser chavistas, revolucionarios, y bolivarianos, algo que obviamente no son, y creen ser mayoría, cuando no lo son, porque ganan elecciones (con un muy alto nivel de abstención), y usan esa ilusión de popularidad limitada como excusa para pretender hacer lo que les dé la gana, a menudo a detrimento de los más necesitados, inocentes y vulnerables de nuestra sociedad, porque pueden, porque son ellos quienes mantienen el poder sobre el Estado, pero siempre en base a una ilusión manipulada como una verdad.

ganar elecciones ≠ ser mayoría

Ellos creen ser casi 100% mayoría en el país porque en la asamblea nacional ellos representan casi 100% del voto, pero ese 100% solo representa 100% de una minoría de más o menos 20% de la población, esto debido al muy alto nivel de abstención, más los votos que en su promedio solo alcanzaron un poquito más del 50%, o sea, fueron votos marginales en un ambiente electoral de alta abstención donde los votantes eran más que nada miembros de los partidos políticos que se peleaban entre ellos por el poder.

Otro ejemplo:

Cuando Chávez mandaba, la minoría que se le oponía entonces creía ser los únicos capaces de gobernar, ¿se acuerdan?

Ellos creían que sabían todo, que eran maravillosos, buenos, sabios, educados, ejemplos perfectos de la gobernanza, etc., y además, creían que eran mayoría cuando no lo eran, por nada, ¿se acuerdan?, bueno, yo si me acuerdo perfectamente porque yo, como corresponsal, los infiltré en la Plaza Altamira y dentro de un montón de otras actividades cuando andaban armados amenazando y atacando a cualquiera que no se unía a ellos, porque ellos estaban convencidos que eran mayoría y bellos y bonitos además, y cosas así, lo cual era falso. Eventualmente, se comprobó que ellos no eran los únicos capaces de gobernar, o sea, se comprobó que esa noción de superioridad o autosuperioridad era totalmente falsa e imaginaria ya que Chávez terminó gobernando mucho mejor que ellos.

¿Ven a qué me refiero?

Se creen, y viven con esa ilusión.

Así son los maduristas hoy, en mi estimación por supuesto, así los veo, exactamente así, además los veo con las mismas mañas de violencia, racismo, machismo, exclusión, prepotencia, xenofobia, y odio hacia quienes se les oponen, abusadores de poder, y cosas así, iguales a la oposición contra Chávez cuando él gobernaba.

Iguales.

Viven en sus propias burbujas de fantasías --- como esas moscas ---, cuando la verdad es que las estructuras donde ellos viven, esas burbujas imaginarias donde llevan a cabo sus orgías de narcisismo, poder, y prepotencia, son en realidad solamente como bombas de jabón volando en el viento con alitas de insectos aplastables y sin dirección alguna, son estructuras débiles sujetas a todas las tempestades del mundo, burbujas capaces de desaparecer tan rápido como aparecieron, o sea, viven en mundos arbitrarios y temporales en vez de vivir en mundos sólidos y duraderos como el de Chávez, mundos (los de Chávez) que no se dejarían necesariamente influenciar arbitrariamente por los caprichos y las circunstancias del momento.

Pero hay algo más …

Yo no sé por qué OB sugiere --- en el título de su artículo (arriba) --- que yo me vaya de Venezuela cuando yo ya lo he dicho varias veces aquí en Aporrea, yo me voy de Venezuela, cuando pueda por supuesto (ver los detalles más abajo).

Tomé esa decisión mucho antes de que OB escribiera su artículo en mi contra, y lo hice sin ninguna sugerencia por parte de OB --- de hecho, no necesito ni aprecio sus sugerencias ---, sin embrago, como lo dije más arriba, las razones por las cuales he decidido irme de Venezuela no tienen absolutamente nada que ver con alguna "molestia" relacionada a Venezuela así como OB lo sugiere deshonestamente (en mi estimación) en el título de su artículo.

Entonces, para que todos lo sepan, y para que OB pare de decir cosas imaginarias sobre mí, he decidido de irme de Venezuela porque:

1- aunque yo adoro Venezuela y quisiera quedarme,

2- y aunque normalmente me quedaría aun si tuviera que lidiar con esa minoría 20% de la población que tanto me disgusta y que tanto le hace daño a nuestro país, bueno,

3- la realidad es que hasta hace poco me encontraba desde hace un tiempo considerable en una situación muy grave --- financieramente y de salud --- donde ya no era capaz de sobrevivir aquí en Venezuela sin literalmente morirme de manera anticipada y en casi total miseria, sin dinero (no puedo trabajar, no soy un ladrón, ni soy un corrupto, y mi pensión es de menos de $3 al mes), sin ayuda aparte de la de mi esposa, un hermano, y mi Madre, y sin los medicamentos y la nutrición requerida para extender mi vida, sin embargo, mientras tanto, y por suerte, mi esposa se fue del país, otra vez, a trabajar en el extranjero para poder mandarme medicamentos y ciertos nutrientes que necesito para no morir mientras me preparo para irme de Venezuela (ver los detalles más abajo).

En otras palabras, si me quedo aquí en Venezuela, moriré mucho antes de tiempo, por eso me voy, entonces que OB no me venga inventar estupideces de que yo tal vez debería irme de Venezuela porque Venezuela me molestaría, no señor.

No, no, no.

Eso no lo acepto, eso es como burlarse de un paralítico en silla de ruedas y decirle, "Mira idiota, si te molesta tanto estar en esa silla de ruedas, bueno, entonces párate y camina!"

Es así de sencillo el asunto.

Es un asunto de vida o muerte, no es un asunto de molestia.

No tengo otra opción que sea más práctica en este momento, y no quiero morir así aquí en Venezuela, solo e indignamente, en la miseria y sin mi esposa. De ser posible de vivir y morir dignamente fuera de este país y al lado de mi esposa, lo haré, y ahora que puedo hacerlo, lo voy a hacer, pero debo recuperarme lo suficiente antes de intentarlo.

¿Qué harían ustedes de estar en mi situación?

¿O será que para OB ese deseo o impulso natural de querer vivir y morir dignamente acompañado de personas que uno ama sería algo feo e inaceptable, que uno debe echar de lado esa esperanza y dedicarse únicamente al sufrimiento y a la miseria subyugándose como un esclavo al jefe de una pandilla política a la cual uno ni pertenece?

¿Ah?

¿Qué tipo de mente es esa?

Yo no me mudé a Venezuela de manera permanente en el 2010 (ver los detalles más abajo) para morir así, no, no, no. Además, yo no soy ningún sadomasoquista como esas moscas que viven en esas burbujas con alitas de insectos aplastables, ni tampoco tengo tendencias suicidas aunque las tuve gran parte de mi vida debido a mi enfermedad.

Tampoco soy un estúpido.

Yo quiero morir dignamente, pero no quiero morir todavía, ni tampoco de esta manera, entonces, todo lo que yo pueda hacer --- con la preciosa ayuda de mi esposa Dios, mi Madre, y un hermano --- para extender mi vida, aunque sea por algunos pocos años (no se sabe cuanto tiempo tengo para vivir, pero espero muchos), lo haremos juntos, y me iré de este país por esa razón, no por alguna estúpida molestia, no señor, no soy así, gústele o no a OB.

Repito:

Este es un asunto de vida o muerte, pero no me encuentro solo en este predicamento, somos millones.

Ahora, visto desde otro punto de vista, yo NO quiero morir lado a lado con mis vecinos, muchos de ellos Diablos, son ladrones y asesinos, funcionarios públicos corruptos, narcotraficantes, extorsionistas, ratas y culebras, quienes casi todos han votado --- no por casualidad --- por el actual jefe de Estado venezolano y por sus colaboradores para no perder la comida del CLAP y los bonos de $2 o $3 dólares al mes que el actual Estado venezolano les concede como si fueran animalitos de compañía para que se queden callados mientras los gobernantes y sus cómplices saquean el país (así lo veo), no señor, no quiero morir entre esa gente, entre esos Diablos, no, no, no.

Yo quiero morir lado a lado con mi esposa, una Santa venezolana, mi Dios.

No quiero morir solo, infeliz, y en miseria.

¿Eso es demasiado pedir?

¿Ah, OB?

Yo no lo había planificado así, pero así sucedió.

Ven, yo soy judío, planifico las cosas con años de adelanto, calculo todo aunque a veces con errores, y lo que yo quise hacer con respecto a mi muerte era de poder vivirla (vivir mi muerte) aquí en Venezuela, pero debido a la gravísima situación generalizada en la cual nos encontramos hoy aquí en Venezuela, mi esposa no pudo quedarse y ha tenido que irse de Venezuela a trabajar en el extranjero otra vez para poder sobrevivir y cuidar de mí y de su familia mientras yo intento recuperarme lo suficiente para poder viajar.

Sí señor, esa es la realidad, la cruel realidad, y repito, no somos los únicos, somos millones de venezolanos y venezolanas inocentes viviendo cosas parecidas, y es precisamente por eso que la gente sigue yéndose de Venezuela, ya van más de 6 millones (aprox.), y todavía falta, mucho (en mi estimación).

¡6 millones de venezolanos y venezolanas, o aproximadamente 20% de la población de Venezuela, no se han ido de Venezuela debido a que Venezuela les sea una molestaría!

No señor.

Esto va mucho más allá de la molestia, y repito en caso que OB no entienda, para la inmensa mayoría de esos 6 millones de venezolanos y venezolanas, y para los millones más que todavía no hemos podido irnos de Venezuela, se trata de un asunto de VIDA O MUERTE.

¿Entiendes, OB?

¿Ah?

Saben, la mayoría de las personas que conozco en mi vecindario están buscando cómo irse de Venezuela, y si pudieran hacerlo de una vez, lo harían, yo diría por lo menos 3 de cada 5 vecinos, incluso algunos de esos Diablos están buscando cómo irse. Los que no piensan irse es porque son demasiado viejos o pobres o son corruptos que ganan mucho más dinero aquí en Venezuela de lo que podrían ganarse honestamente en otros países, pero muchos, particularmente los más jóvenes y honestos, ya se han ido del país, es que no hay manera realista ni práctica de sobrevivir dignamente aquí en Venezuela a menos de (generalmente) incurrir en algún comportamiento inmoral, deshonesto, o criminal.

(Hay muchísimos ejemplos de este tipo de cosas.)

Así es.

Pregúntenle a cualquier venezolano o venezolana honesto y honesta, y ellos les confirmarán lo mismo, o algo muy parecido.

Somos millones de venezolanos y venezolanas honestos y honestas, obreros, técnicos, profesionales, supervisores, y gerentes (entre otros) que debemos irnos, si no, moriremos aquí como pollos mojados desnutridos y estrujados de vida hasta la muerte, o esclavizados como bueyes, o matados como toros por las lanzas del actual Estado venezolano en su propia arena para el entretenimiento de sus gobernantes y sus pandillas y pandilleros (como OB en mi estimación), rodeado de moscas y zancudos de todos tipos chupando nuestra sangre mientras nos debilitamos más y más cada día. Nosotros no tenemos otra opción más práctica y sensata, y no tenemos ni privilegios ni derechos a una vida digna aquí en este país, y esa es la verdad, aunque personas como OB tal vez no lo quisieran aceptar.

Saben, a menudo me pregunto de donde carrizo personas como OB sacan suficiente dinero para sobrevivir y seguir apoyando a un Estado tan esclavista, abusador, e inhumano.

Eso no me entra en la cabeza.

¿De donde carrizo sacan su dinero?

¿Ah?

Jamás dicen cuanto dinero ganan, ni de donde sacan su dinero, ni cómo hacen para generarlo.

¿Por qué?

Tengo familiares, vecinos, y conocidos que son así, son unos ricachones maduristas (o cómodos con el madurismo) que andan en carros de lujo y viven comiendo en restaurantes y comprando en bodegones y tiendas de lujo, pero jamás dicen de donde sacan su dinero y jamás comparten voluntariamente ni un solo centavo con nadie, ni con sus propios familiares pobres o enfermos, ni tampoco, jamás, nos invitan a participar en el tipo de cosas secretas que hacen para ganarse ese dinero. Es como una especia de club privado, o una pandilla, donde mientras ellos se enriquecen, los demás --- nosotros --- nos morimos de hambre, desnutrición, y enfermedades curables porque no tenemos el dinero para pagarnos los medicamentos ni la comida nutritiva.

Bueno …

Por eso me voy de mi querida Venezuela, no porque me molestaría algo de ella, no señor, esto es un asunto de vida o murete.

Vida o muerte.

Vida o muerte.

Vida o muerte.

Creo que OB debería cuidar lo que dice antes de acusar o de insinuar cosas de manera tan arbitraria así como lo ha hecho en el título de su artículo, o como lo hizo un día el actual jefe de Estado venezolano cuando de manera totalmente desgraciada dijo de manera totalmente despreciable que los venezolanos y las venezolanas que se iban de Venezuela se iban a limpiar pocetas para los extranjeros, o algo así, una tremenda estupidez, una verdadera maldad, una cosa totalmente inaceptable, una cosa terriblemente fea que ciertamente refleja la profundidad se su bajo carácter humano (en mi estimación por supuesto).

Vean este video de Navidad del 2020, mientras más de 90% de la población vivimos en pobreza y pobreza extrema, infelicidad, y miseria, el actual jefe de Estado venezolano y su pandilla gastan millones en festejos.

Ver: https://www.youtube.com/watch?v=2dxRj93FWoU

¡Desgraciados!

(Esa es mi apreciación personal de ellos.)

Por eso estamos cómo estamos aquí en Venezuela, porque, entre otras cosas, el actual jefe de Estado venezolano, sus colaboradores, y muchos de sus seguidores, OB incluso en mi opinión, no piensan, ni profundamente, ni más allá de sus propios mezquinos intereses, ni tampoco más allá de sus pequeñas narices, además, parecieran no pensar más allá de sus propios bolsillos ni de sus propias visiones o ilusiones de poder político por ejemplo, de sus propias grandezas aunque no sean importantes en el contexto de la humanidad más allá de las fronteras de Miraflores o más allá de esa minoría 20%, y cosas así, entonces, por ende, no cuidan sus palabras o acciones, porque en el fondo, yo creo que no les importa un carrizo los demás a menos que ellos mismos tengan algo que ganarse a cambio.

De todas maneras, yo creo que deberían tener más cuidado antes de abrir sus bocas y meter sus palabras en las bocas de los demás.

¿No creen?

Bueno …

Les cuento en detalle ahora:

He viajado por el mundo casi toda mi vida desde los 6 años de edad hasta el 2010 cuando decidí de quedarme de manera permanente aquí en Venezuela.

¿Pero por qué escogí a Venezuela?

Bueno, porque aparte del hecho de que a mi básicamente no me gusta (para yo vivir) ningún país norteño que he conocido, habían muchas otras razones --- en base a mis criterios e intereses por supuesto --- para escoger a Venezuela por encima de todos los otros países que había conocido hasta entonces (34 países), entre estas razones:

1- Para poder participar como misionero en la Revolución Humanista de Chávez. Empecé mi vida adulta como misionero, y quería seguir ese camino.

2- Para poder experimentar de primera mano una sociedad joven en términos de su desarrollo, una sociedad en transición entre el colonialismo y la autodeterminación. Siempre me interesó la antropología y tuve la enorme oportunidad de haber vivido en carne propia este tipo de transición en Québec y Arabia Saudita, y ahora quería vivirla en Venezuela.

3- Para poder vivir entre una población generalmente feliz, energética, y abiertamente alegre y colorida, en vez de entre una población generalmente indiferente, fría, apática, y gris como ocurre a menudo en los países norteños, como en Canadá por ejemplo, donde por casualidad nací. Desde los seis años de edad me había enamorado de la cultura sureña cuando estuve en México y Perú, y después cuando crecí en el Desierto de Atacama en el norte de Chile, y siempre quise regresar a vivir de manera permanente en el Sur del planeta, sin embargo, aunque crecí una parte de mi vida en Chile, y aunque pasé bastante tiempo en Arabia Saudita e India, dos de mis países preferidos, siempre me gustó más Venezuela.

4- Para poder gozar de un maravilloso clima, particularmente con respecto a mi salud. Yo sufría entonces de una forma genética de artritis muy avanzada y degenerativa y tenía que salir de frío, si no, moriría dentro de unos pocos años, y no quería morir todavía.

5- Para poder seguir disfrutando de los innumerables lugares mágicos de Venezuela como los relámpagos de Catatumbo, el Salto Ángel, Roraima, Las Fresitas, y tantos otros lugares misteriosos. Siempre fui un aventurero y quería seguir siéndolo (pero en el calor ahora, no en el frío), quería ser como el mono Jorge y su amigo el Señor del sobrero amarrillo, viajando por el mundo, en las selvas, en los desiertos, en las ciudades exóticas, etc., etc., etc.,

Ver: https://www.wdse.org/highlights/movie-day-pbs-kids-curious-george

6- Para poder montar mi taller de composición y grabación de música, invenciones, arte, escritos, y matemáticas en un lugar donde no me costaría tanto vivir y operar. He vivido en talleres que yo mismo he montado desde los 11 años de edad, pero en el norte, el costo de la electricidad, la calefacción, el combustible, los impuestos, y el transporte, siempre representan un alto porcentaje de los gastos de cualquier tipo de operación parecida, y sabía que en Venezuela podía reducir esos gastos considerablemente.

7- Para poder retirarme con una pensión que pro-rata (para mí) era igual o más alta que en los países norteños. Hasta el 2013 la pensión venezolana era de por encima de los $300 al mes, lo cual pro-rata era más elevada (en mi caso) que la pensión canadiense por ejemplo. Así no tendría que preocuparme por el día en que ya no podría trabajar más, aunque todavía no sabía que sufría de AIP, solo lo descubrí por casualidad en el 2017, pero sabía que mi cuerpo estaba desgastándose mucho más rápido de lo normal. Pensaba entonces que era solo debido a mi artritis, sin embargo, de todas maneras, debía anticipar el día en que ya no podría trabajar más. Esa es precisamente la situación en la cual me encuentro en este momento, 11 años después.

También me pregunté entonces (2010):

¿Qué haríamos, mi esposa y yo, de necesitar más de $600 al mes (dos pensiones venezolanas) para sobrevivir dignamente en Venezuela en el futuro?

Y me respondí:

Bueno, podríamos hacer traducciones técnicas (inglés, francés, y español) --- mi esposa es traductora en tres idiomas también --- y también yo podría hacer lo que estaba haciendo antes para generar ingresos, lo cual era de redactar patentes para depósitos al USPTO (oficina de propiedad intelectual de EEUU), y podría seguir haciéndolo vía el internet y por la vía telefónica ya que debía hacer muchas llamadas internacionales al respecto, lo cual parecía ser una buena opción y perfectamente viable ya que el internet en Venezuela entonces (hasta el 2013), era uno de los mejores de toda América del Sur, y ya que en aquel entonces (hasta el 2013) también podía hacer llamadas de larga distancia desde mi teléfono a casi cualquier país del mundo, es más, debido a que conozco bastante sobre esos sistemas, supe que la probabilidad de que el sistema de internet en Venezuela falle en el futuro, era mínimo, ya que era casi imposible que falle significativamente porque el sistema de internet es uno de los sistemas más sencillos del mundo, y es uno de los más fáciles de mantener, pero me equivoqué gravemente (ver más abajo).

Bueno …

La combinación de estos elementos --- buen clima, cultura energética, sociedad joven, aventuras ilimitadas, bajo costo de la vida, buena pensión, y buen internet y telefonía ---, y el hecho de que mi esposa, mi Dios, es venezolana y que toda su familia está aquí en Venezuela, hizo que entre mi esposa y yo finalmente decidiéramos de hacer esa transición, pero poco a poco, para eventualmente establecernos aquí en Venezuela de manera permanente, pero juntos, y finalmente pasar el resto de nuestras vidas cerca de la familia, y gozar, y eventualmente morir aquí, juntos, dignamente, pero con la opción de ir y volver desde el extranjero cuando quisiéramos o cuando necesitaríamos hacerlo, sin ser obligados a hacerlo.

Pero, eso no fue así.

Hoy lo sé, en el 2010 pensé de manera demasiada optimista, pensé, o supuse, muy equivocadamente (entre otras cosas):

1- Que el servicio de internet y de telefonía aquí en Venezuela no podría empeorarse.

2- Que el Pueblo venezolano no iba a abandonar el camino de Chávez.

3- Que nuestras pensiones venezolanas no iban a bajar de los $300 al mes c/u.

Pero, todo esto se nos explotó en la cara:

1- A partir del 2013, el internet y la telefonía empezaron a empeorarse tanto aquí en Venezuela que ya no pudimos depender de ellos para generar nuestros ingresos como lo habíamos planificado.

2- A partir del 2013, la sociedad venezolana empezó a abandonar a Chávez y a retornar a su anciana y retrograda forma de ser, retomando el colonialismo, la corrupción, la miseria, la infelicidad, la apatía, la indiferencia, la viveza, el cada quien por sí, el nepotismo, el pandillerismo político, etc., etc., etc., así como lo era antes de Chávez, destruyendo nuestros planes de participar en las Misiones, y haciendo más y más difícil cada día de sobrevivir sin inmiscuirse en cosas inmorales, deshonestas, o criminales.

3- A partir del 2013, la pensión venezolana empezó a bajar rápidamente y dramáticamente, (si bien recuerdo), a menos de $100 al mes en el 2013, menos de $50 al mes en el 2014, menos de $20 al mes en el año 2015, y desde entonces a menos de $3 al mes.

Ni yo, ni mi esposa podemos vivir así, ni tampoco millones más, no es un asunto de molestia, repito, es un asunto de VIDA O MUERTE.

Bueno …

Lo que leyeron arriba fue mi respuesta --- muy larga pero necesaria creo --- a OB con respecto al título de su artículo:

Al tocayo Heck: ¿si te molesta Venezuela, porque no te vas?

Ahora …

Sigo aquí respondiéndole a OB …

OB: De verdad que este personaje [Oscar Heck] que forma parte de los más criticones (ser crítico es otra cosa) y acérrimo "analista político" …

OH: Ay, ay, ay. ¿Cuántas veces no lo he repetido? Yo no soy ningún analista político (ni entre comillas). Lean mi pequeña biografía en Aporrea, además, estoy completamente en contra del sistema político occidental, no lo quiero, no me interesa, me disgusta enormemente, lo encuentro sucio y de muy bajo carácter humano, además, lo encuentro colonial y retrograda, especialmente hoy en países colonizados como Venezuela. No le veo absolutamente nada positivo, nada, ni una sola cosa, particularmente en comparación con otros sistemas políticos como por ejemplo el sistema político de consenso, el cual es utilizado en algunas regiones del mundo, y, en caso que OB no lo sepa, el sistema político occidental, el cual Venezuela ha adoptado de manera torcida y adulterada en mi opinión, ha sido adoptado --- probablemente vía la colonización europea --- por no más de un 45% del planeta, o sea, ese podrido (en mi apreciación) sistema político que Venezuela ha adoptado, no es la única opción para la humanidad, de hecho, creo que es una de las peores opciones.

Pero, peor todavía …

¿Por qué OB lo dice en primer lugar?

¿Por qué dice que soy un, "analista político," cuando no lo soy y cuando creo que todos los lectores saben que no lo soy y que soy abiertamente antipolítico (anti política occidental) además de haberlo dicho un sinnúmero de veces aquí en Aporrea?

Es más, casi jamás escribo sobre la política, ni me interesa hacerlo.

¿Entonces?

¿Cuál es su problema?

¿Cuál es su propósito de inmiscuirme en esa cosa llamada la política que yo personalmente considero ser una porquería?

¿Ah?

¿Será que él quisiera desinformar intencionalmente y meterles ideas falsas en las cabezas de mis lectores y en las cabezas de los lectores de Aporrea en general, usándome a mí como carne de cañón para satisfacer sus propios intereses y complejos psicológicos?

(Todos tenemos complejos psicológicos, algunos más que otros.)

¿Ah?

¿Cuál es el propósito de OB de mentir sobre mí?

¿Ah?

¿A él le gustaría que yo mintiera públicamente sobre él?

¿Qué yo inventara alguna estupidez sobre él y que yo lo divulgara públicamente aquí en Aporrea de manera subversiva poniéndola entre comillas como si fuera verdad?

¿Ah?

Saben, yo jamás he entendido por qué la gente recurre a las mentiras, a las manipulaciones, y a las insinuaciones falsas para demostrar su posición o su disgusto hacia algo o alguien, para mí ese comportamiento demuestra una falta de valentía, honradez, y honestidad, y lo considero ser de baja calidad humana, tal vez me equivoque en mi percepción de este tipo de cosas, pero así lo siento, así lo veo, y así lo pienso.

No lo agradezco.

¿Qué piensan ustedes?

OB: … que representa a lo más radical del "antimadurismo" …

OH: Correcto, eso sí, soy uno de los escritores aquí en Aporrea que pudiera ser considerado uno de los más radicales antimaduristas, pero no entre comillas ya que en mi estimación, todas las personas que conscientemente apoyan al actual jefe de Estado venezolano, son precisamente eso, maduristas, y no "maduristas," o sea, aunque piensen que son chavistas, no lo son ya que, en mi estimación, una persona que sigue los preceptos de Chávez, no puede sinceramente ser también seguidor del actual jefe de Estado venezolano, ni viceversa, entonces existe, en mi estimación, una muy clara distinción entre las dos cosas, de hecho, las dos tendencias son casi 100% opuestas, en mi opinión. Además, para mí, cualquier persona que apoye conscientemente al actual jefe de Estado venezolano, es un antichavista, y punto.

Así lo siento, y esa es mi opinión al respecto.

OB: …me parece que cada vez que escribe, se ha ido pasando de manera irrespetuosa del Estado Venezolano, aunque se refiere es al gobierno nacional…

OH: ¡Otra vez!

¿De dónde carrizo OB saca esas estupideces?

¿Por qué OB recurre a poner sus palabras en mi boca?

Mi boca es la mía, no la de él, ¿verdad?

¿Entonces?

¿Cuál es su problema?

¿Será que él cree saber más que yo sobre lo que yo pienso?

¿Él lee mi mente?

¿O será que él esta otra vez tratando de insinuar cosas sobre mí que no son, inventando mentiras?

Él dice que cuando yo me refiero al Estado venezolano, yo en realidad me estaría refiriendo al gobierno de Venezuela, pero eso es falso, ¿y saben por qué?, porque si yo quisiera referirme al gobierno de Venezuela, yo me referiría al gobierno de Venezuela, y no al Estado venezolano, o sea, si yo quisiera referirme a manzanas, no voy escribir naranjas, aunque las dos cosas sean frutas.

¿O será que OB no entiende eso tampoco?

¿O será que él no sabe leer?

¿Ah?

Voy a repetir lo que dije cerca del comienzo de este artículo y lo que he repetido muchas veces aquí en Aporrea:

Yo no escribo usando doble sentidos o eufemismos, o sea, a menos de cometer algún error en mi escritura, yo siempre escribo exactamente y precisamente lo que yo quiero decir, no escribo algo para decir otra cosa. Yo no soy así, mi mente no funciona así, entonces, que OB no me venga a inventar ese tipo de estupidez con respecto a lo que él tal vez pensaría que yo soy o cómo pienso y cómo expreso mis pensamientos y sentimientos.

Mi cerebro está dentro de mi cabeza, no en la suya.

NOTA: Para que nadie se confunda, y para que nadie me acuse de cosas que no son, cuando digo, "estupideces," me refiero exactamente a la acción de cometer estupideces, no me refiero a que quien estaría cometiendo esas estupideces sería un estúpido. Todos, aun las personas las más inteligente sobre este planeta, a veces cometemos estupideces, algunas más seguido que otras, eso es todo.

Ahora, para el beneficio de los lectores --- y esto lo he dicho antes aquí en Aporrea también ---, hace por lo menos un año que en vez de hablar sobre el gobierno, hablo sobre el Estado venezolano porque me di cuenta que la culpa del desastre que estamos viviendo aquí en Venezuela desde el 2013, no es únicamente la culpa del gobierno electo (o de turno) venezolano, sino que nuestra terrible situación se debe al conjunto de todos los elementos, factores, fuerzas, movimientos, maquinarias, sistemas, etc., que conformarían el Estado, o que conformarían la condición gobernante en la cual se encuentra nuestra Nación, la cual incluiría no solo el gobierno, sino todos los aparatos que conformarían la Nación, elementos como por ejemplo:

- la asamblea nacional,

- las instituciones del Estado que no necesariamente caerían bajo el control único o directo del gobierno (ejemplos, el TSJ y el CNE),

- las asociaciones y los gremios tradicionales y colonialistas de nuestra Nación (ejemplos, Fedecamaras, la asociación médica, la asociación bancaria, los sindicatos, etc.),

- las ONG y/o las organizaciones internacionales tipo ONG que estarían íntimamente ligadas a nuestra Nación (donde operan regularmente) y que tendrían influencia directa sobre el destino de nuestra Nación pero que ni el gobierno de turno, ni la asamblea nacional de turno, ni ninguna institución venezolana se atrevería necesariamente a eliminar o erradicar del país, como por ejemplo la ONU, UNICEF, INTERPOL, y un montón de otras organizaciones que ejercerían una influencia considerable sobre la gobernanza de nuestra Nación, y

- los partidos políticos de diferentes tendencias, cuyos miembros podrían (o no) formar parte integral del gobierno de turno, de la asamblea nacional, de las instituciones de la Nación, etc., partidos políticos a menudo no afiliados al gobierno de turno pero que ejercerían una influencia considerable sobre el gobierno de turno y sobre sus decisiones, o sobre el Estado venezolano en general, etc., por ejemplo, hay una cantidad considerable de políticos antichavistas que ejercen un poder importante dentro del actual gobierno aunque el actual gobierno dice ser chavista, y cosas así, hay muchos ejemplos.

O sea, me di cuenta que las consecuencias --- negativas o positivas --- que nuestra Nación vive, no son únicamente la culpa del gobierno del turno, sino del conjunto de todos los poderes que normalmente y tradicionalmente se pelean entre sí (y negocian en secreto) para tomar como sea, cada quien a su manera, el control sobre las diferentes áreas decisionales y operativas de nuestra Nación, especialmente las que generen más dinero y ganancias, pero las cuales podrían ser fácilmente extraídas subversivamente sin que la población se dé cuenta (ejemplo, el café, el cacao, el oro, los diamantes, los Petros, etc., hay muchos ejemplos).

Me di cuneta que todo esto es una enorme maquinaria tipo Frankenstein, hecha de partes de diferentes cuerpos y cadáveres, algunas partes podridas, otras no tan podridas, pero son todas, o casi todas, partes de cadáveres, de conceptos muertos o medio podridos, como por ejemplo, los partidos políticos basados en los conceptos anticuados, retrogradas, y colonialitas de hace 100 o más años atrás, como por ejemplo el PSUV hoy sin Chávez, y el PCV, partidos que todavía se basan en conceptos clasistas del siglo 1800 que en la modernidad casi no se pueden aplicar a nuestra sociedad adecuadamente ni en forma modificada ya que las condiciones hoy son totalmente diferentes a las condiciones que existían hace 100 o 150 años atrás, o por ejemplo, de cómo se usa de manera constante ese retrograda concepto del obrero (versus el jefe) que sigue siendo utilizado aquí en Venezuela por la mayoría se los aparatos que componen el Estado en su entero, pero que sigue siendo utilizado de manera totalmente estancada en un pasado esclavista, y cosas así (salario mínimo, pensiones, sindicatos, seguro social, etc.).

¿Ven a qué me refiero?

Gobierno ≠ Estado

Ahora, OB también dice que yo me he, "ido pasando de manera irrespetuosa del Estado Venezolano," bueno, sí, correcto, así es.

¿Hay algo de malo con eso?

¿Por qué carrizo yo le tendría respeto a una persona, a un grupo, a un conjunto de grupos, a una organización, o a un conjunto de organizaciones, etc., --- o sea, a un Estado --- que básicamente le cae a palos y a patadas a su propia gente y que además le quita a su propia gente indefensa su sustento de vida con salarios y pensiones de menos de $3 al mes cuando solo una botella de 2 litros de refresco cuesta más de $2, o cuando se les hace inaccesible a los más necesitados de nuestra sociedad los servicios humanos y dignos más básicos el planeta como los de la salud de calidad, las medicinas, la educación de calidad y comedores y baños para los alumnos, y cuando se les hace casi imposible la vida debido a los extremadamente malos servicios públicos como la luz, el agua, el combustible, el internet, la telefonía, el transporte, y un largo etc.?

¿Ah?

¿OB piensa que yo soy un loco?

¿Él piensa que yo voy a respetar eso?

¡No señor!

¡Jamás!

Yo (no todos, yo, específicamente, yo, ya que yo me conozco) tendría que ser un desalmado, un inconsciente, un ignorante, un enfermo de la mente, o un estúpido a tiempo completo para apoyar este tipo de cosas, pero no lo soy.

Yo no respeto a nadie que abusa de los demás, especialmente cuando abusan de los más necesitados, inocentes, y vulnerables, y no me importa si eso lo hacen aquí en Venezuela, o en cualquier parte del mundo, todos somos seres humanos, y todos merecemos una vida digna a menos que existieran razones muy importantes para que eso no fuera así.

Tampoco respeto a las personas que respetan a esas personas o grupos.

Cuando Chávez mandaba, yo tenía muchas cosas buenas que decir sobre el Estado venezolano, y no solamente con respecto a su gobierno, el cual jamás tuvo el poder completo sobre el Estado, sino que también decía cosas buenas sobre algunos de los otros componentes del Estado venezolano ya que la mayoría de estos --- excluyendo por ejemplo la asociación médica, Fedecamaras, la MUD, Gente de Petróleo, y otras ---, se unieron de alguna manera a la Misión Humanista de Chávez y del chavismo en general, más que nada las partes no políticas, para mejorar nuestra sociedad, en particular con respecto a los más necesitados, inocentes, y vulnerables de nuestra sociedad …

pero …

por lo contrario …

y con respecto al actual Estado venezolano …

… yo no tengo absolutamente nada bueno que decir, y si a OB no le gusta, bueno, que él haga copias de todos mis artículos y que se vaya a la Plaza Bolívar a quemarlos públicamente gritando:

"¡Abajo Oscar Heck el hijo del Diablo!"

