¿Como conformar el Partido Socialista Unido?

El inicio del año ha sido tan vertiginoso y son tantos los temas que se han puesto en la palestra pública nacional para su discusión, que podría ser posible que se deje de lado un asunto que es fundamental o que no se le brinde toda la atención que este requiere. Me refiero al tema de la constitución del Partido Socialista Unido de Venezuela.

La discusión sobre este tema es estratégico, si realmente queremos profundizar el proceso político que se desarrolla en nuestro país, puesto que este partido se convertiría en una de las canteras más importantes para extraer la materia prima, en cuanto a recurso humano se refiere, para llevar adelante la acción revolucionaria.

En este sentido, equivocarse en el proceso de constitución del Partido Socialista podría ser uno de los más graves errores que se cometerían en esta etapa del proceso.

COMISIÓN PROMOTORA DEL PARTIDO SOCIALISTA

El Presidente lanzó la idea de la constitución de este partido y algunas de las organizaciones políticas que lo apoyan ya han anunciado que están de acuerdo con la propuesta. Sin embargo, en este momento se encuentra paralizada la discusión, probablemente porque nadie sabe a ciencia cierta qué hacer, dado que es una experiencia inédita ésta de que varias organizaciones se fusionen en una sola.

Por ello, considero que lo primero es conformar una comisión promotora, cuya finalidad sea la de establecer una metodología para discutir las bases sobre las cuales se debe formar este nuevo partido.

Esta comisión se puede nombrar de diversas maneras. Muchos dirán que puede ser designada por el Presidente, lo cual tendría sentido, no sólo por su liderazgo, sino también porque fue el que planteó la propuesta. Otro modo es que las direcciones nacionales de los partidos bolivarianos nombren una ó dos personas para conformar esta comisión. Sería muy importante, de igual forma, que quienes conformen esta comisión no sean solo militantes de los partidos, sino que también sean invitados representantes de las organizaciones sociales y comunitarias, que brinden una visión más amplia y creativa.

Para evitar las suspicacias y el hecho de que esta comisión pueda asumirse como la nueva dirección política del partido, debería haber un compromiso de los miembros de esta comisión en relación a que no se postularían para ser electos para ningún cargo dentro del partido, en esta primera oportunidad.

METODOLOGÍA PARA LA DISCUSIÓN

Sería muy triste que la conformación de este nuevo Partido Socialista Unido de Venezuela surja de la reunión de un grupito, de los mismos de siempre. Por eso, es indispensable que la comisión promotora diseñe una metodología para la discusión desde la base, pero de verdad. Afortunadamente, contamos con una estructura que ya ha demostrado su eficiencia en el ámbito electoral y en la que han participado todos los militantes y simpatizantes del proceso revolucionario, y que podría ser empleada ahora para la discusión y la elaboración de propuestas, de cara a la constitución del partido. Las patrullas o pelotones que fueron tan importantes para el triunfo en el referéndum y en las pasadas elecciones presidenciales, deberían ser las instancias de partida para la elaboración de ideas.

Pero como la discusión no surge de manera espontánea y, en caso de ser así, podría ser sumamente desorganizada y generar retrasos innecesarios en este proceso, la comisión promotora debería elaborar una especie de guía que sistematice dicha discusión y que permita recibir propuestas que luego puedan ser compendiadas y organizadas, para la elaboración de un documento base.

AGENDA PARA LA DISCUSIÓN

Sin pretender decir que estos sean los únicos temas, considero que la agenda de la discusión desde la base en relación a cómo conformar el Partido Socialista debe estar centrada en los siguientes aspectos:

1. Fundamentos ideológicos del partido: es evidente que será un partido con orientación socialista pero, como todo el mundo sabe, existen distintos tipos de socialismo. Desde el proceso revolucionario se ha hablado del Socialismo del Siglo XXI, sin embargo, este es un concepto que no está elaborado en su totalidad, por lo cual, es indispensable definir con mucha mayor precisión cuál es el cuerpo doctrinario que brindará el marco político de la nueva organización.
2. Funciones del partido: hasta este momento, algunas de las organizaciones que han respaldado el proceso bolivariano se han limitado a ser grandes maquinarias electorales. Sin embargo, el nuevo Partido Socialista debe ir mucho más allá. Debe ser un instrumento excepcional para la formación y para la organización popular. Por ello, el cómo lograr estos objetivos debe ser motivo de discusión indispensable en el diseño de la nueva estructura. De igual forma, el partido debe tener una imprescindible vocación social, cada militante debe tener como obligación hacer trabajo social voluntario y gratuito, no para ganar votos, sino para crecer como personas.
3. Estatutos: es indispensable discutir cómo se va a organizar el partido, cuál es su estructura, cuáles son sus instancias de decisión y cómo se tomarán las mismas. De igual modo, qué requisitos deben cumplir sus militantes para poder pertenecer a la organización y las sanciones disciplinarias a las que estarían expuestos en caso de incumplir con estos estatutos.
4. Financiamiento: no se puede pensar en construir una organización con tanta trascendencia sin saber con qué recursos se cuenta y cómo se obtendrán nuevos recursos para las acciones inherentes a la organización. Dejar claro esto desde el primer momento establecería un compromiso mayor por parte de la militancia y además evitaría desviaciones incorrectas en la utilización de los recursos públicos por parte de algún confundido.
5. Perfil del militante: no sería lógico que cualquiera pueda ser militante del Partido Socialista Unido de Venezuela. El militante de un partido revolucionario debe seguir el modelo de “el hombre nuevo”. Simpatizantes pueden ser todos los que quieran, pero la militancia debe ser algo que se gane, que se conquiste, puesto que el militante debe estar probado moral e ideológicamente, ya que le corresponderá ser ejemplo para los demás como ciudadano, como miembro de una familia y de una comunidad, por tanto, en esta materia no se pueden cometer equivocaciones. De igual forma, la militancia podría perderse, en caso de que se produzcan desviaciones de los objetivos fundamentales de la organización.



ESTUDIO DE OTRAS ORGANIZACIONES Y ELABORACIÓN DE DOCUMENTO

Es sumamente importante que la comisión promotora oriente la discusión en base a experiencias anteriores, tanto internacionales como venezolanas. Conocer cómo se han estructurado otros partidos en el mundo, aprender de sus virtudes y de sus errores, puede ser una manera de evolucionar y de abrir los procesos de reflexión indispensables en este momento.

Finalmente, la comisión promotora deberá preparar una serie de documentos, muy bien estructurados y muy bien escritos, que deben ser distribuidos masivamente antes de su aprobación, a fin de que la mayor cantidad de personas posible los conozcan, y en consecuencia, la participación en este partido, sea producto de la reflexión y no de la emoción.

mphelnacional@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3902 veces.



Mary Pili Hernández

Ex-ministra de la Juventud, ex-viceministra de Relaciones Exteriores para América del Norte, y ex-concejal por el Municipio Libertador. Cristiana, Periodista, Socialista, Bolivariana, Antiimperialista y Chavista.

 mphopinion@yahoo.com      @marypilih

Visite el perfil de Mary Pili Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas