Yo Gobernador

Gobernar significa primero que nada, entender y asumir que el mandato que se ejercer viene dado del pueblo, quien le ha asignado el trabajo de gerenciar instancias de la hacienda pública y, que por lo tanto tiene como rol, asumir bajo su responsabilidad la conducción de la administración de esa institución que está concebida en la ley madre , con funciones taxativas, ante las cuales queda comprometido a ejecutarlas y ponerlas al servicio del soberano, indistintamente que haya votado o no por él o élla.

De ahí que cuando el electorado dá la investidura en este caso de gobernador, el beneficiado con el voto ha de tener conciencia que ese privilegio de ninguna manera es para llegar como comerciantes de la política, sino todo lo contrario, es una responsabilidad concebida como servicio público en las áreas de sus competencias.

De ahí que con la claridad meridiana de lo que significa ser gobernador, una de las primeras cosas que haría yo como gobernador, es solicitar ante la Dirección Nacional del PSUV, que me libere de ese rol de ser el jefe político de mi partido, y así dedicarme por entero a los asuntos inherentes a la gobernanza del Táchira; entidad que como sabemos está muy golpeada entre otras cosas, por la mala racha de gestiones que desgobernaron la entidad, caso patético gobernación actual.

Con esta rogativa de no ser jefe político y gobernador a la vez, no implica que deje de ser militante socialista y revolucionario, leal y obediente del partido al que pertenezco, sino que por el contrario, sometido quedo a su autoridad y por tanto a su vigilancia y control; ello para mí significa que haya libertad de exigirme o señalarme errores o faltas que se observasen si las hubiere, en el desarrollo de la gestión, sean mías o de funcionarios de la gobernación; como se puede entender está sola medida, coadyuvaría en grande a evitar hechos de corrupción y al mismo tiempo busca que la burocracia se ponga las pilas y entienda que gobernar es servir al legítimo y único dueño del gobierno, que no es otro sino el pueblo mismo.

Otra iniciativa que adelantaría ante el Presidente de la República compañero Nicolás Maduro, sería que me autorice Presidir el gabinete de altos funcionarios de cada uno de los Ministerios que tienen asiento en Táchira y así poder contar en la praxis de lo cotidiano con un solo gobierno; lo que daría capacidad de respuestas inmediatas y soluciones que por separado, como ha sido la costumbre no da la eficiencia que merece el pueblo tachirense; los directores nacionales deberán tener residencia en nuestra entidad federal , quienes en mi humilde criterio han de ser sugeridos en primera instancia por el equipo político regional del PSUV ante la dirección Nacional, para que considerados allí, se eleven ante el Presidente Nicolás Maduro.

Igualmente con anuencia de la dirección política de mi partido y escuchando la opinión de los partidos aliados del Polo Patriótico, elevar ante la Presidencia de la República la unificación de servicios tales como Salud y Educación, que hasta ahora han estado bajo la administración o dirección de la Gobernación Táchira, es decir, los Ministerios del Poder Popular para la Salud y Educación, asuman en su conjunto tanto personal como instalaciones de las referidas direcciones que en los últimos años han desmejorado tanto calidad de vida de sus trabajadores, como los servicios y atención a los usuarios.

Considero que orientando y dando prioridad por ejemplo a mejorar la vialidad y lo que tiene que ver con los desechos sólidos del Táchira, en planes conjuntos con los ministerios de su competencia, por lo menos en los dos primeros años, lograríamos mejorar troncales y carreteras segundarias que en la última década no ha tenido la atención que requiere este tipo de servicio e igualmente asumir lo correspondiente a la administración final de desecho sólidos que son llevados ante Mancomunidades y que por ley es competencia del nivel de gobierno regional; ya que ello traerá grandes beneficios a la salud ambiental de muchas comunidades y, porque además la basura si se maneja con criterios gerencial, seleccionada y reciclándole, genera empleos y retorno de capital; bajo el eslogan de:-" Quien bota la lata, pierde la plata, pero quien recoge la lata va recuperado la plata".

Este es un abreboca de lo que será mi propuesta de programa de gobierno, el cual girara en base al Plan de La Patria, que es Ley Constituyente, contentivo de la visión de presente y futuro concebida por la mente prodigiosa del Padre y Líder de la Revolución Hugo Chávez Frías.

Algunos buenos amigos me han recomendado que no aspire a que las UBCH me postulen, entonces les he dicho, yo siempre he soñado ser Gobernador del Táchira, y el soñar significa que uno está vivo y deseoso de seguir siendo útil a los de abajo, esa mayoría que cada vez que hay elecciones sale apoyar a unos y a otros, pero que luego, son los menos atendidos, es decir, los olvidados de siempre.

Mi experiencia de 16 años (1993/2008), como alcalde y la buena gestión que hizo el gobernador Ronald Blanco La Cruz, me permite tener una visión del trabajo que se debe realizar en todo el tejido humano que habita en la geografía tachirense, por eso soy de los que piensa, que lo honesto es hablarle con la verdad al electorado interno y más allá del PSUV, sobre las cosas que se pueden llevar acabo, por lo menos en los dos primeros años de gestión, bajo la perspectiva que poco a poco iremos levantando el Táchira, que ésta última gestión adeco/copeyana ha hundido a extremos lamentables.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 835 veces.



Macario Sandoval

Equipo PSUV-Táchira.

 macariosandoval@hotmail.com

Visite el perfil de Macario Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Macario Sandoval

Macario Sandoval

Más artículos de este autor