O algo así, así como hacían sus (nuestros) ancestros hace siglos atrás durante las Inquisiciones españolas, desde donde también adoptamos (en parte) el sistema político que hoy se ejerce aquí en esta colonia llamada Venezuela, porque sin Chávez, el actual Estado venezolano ha regresado a ser precisamente eso, una colonia en manos de las clases dominantes criollas eurodescendientes de siempre.

Esa es mi opinión.

OB: …en la que aparentemente no es una persona nacida en Venezuela

OH: Correcto, yo no nací en Venezuela.

¿Y?

¿Cuál es el problema?

¿No puedo comentar sobre Venezuela porque yo no nací aquí en Venezuela?

¿Será eso lo que OB estaría tratando de insinuar?

¿Ah?

Bueno, para que todos sepan, yo nacía por casualidad, como todo ser humano, en un lugar que yo no escogí personalmente antes de haber nacido, pero nací sobre este planeta, el mismo planeta donde nació OB.

Nací en un lugar llamado Vancouver, Canadá, pero crecí en muchos lugares diferentes y en tres países diferentes, fui a ocho escuelas primarias diferentes, a una escuela secundaria, a cuatro colegios post-secundarios en matemática, química, música, y arte, y a una universidad en ingeniería mecánica.

Me mudé por lo menos 50 veces en mi vida, conocí 34 países, hablo y escribo tres idiomas, trabajé como lavador de platos, limpia-pisos, limpia-pocetas, agricultor, trabajé en una aserradero como obrero, fui chofer de camión, mago, vendedor, paracaidista, traductor, contratista en logística de guerra, azafata, asistente mecánico de aviones (747-100), piloté un 747 manualmente sobre Bulgaria, tuve por lo menos 10 pequeñas empresas propias y 21 empleados en una de ellas, he depositado patentes, participé en conferencias de matemáticas con Buckminister Fuller (1972) y John Nash (2001), el de la película A Beautiful Mind, fui investigador de fraude corporativo y detective, hice espionaje industrial, pasé en televisión con mis invenciones y con mi arte, fui uno de los dos más jóvenes miembros de toda la historia del famoso club de arte, the Arts Club of Montreal, conozco más del territorio venezolano que la mayoría de los venezolanos ya que trabajé (2002 – 2011) como corresponsal durante nueve años viajando casi constantemente de un pueblo a otro en Venezuela, he vivido en Barlovento, Naiquatá, La Guaira, Caracas, El Vigía, Guiria, y en la frontera con Colombia durante casi 10 años …

… tengo tres nacionalidades

… entre estas, la nacionalidad venezolana

… pero no nací en Venezuela.

¿Entonces?

¿OB me estaría diciendo que por no haber nacido aquí en Venezuela, yo no puedo expresar mis opiniones sobre Venezuela igual como una persona que habría nacido en Venezuela lo haría?

¿Ah?

¿Eso es lo que me estaría tratando de decir?

¿Cuál es su lógica?

Si ese fuera el caso, entonces ¿por qué OB escribió el artículo?:

"Duque y Bolsonaro: la decadente derecha suramericana"

¿OB nació en Colombia y en Brasil también?

¿Cómo ocurrió eso?

¿Cómo uno nace en dos países a la vez?

¿Ah?

No puede ser.

OB: … pero es un mega monotemático, porque tiene una fijación reduccionista: solo escribe en contra del gobierno venezolano y de paso compite con otros analistas antimaduristas, para ver quien escribe y dice las peores cosas en contra del Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro …

OH: ¿Monotemático?

No.

Lean mis artículos, son muchos, y estos tocan sobre muchos temas diferentes.

¿Entonces por qué OB dice que soy monotemático?

¿Será que existe alguna razón subversiva por decir eso?

Hmmm …

¿Escribo en contra del actual jefe de Estado de Venezuela?

Sí, ciertamente, a menudo, pero no siempre, y no me importa un carrizo que él sea el "Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela," eso no cambia nada en términos de su personalidad y su carácter, ni en términos de sus intenciones, ni en términos de sus valores humanos y la aplicación de esos valores, ni en términos de sus capacidades o incapacidades, ni en términos de sus fuerzas y debilidades, ni tampoco lo hace más importante como ser humano que los demás, no señor.

Tampoco el hecho de ser el, "Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela," sería el factor fundamental que regiría su entendimiento del bien y del mal, ni tampoco lo haría más sabio que los demás, ni nada al estilo, no es el título que dicta quien es una persona, no señor, nada que ver, ni tampoco es la posición social de una persona que determinaría quien es la persona, jamás, eso no es así.

Han habido papas santos y papas diabólicos, han habido doctores, ingenieros, y contables buenos y malos, algunos que tratan a sus parejas con respeto, y otros que les caen golpes, aun asesinándolas, y han habido líderes honestos y fundamentalmente buenos como Chávez, y otros, malos como Hitler.

En mi libro, de ser presidente, de ser jefe, o de ser famoso no lo hace a uno superior a los demás, somos todos seres humanos, y no es la posición en la vida lo que hace que uno sería bueno o malo, feo o bonito, sabio o estúpido, sensato o loco, o un diablo o un santo.

Así lo veo, y creo que así es.

Yo respetaba a Chávez cuando él era el jefe de Estado de Venezuela, pero no porque él era jefe de Estado, o el "Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela," no señor, nada que ver, sino porque él era buena persona, con buenas intenciones, él no mentía (que yo sepa), y más que nada, él trataba a los más necesitados, inocentes, y vulnerables de nuestra sociedad y del planeta con el respeto que --- en mi libro --- todos los seres humanos sanos y honestos merecemos.

Por eso yo lo respetaba a Chávez, no porque él era el "Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela."

OB: …con una feroz y visceral carga de odio …

OH: ¿Odio? Yo no sé de done carrizo OB saca la idea de que mis palabras estarían cargadas de odio. Que yo sepa, yo no odio a nadie ni a nada excepto por:

- afeitarme la barba
- hacer papeleo (administración)
- ir al banco.

En cuanto a la comida, no hay nada que odie, pero hay tres cosas que no puedo soportar porque me hacen vomitar:

- los caracoles
- las judías de Lima, esas habichuelas verdes aplastadas
- el cerebro de cabra crudo que comí en Egipto.

¿Y de odiar a alguien?

Bueno, que yo sepa, yo no odio a nadie, pero …

¿Tal vez que OB sabe algo sobre mí que yo no sepa?

¿Tal vez que él sabe que yo odio a alguien aunque yo no lo sepa?

¿Será que OB no solo leería mi mente, pero también sentiría lo que yo debería sentir sin que yo lo sienta?

Hmmm …

Yo no sé, pero me imagino que, para mí, la definición del odio debe ser algo muy diferente a la de OB.

Para mí el odio sería algo irracional, como mi odio hacia afeitarme la barba, lo cual no tiene mucho sentido. Yo no sé porque odio afeitarme la barba, no le veo ninguna lógica, es algo que me molesta tanto que me vuele loco cada vez que me afeito, tanto sí que si tuviera problemas de tensión (presión sanguínea), se me explotaría la cabeza, o si fuera suicida, me cortaría las venas con una hojilla, o sea, es algo que me disgusta tanto que casi me traumatiza, y si pudiera ahorcarla, posiblemente lo haría ya que sería muy fácil para mí de perder el control mientras me afeito. Cosas parecidas me han pasado en el pasado donde he tomado todos mis documentos administrativos (excepto por mis pasaportes, partidas de nacimiento, y cosas así) y me he ido al patio a quemarlos todos, como para vengarme, o algo así, porque odio la administración, con mi cerveza en mano, y una gran sonrisa, riéndome a voz alta de los papeles quemándose, como un loco, disfrutando de la fogata y cocinando salchichas con los documentos.

Eso para mí es odio, es algo irracional.

Bueno, ese tipo de sentimiento, yo jamás lo he sentido en contra de una persona, no quiero quemar a nadie, ni quiero deshacerme de nadie, no quiero disolverlos en ácido, ni quiero descuartizarlos ni comerlos, ni tampoco quiero cocinándolos sobre una fogata de papeles administrativos, ni nada al estilo, y ciertamente jamás he sentido eso en contre de una Nación, pero lo que sí he sentido es una falta total de respeto hacia alguien, como por ejemplo hacia uno de mis hermanos quien le robó intencionalmente y concientemente a mi Madre, o, por ejemplo, hacia el actual jefe de Estado venezolano, no solo por ser un crónico mentiroso (alguien que miente), y por comportarse como un prepotente, sino también por habernos quitado a millones de venezolanos y venezolanas inocentes e impotentes nuestro sustento de vida y nuestras pensiones, entre tantas otras cosas, incluyendo el internet, la telefonía, la luz, el combustible, etc., todas las herramientas que necesitaríamos para poder desarrollarnos y avanzar sanamente y dignamente como sociedad, etc., etc., etc. Las evidencias están allí, nada de eso es invención mía. Y eso no lo respeto, por nada, ni tampoco me quedaré callado, no señor.

Ahora, si para OB ese es odio, bueno, entonces que así sea, para él, no para mí.

OB: … en la que intenta demostrar que en Venezuela nada sirve, que todo el mundo es corrupto y mentiroso…

OH: ¿De qué carrizo OB está hablando? ¿Yo estaría intentado de demostrar que todos los venezolanos y las venezolanas son corruptos y que mienten?

¿Qué es eso?

¿De dónde él saca eso?

¿Y por qué yo intentaría demostrar algo así cuando eso no es cierto?

¿Por qué OB me acusa otra vez de algo que no es?

¿Ah?

¿Cuál es su problema?

¿A él le gustaría que yo lo acusara a él públicamente aquí en Aporrea, digamos, de que debido a las cosas que él escribe, él estaría intentando demostrar que TODOS los colombianos y TODOS los brasileros son unos porquerías de decadentes?

"Duque y Bolsonaro: la decadente derecha suramericana"

¿Ah?

Yo jamás he dicho nada que insinuara que en Venezuela, "todo el mundo es corrupto y mentiroso," no señor, jamás, ni tampoco me siento así.

Además, eso sería totalmente irracional, y yo no soy una persona irracional excepto a veces durante algunos ataques (cuando son graves) de mi enfermedad, pero eso sería otro tema y no tendría nada que ver con mi escritura, ni con mis sentimientos hacia Venezuela.

La verdad es que …

No todos los venezolanos y las venezolanas son corruptos y mienten, no señor, eso no es cierto, sin embargo, lo que si es verdad, es que hoy, particularmente en comparación con cuando Chávez mandaba, hay mucha más gente que antes que es abiertamente corrupta y mucha más gente hoy que miente de manera descarada como lo hace el actual jefe de Estado venezolano regularmente, y esa no es invención mía, este es un hecho que ustedes mismos pueden confirmar al pasar un buen tiempo aquí en Venezuela o al seguir con mucho cuidado las cosas que el actual jefe de Estado venezolano y sus colaboradores dicen y las posteriores incongruencias (hay muchísimas), y repito, esto no es una invención mía, ni tampoco es una opinión única o tergiversada, no señor, esta es una realidad. Existe hoy aquí en Venezuela --- bajo el mando del actual jefe de Estado venezolano --- más o menos la misma o parecida noción que existía entre algunos de mis conocidos cuando CAP (Carlos Andrés Pérez) mandaba, donde decían, "Si CAP puede robar, nosotros también."

¿Se acuerdan de esto?

Yo sí.

Hoy, yo diría que la noción que ha tomado el control de una parte considerable de nuestra sociedad, pero no toda, es algo al estilo de:

"Bueno, si el actual jefe de Estado puede mentir tan descaradamente, y si él puede darse fiestas privadas a expensas del Estado mientras nosotros nos morimos de hambre, y si su gente puede andar robando y desviando fondos del Estado de manera tan impune, bueno, entonces nosotros también podemos hacerlo."

Ese es el clima social que yo veo aquí en Venezuela hoy en día, y no lo digo de la nada, he estado viviendo por estos lados durante un periodo demás de 45 años, y no creo que sea una impresión o una percepción errada. Creo que si uno le pregunta a cualquier venezolano o venezolana honesto y honesta, ellos responderían algo muy parecido.

Mi intención no es, ni jamás ha sido de despreciar a Venezuela como país o como Pueblo, no señor, mi intención siempre ha sido de exponer las verdades o lo que sea lo más cercano a la verdad, verdades que a menudo los políticos y sus fanáticos de turno, de un lado u otro, y sus asociados oportunistas, no quieren que nadie conozca, porque no les conviene.

De todas maneras, debido a tanta tergiversación de mis palabras por parte de OB, debo ahora empezar a suponer con más firmeza que OB realmente no sabe leer, o solo lee lo que a él le da la gana cuando le da la gana, y por las razones que le da la gana (todavía no sé por qué él ha escrito contra mí).

Eso es muy feo, digo yo.

¿No les parece?

Hmmm …

¿Para qué carrizo entonces sirve el idioma escrito si no es para precisar de manera textual algo que alguien quisiera expresar?

Bueno …

Repito, no agradezco por nada que OB meta palabras en mi boca, no señor, eso no lo acepto, y quiero que todo el mundo sepa y vea hasta qué punto de sinvergüenzura y bajeza de carácter (en mi apreciación por supuesto) OB está dispuesto a llagar para manipular y tergiversar mis palabras e intenciones a su favor (o en mi contra), o sea, en contra de quien no piensa como él.

Así lo veo, así lo entiendo, y así lo siento.

OB: … y uno se hace algunas preguntas: ¿Por qué no se va del país?

OH: Yo no sé por qué OB dice eso cuando yo ya lo he dicho varias veces antes aquí en Aporrea, me voy del país, estoy en eso.

Sin embargo, todavía no puedo irme porque no tengo ni la salud ni todo el dinero necesario para hacerlo. Mi pensión es de menos de $3 al mes y me cuesta por lo menos $150 al mes solo para medio vivir (mi esposa me manda los medicamentos y los nutrientes que necesito desde el exterior), sin embargo, aun esos $150, yo no soy capaz generarlos yo miso debido a que no puedo trabajar, debido a mi enfermedad y también porque el actual Estado venezolano me ha quitado las únicas herramientas que me quedaban para poder hacerlo (el internet de calidad y la telefonía a larga distancia).

Tampoco tengo pasaporte, ni pienso poder conseguirlo todavía debido a que:

- no tengo la fuerza para poder ir a conseguirlo porque todavía me estoy recuperando de los ataques de mi enfermedad,

- me costaría alrededor de $200 sin contar los sobornos a los funcionarios públicos o pagos adicionales a gestores que tendría que hacer, y

- tengo miedo de empezar el proceso ya que a mi esposa, quien está en perfecta condición física --- o sea, ella no es una presa fácil para los funcionarios corruptos del actual Estado venezolano --- el SAIME, el organismo del Estado venezolano que emite los pasaportes, le ha robado $400 hasta ahora y todavía, desde hace casi 3 años, no le han entregado su pasaporte (solo pudo conseguir una extensión que le costó otros $100), aun, la han borrado dos veces del sistema para encubrir esa corrupción (roban a su propia gente), y no tengo la fuerza en este momento para enfrentar ese tipo desgracia humana.

¿Por qué la gente no puede ser buena en vez de mala?

También podría conseguir mi pasaporte canadiense, pero debo ira a Bogotá para eso, y no he tenido ni la fuerza ni el dinero suficiente para hacerlo hasta hace poco, debo viajar a Bogotá, donde pasaría varios días en un hotel, pagar comida de restaurantes, y regresar a Venezuela, etc., etc., etc. En mi cabeza, pienso, ¿Cómo carrizo piensan que haré eso con una pensión de menos de $3 al mes? Aun para conseguir mi pasaporte canadiense, el cual me costaría alrededor de $140, necesitaría gastar por lo menos $1000 adicionales para los gastos del viaje de ida y vuelta entre Caracas y Bogotá.

Pero, tengo suerte, como lo mencione arriba, hace poco, con la ayuda de mi esposa, de un hermano, y de mi Madre, por fin he podido conseguir el dinero para cubrir esos gastos monumentales, incluso el viaje por avión que me costaría casi $2000, pero, ahora que tengo el dinero, no tengo la salud para hacerlo, ¿pero por qué no salí cuando mi salud estaba buena hace 2 años atrás?, bueno, ¡porque no tenía el dinero! … y eso es sin hablar de los gastos adicionales (unos $1500) para pagar las pruebas para el COVID y la asociada y obligatoria cuarentena al llegar al otro país.

Sí señor, me costaría casi $5000 irme de Venezuela, pero, debo irme, porque me rehúso de morir sometido a palos y patadas a la miseria, y sin mi esposa.

No, no, no.

Bueno …

Calculé mi asunto muy mal en el 2010 cuando pensaba que Venezuela estaba rumbo al modernismo, la eficiencia, y el desarrollo humano, de hecho, absolutamente nada desde el 2013 se ha mantenido en buena condición como lo era cuando Chávez mandaba, todo ha empeorado, quitándome además a mí y a millones de venezolanos y venezolanas nuestro sustento de vida.

Hoy --- nosotros los más débiles --- debemos mendingar para poder sobrevivir o para poder salir del país para poder vivir dignamente, si no, moriremos en miseria.

Esa es la realidad.

¿Esto le responde adecuadamente a la pregunta de OB, "¿Por qué no se va del país?"

¿Ah?

Uno necesita dinero para irse del país, pero, ¿de dónde carrizo uno va a sacar el dinero sin uno no tiene cómo generarlo en primer lugar y si la pensión que uno tiene ahora es de menos de $3 al mes cuando debería ser más de $300 al mes?

¿Ah?

OB: ...¿porque tiene la obsesión de escribir en contra del jefe de Estado?

OH: La obsesión (yo la llamo persistencia) que tengo con respecto a escribir en contra del actual jefe de Estado venezolano, es la misma obsesión (persistencia) que siempre he tenido desde una muy joven de edad de expresarme abiertamente y públicamente en contra que cualquier persona que propicie el sufrimiento innecesario y abuse de los más necesitados, de los más inocentes, y de los más vulnerables de la humanidad (no solo aquí en Venezuela), y esa obsesión (persistencia), la cual he mantenido desde hace más de 50 años laborando en esta misión, la expreso aquí en Aporrea --- ¡gracias Aporrea! --- contra el actual jefe de Estado venezolano desde agosto del 2015, cuando después de haberlo estudiado con mucha atención (abril 2013 – julio 2015), decidí que él miente intencionalmente y sabe perfectamente lo que él está haciendo, o sea, dejé pasar unos dos años (abril 2013 – julio 2015) dándole el beneficio de la duda a Chávez, quien lo escogió muy equivocadamente como líder para continuar su Revolución Humanista antes de empezar a escribir en su contra, y no pararé de escribir en su contra (como jefe de Estado por supuesto) hasta que todos los venezolanos y venezolanas más necesitados y necesitadas, más inocentes, y más vulnerables no sean, como cuando Chávez mandaba, la prioridad #1 del Estado Venezolano.

Hasta entonces, OB tendrá que calarse mis palabras, o mejor todavía, podría simplemente no leerme, no creo que haya nada que lo obligue a OB a leerme.

¿Verdad?

¿O será que él escribe desde una jaula donde estaría viviendo secuestrado por un marciano del futuro que lo estaría obligando a leerme bajo amenazas de cortarle su pene (o algo así)?

¿Ah?

OB: ...y si habla también de Estados Unidos y sus excelentes niveles de vida (el sueño americano)…¿porque no se termina a sus respetable imperialismo estadounidense, el país de la democracia moldeo para el resto del mundo?

OH: ¿Qué?

¿Cuándo carrizo yo habría dicho que en EEUU existen, "excelentes niveles de vida?"

Yo jamás he dicho eso, jamás, y ¿saben por qué?, bueno, porque yo jamás lo he dicho, ni nada parecido, o sea, OB miente descaradamente sobre mí, y eso no lo agradezco por nada, y quiero que todo el mundo lo sepa.

Lean todos mis artículos y verán que yo jamás he dicho eso, ni tampoco lo le insinuado, no, no, no.

¡No me pongan palabras falsas en mi boca!

¿De dónde él saca esa estupidez?

No señor.

Repito, pueden decir todo lo que quisieran decir sobre la cosas que yo he dicho textualmente (por eso existe la escritura), pero no aceptaré jamás que nadie, nadie, diga que yo dije o hice cosas que yo jamás he dicho o hecho, no señor, no, no, no, ni que esas palabras vengan desde las bocas de eruditas como OB, quien además tiene seis postgrados.

¿O será que OB no entiende esto?

¿Cómo carrizo hizo seis postgrados si él no entiende aun lo más básico?

Bueno, debo suponer que él sí entiende lo que estoy diciendo, aunque tal vez no perfectamente, pero sí lo entiende, si no, no creo que él habría podido hacer seis postgrados, ¿verdad?

¿Entonces por qué OB pone palabras en mi boca?

¿Cuál es su propósito?

¿Por qué OB miente sobre lo que yo habría dicho o no dicho?

¿Cuál es su fin?

Tampoco jamás he dicho ni he sugerido que EEUU sería, "el país de la democracia moldeo para el resto del mundo," jamás, ¿y saben por qué?, porque yo jamás lo he dicho ni lo he insinuado, entonces que OB no venga a asociarme con tal estupidez, no, no, no.

Ustedes ya lo saben, yo estoy completamente en contra del sistema político occidental, lo cual obviamente implica que estoy completamente en contra de la democracia occidental, lo cual implica que estoy en contra de la democracia de EEUU, lo cual implica, ¿por qué carrizo yo diría o insinuaría que EEUU sería "el país de la democracia moldeo para el resto del mundo?"

¿Qué es eso?

¿Ah?

Repito la pregunta …

¿Cual es el propósito de OB de poner palabras que no son mías en mi boca?

Debo suponer que su propósito no tiene nada que ver con la valentía, el honor, o la honestidad, no señor.

OB: ...¿porque alguien que no nació en Venezuela, se exprese tan mal de nuestras instituciones?....

OH: ¿Otra vez?

Entre tantas otras cosas que OB ha escrito en contra de Colombia y EEUU y sus instituciones, él ha dicho, textualmente:

"¿Por qué la fiscalía general norteamericana, no ha calificado a Colombia como "el gran narco estado mundial?..."

Ahora, suponiendo que OB nació en Venezuela (me imagino que nació en Venezuela), entonces esto supondría que él no nació ni en Colombia ni en EEUU, ¿verdad?, y menos todavía, en Colombia y EEUU, ¿verdad?

Entonces …

En base a su propio criterio de, ¿Porque alguien que no nació en Colombia o EEUU, se exprese tan mal de sus instituciones?, debo hacerme la pregunta:

¿Por qué OB se expresa tal mal de Colombia y EEUU y sus instituciones si él no nació en esos países?

¿Ah?

¿Qué tipo de lógica es esa?

¿Él sí puede expresarse mal sobre Colombia y EEUU, pero yo no sobre Venezuela?

¿Qué es eso?

¿Ah?

Además, existen un montón de escenarios que OB pareciera no haber tomado en consideración antes de expresar públicamente tal tipo de irracionalidad:

A- Uno pudiera haber nacido en un país y solo haber pasado pocos días o meses allí antes de haberse ido a vivir al país donde pasaría el resto de su vida.

Ejemplo: Eso ocurre mucho en las familias militares, por ejemplo, en el caso de Bruce Willis, donde él nació en Alemania y se quedó allí solamente unos 2 años antes de mudarse a EEUU. Él es uno de los actores más importantes de EEUU quien a menudo se ha expresado públicamente sobre los asuntos de EEUU. ¿Él no tendría el derecho de expresarse sobre EEUU porque él no nació allí?

B- Uno pudiera haber nacido y crecido en un país sin haber pensado de mudarse a otro país, pero haber finalmente pasado casi toda su vida en ese otro país.

Ejemplo: Eso ocurre a menudo a nivel mundial, especialmente en las fronteras, incluso aquí en la frontera colombo-venezolana donde un alto porcentaje de la población vive en el país (sea Colombia o Venezuela) donde no habría nacido. También ocurre a menudo en el caso de científicos, músicos, y profesionales, como por ejemplo en el caso de Nicolás Tesla, nacido en Europa pero quien fue posiblemente el inventor más importante de EEUU y quien pasó 59 de sus 86 años en EEUU. Él también se expresaba abiertamente sobre EEUU y sus instituciones. ¿Será que de acuerdo con OB él no debió haber tenido ese derecho? ¿O será que OB ahora dirá que hay excepciones? Y si ese fuera el caso, ¿quién decidiría cuales serían las excepciones? ¿OB? ¿Ah?

C- Uno pudiera haber nacido en un país, y pudiera haber seguido viviendo en ese país toda su vida, pero por ser de raza y cultura muy diferente a la raza y a la cultura de ese país, en los ojos de muchos ciudadanos de ese país, esa persona pudiera ser clasificada y tratada como "extranjero," y por ende no ser permitida (por fanáticos y extremistas) de expresarse abiertamente contra el Estado aunque habría nacido allí.

