Mensaje dirigido a todos los jóvenes de la nación

Hoy en esta nueva entrega queremos dirigir un mensaje de aliento y de esperanza a la juventud venezolana, sobre todo a la de Yaracuy, una vez que se logró sacar, a través de los comicios del pasado domingo 6D, a ese puñado de parlamentarios apátridas de la Asamblea Nacional (AN), que lamentablemente hicieron que el país llegara a la difícil situación en la que hoy se desenvuelve, en claro detrimento de las familias venezolanas, y sobre todo en perjuicio de las personas más vulnerables y de escasos recursos del país, pero al mismo tiempo tronchándoles de modo alguno las esperanzas a nuestra generación de relevo.

Entendemos que nuestros jóvenes llevan más de 20 años, es decir, prácticamente desde que nacieron, viviendo en un país lleno de conflictividad, precisamente producto de la incomprensión de aquellos que utilizaron la política de manera equivocada, y de paso fuera del marco legal, para beneficio propio, o defender intereses foráneos.

Desgraciadamente la oposición venezolana, sobre todo la extremista, cayó en ese mundo de la diatriba, del engaño y de la mentira, solo porque desea llegar de nuevo al poder a la fuerza, sin tomar en cuenta las decisiones de las mayorías.

Fue así como desde que apareció la revolución con el comandante Hugo Chávez a la cabeza, se dieron a la tarea de crear trabas, zancadillas y obstáculos para hacer fracasar al gobierno, sin tomar en cuenta el grave daño que le estaban haciendo al país, y en consecuencia a nuestra generación de relevo.

Razón tienen todos los jóvenes del país de sentirse molestos y frustrados ante el grave problema que afecta a la nación, pero al mismo tiempo creemos que esta juventud, sabia y pensante, entiende perfectamente que todo ha sido producto de la incomprensión y de la avaricia que rodea a esa oposición irresponsable y anti patriótica, que ha dado muestras que poco les importa el destino de la juventud y con ello el de la República.

No exageramos ni mucho menos mentimos cuando refrescamos estos tristes episodios, que han llevado al país prácticamente a la ruina, solo porque un minúsculo grupo de la ultraderecha opositora, con cierto rasgos de liderazgo, se dio a la tarea de solicitarle al imperio que nos impusieran sanciones y un bloqueo inmerecido y criminal.

Pero hoy con alegría y esperanza esperemos que las cosas cambien a partir de este momento.

Los jóvenes de toda la nación, incluyendo desde luego a los yaracuyanos, tienen pleno derecho de quejarse, de protestar, pero al mismo tiempo de disfrutar la vida bajo otro esquema, bajo otras condiciones, que les permita mayores oportunidades.

La revolución, primero con el Comandante Hugo Chávez a la cabeza, y ahora con el presidente, Nicolás Maduro, siempre ha actuado por mejorar las condiciones de vida de los venezolanos, y sobre todo tomó muy en cuenta a la juventud, como nunca antes había ocurrido en el país.

Tengamos esperanza, tengamos fé, que todo a partir de este momento comenzará a cambiar y, desde luego, a mejorar, y pensar que el pasado fue un triste episodio, un mal sueño que nunca debió ocurrir, por ello hay que dejarlo, precisamente, en el pasado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 612 veces.



Italo Urdaneta

Periodista, historiador y profesor universitario

 italourdaneta@gmail.com

Visite el perfil de Italo Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: