Sanos consejos a Maduro y Guaidó: Pensiones y salarios y los 9 millones de dólares del otro

Les juro que no me entra en la cabeza que todavía no lo logran entender (o si lo entienden y se hacen los pendejos, porque la mayoría de lo que pregonan son puras mentiras)…

El pueblo quiere y necesita resultados a la vista y no palabras que se las lleva el viento…

Una gran mayoría del pueblo está arto de los aprobados, aprobados y aprobados de nuestro presidente, donde en la realidad, el pueblo no lo palpa, no lo siente, en las vivencias de su día a día

El pueblo quiere verlo en vivo, y no en vivo y directo por tv, lo que pareciese que fuera la mejor arma para mentir. Verlo con sus propios ojos, en su barrio, en su caserío, en la calle (de los que viven en ella)…

Con nuestros nacionales que se están muriendo de hambre en las fronteras, suplicando regresar, donde ninguno de los dos bandos parecen interesarles sus tragedias (a las pruebas me remito)…

¡Oíste Guaidó!, es contigo también…

"Que donamos esto, lo otro, con lo que recibimos"

No chamo, así no…

Nuestro pueblo aún mantiene en sus retinas y su memoria, lo que hicieron tus colaboradores en la frontera con la tan cacareada ayuda humanitaria (recuerdan a Calderón Berti el que tu destituiste por hablar con la verdad)…

En todo este tiempo usaste las mismas estrategias de los políticos de antaño, que antes de cada elección presidencial se asomaban a los barrios y cerros de nuestro país, pensando que nuestro pueblo es pendejo…

Tú te la pasabas en el Metro saludando a toda la gente, en el bulevar de Sabana Grande, brindando algún perro caliente a algún transeúnte…

¿Y qué te paso?

El resultado está a la vista…

Prácticamente ya nadie te sigue…

¿Te doy un consejo (una idea)?

Háblate con el desaparecido (o escondido) de Lorenzo Mendoza…

¡Ojo!

Que no done nada, porque ya está más que demostrado que no tiene intenciones de donar nada

Ya quedaron atrás esas publicidades del Grupo Polar de otrora en la tv, cuando se entreveraba con su pueblo entre saludos y abrazos, deseándoles un feliz año, como también quedara atrás (por su mezquino proceder) cuando hacia su entrada a los campos de beisbol y el pueblo gritaba "presidente, presidente, presidente", de seguro cuando pase esta pandemia solo recibirá silbidos de ese mismo pueblo…

Dile: "Mira Lorenzo ¿cuánto es el costo de 1000 gandolas de comida?"

¿2 millones de dólares? Te daré 1 millón de dólares porque sé que tú le ganas más del 100%

Y lo más importante cuando esas gandolas surquen los caminos y senderos de nuestra patria en busca de los más necesitados, pon pancartas bien grande en los mismos:

"¡Guaidó y Mendoza no se olvidan de su pueblo!"

¿O será que no sabes del hambre que está pasando nuestro pueblo?

¡Te metería a ti en cuarentena en esos caseríos del hambre, para que convivieras con nuestro pueblo, para que sepas en realidad lo que es pasar hambre!

¿Y usted presidente?

De ser mi humilde persona "usted"…

Mandaría meter presos a los que el estado le dio más de 50 millones de euros para tapar los huecos y cráteres de todo nuestro país, y la gran mayoriaaaaaa de los mismos continúan en el mismo sitio…

Nos muestra por cadena una fábrica que fabricara 25 millones de zapatos (botas) para nuestro pueblo…

¿Cuánto será el tiempo que tenga que transcurrir para fabricar 25 millonessssss de pares de zapatos (50 millones si fueran de a uno), si en un día para fabricar mascarillas hacen de 5.000 a 10.000 donde podemos imaginarnos el trabajo que debe haber entre un par de zapatos y una mascarilla?

¿Qué pasó con la ruta de la sardina? Tan necesario hoy día

Como es posible que los benditos bonos (donde solo lo reciben una tercera parte de los que pregonan y algunos nunca) sean todavía y en tiempos de pandemia de 300.000 bolívares, cuando un kilo de limones cuesta 350.000 bolívares…

Y los pensionados y jubilados a 250.000 bolívares, cuando nuestro gobierno saben que un mínimo de un 60% de nuestros abuelos no recibe bonos de ningún tipo aparte de sus pensiones…

¿Me pararan bola?

De seguro que no……………………………………………

(…) Que tristeza que haya sido el discípulo de Dracula (gobernador de Carabobo) que lo denunciara públicamente a la vista de todo el país, algo que todo el mundo sabe:

Están vendiendo la gasolina a 20 dólares la pimpina de 20 litros

Nuestro gobierno, Jorge Rodríguez, Delcy, Padrino López y Reverol, silencio absoluto…

Lo que está haciendo el pueblo, que los graban con los celulares, para después pasarlo por las redes sociales, ¿No lo puede hacer nuestro gobierno?...

¡Ojo presidente!

Guerra avisada no mata soldado

¡Las remesas ya no llegan presidente!

Lo que los ayudaba en algo para intentar ahuyentar la tristeza

Ya el hambre comienza a sentirse en nuestras calles

Quejas y desordenes porque las cajas no llegan

Trancas en avenidas porque no hay gasolina y gas…

Ayer hablaron que están estudiando darle a la empresa privada, la potestad de importar, comercializar y distribuir la gasolina en nuestro país (que bolas, con 2 dólares de salario mínimo)…

Parece una comiquita al mejor estilo del Show de Joselo…

No lo olviden:

El coronavirus no viene solo, viene acompañado del hambre………………………………………………………..

(…) Mi persona jamás fue incondicional de nadie en mi ya larga existencia, mucho menos de políticos…

¿Traidor?

¡Jamás seré traidor de mi pueblo!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 11599 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social