Ejemplo: Eso es precisamente lo que me pasó a mí, nací en Canadá pero siempre fui considerado y tratado como un extranjero en ese país porque yo crecí hablando el español y en una cultura familiar sureña y de Madre Indígena de Chile, no blanca, y ella no hablaba el inglés (en los primeros años). Tampoco crecimos imitando la típica cultura inglesa canadiense, entonces durante muchos años fuimos considerados extranjeros sin derecho a expresarnos, de acuerdo con los canadienses blancos ingleses extremistas y "puros," aunque mi padre era blanco y nacido en Canadá, y yo y todos mis hermanos nacimos en Canadá, algunos de ellos blancos. Este fenómeno ocurre todo el tiempo y a nivel mundial y siempre ha ocurrido durante toda la historia y la prehistoria de l a humanidad, aquí en Venezuela por ejemplo con los portugueses, los italianos, y los árabes, entre otros. Un muy buen ejemplo de este fenómeno es el de Moisés de la Biblia, él era uno de los más grandes profetas de la historia, un judío que nació "accidentalmente" en Egipto, quien creció allí, y quien vivió allí gran parte de su vida y que fue asesor personal de los faraones (egipcios), quien también a veces fue muy crítico de los faraones y de sus instituciones (lean la Biblia), sin embargo, aunque él nació en Egipto, jamás fue considerado egipcio por los mismos egipcios, sin embargo, fue a menudo permitido de expresarse en contra de los egipcios y sus instituciones. ¿Será que si OB hubiese sido el faraón de entonces, él no le hubiera permitido a Moisés expresarse ya que, aunque habría nacido en Egipto, realmente no era un "verdadero" egipcio?

Bueno …

Yo no sé de dónde OB sacaría esa noción de que por no haber nacido aquí en Venezuela, yo no tendría el privilegio o el derecho de opinar sobre --- en contra o a favor --- del Estado venezolano.

¿Será que OB piensa que los extranjeros, aun siendo ciudadanos naturalizados como yo, seríamos ciudadanos de segunda o tercera clase, y que por eso no tendríamos ni el privilegio ni el derecho de opinar sobre Venezuela?

¿Ah?

¿Eso no es xenofobia?

Sí lo es.

OB: … en la que llama poderosamente la atención, que con toda libertad al escribir las peores críticas y no ha sido castigado por la por la más fuerte dictadura que hay sobre el planeta tierra?...

OH: ¿Cuál dictadura?

Bueno, primero, yo no sé si OB estaría tratando de insinuar que yo pensaría que en Venezuela existiría, "la más fuerte dictadura que hay sobre el planeta tierra," o si él mismo estaría diciendo que aquí en Venezuela existe, "la más fuerte dictadura que hay sobre el planeta tierra."

En el caso de que él estaría insinuando de que yo pensaría que aquí en Venezuela existe, "la más fuerte dictadura que hay sobre el planeta tierra," bueno, les voy a decir una cosa, yo jamás en mi vida dije ni insinué nada al estilo (que yo sepa).

Para mí es claro y obvio que el actual jefe de Estado, los diputados de la asamblea nacional, y los gobernantes han sido electos por la población, no han sido forzadamente impuestos por algún poder único o superior, o sea, el Estado venezolano no es ninguna dictadura, aunque tal vez a veces actúe así, pero jamás (que yo recuerde) he dicho que el actual Estado venezolano, ni el actual gobierno, ni el actual jefe de Estado venezolano, fueran dictadores. No sería algo que yo diría porque aquí en Venezuela, técnicamente, no existe ninguna dictadura, y yo no soy el tipo de persona que inventa nociones para acomodar mis puntos de vista, yo suelo agarrar la realidad en su forma natural y en su forma la menos contaminada posible, y verla así, de esa manera, y enseguida analizarla y buscar desde allí las incongruencias, si existieran.

Y sobre ser castigado, donde OB dice que a él le, "llama poderosamente la atención" que yo, Oscar Heck, no he, "sido castigado" … "por la por la más fuerte dictadura que hay sobre el planeta tierra," bueno, les voy a contra algo.

En junio del 2015, solo cinco días después de yo haber denunciado aquí en Aporrea al ministerio de la presidencia del actual jefe de Estado venezolano, fui muy violentamente secuestrado en Guiria, torturado, y casi matado (pero me escapé).

No solo me torturaron y se masturbaron mientras pasaban un machete afilado sobre mi abdomen al eyacular, pero también me iban a matar, si señor, me iban a matar.

Mientras me torturaban, me decían precisamente eso, que me iban a castigar, y yo pensaba, ¿por qué?, ¿qué hice yo?, y les pregunté, pero jamás me contestaron.

Ven, yo no sé si fui secuestrado debido a haber denunciado al ministerio de la presidencia o por alguna otra razón, no lo sé, pero la duda está allí ya que después de haber pasado unos 40 años aquí en Venezuela, viviendo y viajando por todos lados, incluso en lugares muchísimos más peligrosos que Guiria, fui de repente secuestrado sin ninguna explicación solo 5 días después de haberse publicado mi artículo aquí en Aporrea.

Aunque jamás podré confirmar las razones por las cuales, "fui castigado," de esa manera, la casualidad es mucha, creo.

¿Qué piensan ustedes?

Pero …

También …

Hay el caso de uno de los escritores más leídos aquí en Aporrea, Javier Vivas Santana, otro escritor quien como yo, escribe en contra del actual jefe de Estado venezolano y su pandilla, quien también fue secuestrado y torturado por efectivos del actual Estado venezolano. Además, hay un montón más de venezolanos y venezolanas y extranjeros, entre ellos escritores, periodistas, profesionales, sindicalistas, políticos, y un largo etc., que han sido arrestados y encarcelados sin proceso legal, han sido torturados, desaparecidos, o asesinados por el actual Estado venezolano, y eso, en la mayoría de los casos, solo por haberse expresado públicamente en contra del actual Estado venezolano y sus protagonistas.

OB: Estoy seguro de que va intentar responderme con "ofensa y burla", ya que esa es una de las características esenciales de los "escritores espontáneos" del antimadurismo…

OH: ¿Ofensa y burla?

Hmmm …

¿Decir la verdad es, "ofensa y burla?"

Bueno, cada quien con sus definiciones. Yo personalmente no creo que la crucifixión, metafóricamente hablando por supuesto, sería una burla, más bien sería algo muy serio, ¿no creen?

El hecho de que yo esté intencionalmente crucificándolo a OB aquí en este artículo --- metafóricamente hablando por supuesto --- no es algo que hago de manera ligera, de hecho, es algo muy serio que hago muy raramente. Además, es algo que no me gusta hacer, pero que en este caso decidí que debe hacerse.

¿Será esto una ofensa?

Yo no sé, tal vez lo sería para él y sus amigos, pero no para mí.

OB: … además de que son muy "prepotentes y echones"… porque se auto consideran como los sabios de la política … y que nadie sabe más que ellos …

OH: Cuantas veces debo repetirlo, otra vez, ¡Madre mía!, a mi no me interesa la política, que no me inmiscuye en esa porquería. Y repito, otra vez, no agradezco, y encuentro terriblemente bajo de carácter por parte de OB, de seguir diciendo o insinuando que yo tenga algo que ver con la política. Para mí, eso es un insulto, sería como yo de acusarle a OB públicamente de ser pro-yanqui, o de trabajar para la CIA, o de ser el brazo derecho de Julio Borges, o algo así.

¿A él le gustaría eso?

¿Ah?

¿Entonces por qué él me lo hace a mí?

¿Cuál es su problema?

¿Cuál es su meta?

OB: …pero que en el caso del tocayo, sus escritos son bien ofensivos con su cotidiana propaganda negativa antigubernamental…

OH: Yo no se si mis escritos son ofensivos o consisten en propaganda, pero me imagino que eso depende del lector, de sus propias interpretación y complejos psicológicos (todos tenemos complejos), o tal vez de sus alianzas y creencias, o de sus tendencias, y cosas así. Yo personalmente no escribo a favor de ningún partido político, ni a favor de ninguna organización o movimiento social o religioso, ni nada al estilo, escribo mis opiniones personales, nada más.

Escribo de manera muy sencilla, digo lo que pienso, y siempre lo hago con la más alta precisión posible, digo la verdad, jamás miento (a menos que fuera por error), y normalmente respaldo todo lo que digo con evidencias que los propios lectores pueden averiguar y confirmar por ellos mismos.

OB: … y en paralelo se nota una virtual simpatía hacia el coloso del norte…que le permite a uno, volver a la interrogante central: si hasta dice que no aguanta más vivir en Venezuela, ¿porque tiene que seguir hablando mal del sistema político venezolano, a pesar de no haber nacido en el país?...

OH: ¿Hasta cuando la xenofobia?

OB: ¿Porque no deja de criticar y se va?

OH: Me voy.

(Pero no dejaré de criticar. Y no me voy a EEUU.)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2296 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor