Desde el conuco

Que hacer después del ratón electoral

Se despide un año tumultuoso y conflictivo, caracterizado por una crisis económica atróz e insoportable. Se va un año doloroso para las familias pobres venezolanas, después de tantas esperanzas, tantos sueños juntos, tantos deseos de construir la patria que Bolivar y Chávez soñaron para nosotros.

Acabamos de salir de una contienda electoral en la que afloraron unos resultados que dibujan la realidad de lo que actualmente se mueve en la dinámica de la vida diaria del país. Esa es la realidad tangible de lo que hay, de lo que existe y sobre ella debemos dibujar la sociedad que queremos construir.

Cuando se gana un partido de fútbol o de béisbol y se logra tan sólo por tanto, la alegria es razonable, pero la política no es un partido de fútbol, debemos reflexionar que la victoria se logró con apenas un 16 % del total de electores. Eso es necesario revisarlo, pero no sé si la euforia y la prepotencia de los compañeros lo permitan.

El problema o la tarea, no está sólo en ganar elecciones, la verdadera tarea es construir una nueva sociedad, más humana, justa y democrática que la que actualmente tenemos, una sociedad donde el ciudadano pueda vivir y realizarse sin mayores traumas.

El gobierno debe rectificar en sus desaciertos sobretodo en el aspecto económico, la agricultura es una materia que llevamos de arrastre, eso es prioritario revisar y abordarlo otorgándole la importancia que realmente tiene. El campo venezolano y los Campesinos, debe estar en primera fila en las prioridades del estado venezolano, la nueva AN debe darle esa orientación. La lucha contra la corrupción debe profundizarse, es necesario distanciarse del populismo. La clave es recuperar la ética del trabajo.

Partiendo de que los países pobres deben necesariamente enfrentar al capitalismo y al imperialismo para poder lograr su liberación, Venezuela se encuentra en una crisis económica o una depresión económica caracterizada por una paralización profunda de los procesos de producción. Esta crisis lleva a qué los ricos se hagan cada vez más ricos y los pobres se hagan cada vez más pobres. Lo que denota un retroceso progresivo en la construcción de una sociedad productiva, de justicia, de equidad y solidaria.

Mientras tanto los enemigos del proceso liberador, trabajan arduamente para retornar al poder y volver a someter al pueblo a los designios del FMI. Paralelo a esto también hay los sectores de la derecha endógena que promueve la alianza con los monopolios de china y Rusia, para fortalecer lo que han llamado la burguesía revolucionaria, lo que suena muy parecido al capitalismo popular o social de María Corina.

Ante esta situación se requiere promover las alianzas en un frente revolucionario, que permita avanzar y bloquear la hegemonía que hoy detentan sectores de derecha que medran en el gobierno y en el partido, fortaleciendo el nacimiento de una nueva burguesía amparada e impulsada desde sectores del gobierno y del poder. Como referencia histórica es de recordar que tras la caída del gobierno soviético, la burguesía que surge del gobierno y el partido soviético se apoderaron de la industria, maquinaria y fábricas, así nacen nuevos monopolios desde el seno del aparato burocrático y político del estado sovietivo.

El ratón electoral de quienes se sienten victoriosos pudiera impedir ver la realidad circundante, esto sería un verdadero tropiezo en el avance de la construcción de la una sociedad productiva, democrática y solidaria. Los nuevos diputados deben ponerse las botas de campaña para patear el barro junto al pueblo y dejar de un lado la modorra. Humildad, honestidad y sabiduría son los tres ingredientes que hacen falta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1451 veces.



Toribio Azuaje

Campesino y Conuquero. Docente

 toribioazuaje@gmail.com      @fraguaobrera

Visite el perfil de Toribio Azuaje para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: