Aventis

Transportistas tejen programa desestabilizador contra gobierno de Maduro y tren ejecutivo

Han violentado nuestros derechos en estos años promocionando una falsa democracia, donde la ideología no existe y, nos encontramos envueltos en la mayor de las incertidumbres y, por lo tanto, los derechos del hombre no vienen enmarcados en un campo político luego de catorce- 14- años de reformas al Estado que fueron guiadas por el comandante Hugo Chávez Frías. Hay que reprocharles a los diputados de la Asamblea Nacional su actitud negativa para definir un verdadero campo político y, en vez de beneficiar al pueblo con las leyes se convirtieron en el motivo de la dificultad política.

Al hombre, no le basta definir una línea política, tenemos que convertirnos en el foco de integración en el nuevo proceso político que se avecina y nos lleva defender al proletariado de la dictadura más radical del mundo globalizado, donde se cuenta con la participación de una gama militar selecta y aristocrática que se dice representar al chavismo de una manera burlista.

Ahora, la política se maneja en los mercados y se contabiliza a un alto precio para darle viabilidad a largo plazo a cualquier microempresa económica que evalué sus costos sustentables y, nos lleva hacia una visión equivocada de los sistemas de difusión, control y costos de la comunidad internacional.

Hemos perdido autenticidad política y, lo vemos en los programas televisivos de opinión. Mucha gente aprendió a colarse en la semioscuridad y declinan su verdad de contenido ideológico llevándonos a un conjunto de testimonios que no reflejan el momento de la historia, lo que implica que estamos expuestos a las formas espectaculares del campo militar y político.

El pasado solo se marca en un punto ideal y, estamos en inercia. Muchos buscan reapropiarse y redescubrir el modelo antiguo en la formación de la conciencia contemporánea, teniendo una referencia en el universo europeo. Pero, la hegemonía política ha roto el orden del recurso a la regla o del uso de la memoria.

La invención de los clásicos franceses no es tomada en cuenta y es suplantado en los países progresistas por la rectoría de los modelos chinos, iraníes e indio. Pero, la hegemonía política ha roto el orden del recurso a la regla o del uso de la memoria. Hemos excluido de la política el campo pedagógico, originándose una anticultura o país que paso de una amplia formación académica y tecnológica a una de ignorantes o primates en el campo político e ideológico.

¿Como han cambiado las cosas?  Hay un enfoque subjetivista que según Gramsci se expresa la tendencia decreciente de las cuotas de ganancia.  Es un problema complejo, donde surgen desacuerdos que no ha logrado unificar el pensamiento comunista. Allí, tenemos el ejemplo del sector transporte que junto a sus afiliados tiene más poder que el presidente Nicolás Maduro Moros y el pueblo y, destabiliza a todo un país. Igual sucede con los carteles civil y militar que hacen predominar el dólar y no el verdadero valor de nuestra moneda.

Hay que desarrollar una critica bien argumentada hacia concepciones y prácticas que minan el camino hacia la reconstitución y el renacimiento de la esperanza socialista en la región. La misión histórica de nuestra clase obrera ha quedado en el olvido, cuando nuestro presidente es precisamente un dirigente obrero.

El internacionalismo de la clase obrera y el proletario no se nombra, menos se supera. Por lo tanto, las canciones de Alí Primera y el ideario del comandante Chávez poco tiene eco de efervescencia en este régimen que ha dado un giro al universo neoliberal. Desde adentro y aguas abajo el imperialismo ha calumniado por todos los medios, el internacionalismo obrero. Es una parodia, no interesarse por demostrar la inteligencia y madurez clasista de los pueblos.

El problema hoy, no esta en lo que hace el imperialismo. Sino en la situación y perspectiva del movimiento comunista. La fuerza de todo movimiento político está en el papel del líder de la clase obrera. En esa dirección y posición se basa la línea directriz de toda organización socialista, pero el sector transporte que es opositor le orina la cara frecuentemente.

Entonces se debe aprender del socialismo que es de manera subyacente determina el capitalismo de Estado. Estamos siendo derrotado por un colonialismo militar., quienes cumplen una tarea muy definida.

Recordemos que somos el resultado de una conquista. Y coloniaje feroz y jóvenes ideólogos desean seguir con este programa, el cual es audaz para las nuevas generaciones de este drama histórico. Es una mentalidad egoísta que se viene desarrollando, una actitud ideológica que expresa en la política una actitud reaccionaria y se manifiesta en un lenguaje muy específico el cual cambia en apariencia, pero, no en tiempo real. Gramsci nos manda a la construcción de las bases de transición de esta

sociedad capitalista a un modelo socialista acorde con las condiciones históricas y territoriales de los países latinos y de Venezuela en particular por el carácter que viene asumiendo los carteles y vivianes de la política tropical

El sector transporte busca debilitar el gobierno a través de violaciones al servicio canalizado por las alcaldías en todo el país, fueron los primeros en esconder el efectivo del icono monetario y dar ordenes de no recibirlos en los centros de compras regentados por comerciantes que no tienen registros comerciales y jamás pagan impuestos por las ventas de alimentos y compran y venden en dólares al día, dañando y ocasionando pérdidas inexorables a la nación.

La debilidad del gobierno se pone de manifiesto porque los cordones policiales y militares adscritos al servicio alimentario y de transporte poco le interesan al beneficiario y revisten un carácter individualista en el desempeño de sus labores diarias.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1163 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Economía