La invasión dulce y los comandantes de papelillo

Variados y asombrosos son los caminos de la resurrección del capitalismo. Cuando los tontos esperaban una invasión, cuando se preparaban ramplando de mentirita y después, sacudiéndose el polvo a la sombra, el capitalismo emerge desde las entrañas políticas y marca otro rumbo, las marionetas cambian el polvo de la ramplada por el vaso con hielo del acuerdo secreto; los comandantes de papelillo quedaron, una vez más, sin épica.

Hoy la política, es decir, la conducción de la sociedad está en manos del espíritu de la cuarta. Si hacemos un experimento y extraemos la esencia de la discusión política nos daremos cuenta de que es la misma esencia de la discusiones de la cuarta. Hoy la política gira alrededor de las elecciones burguesas, del nombramiento del cne. El circo electoral comenzó su labor de distracción, las elecciones burguesas llegaron para narcotizar. La costra dirigente, oposición y gobierno, siguiendo mandato internacional van un paso adelante, pusieron sus barbas en remojo ante la ola de protestas en el Continente, se curaron en salud.

Saben que aquí una conmoción social no será como en el resto del continente, no será fácilmente capturable por los dominantes, aquí está fresco el verdadero espíritu chavista. En tiempos de rebelión todo se acelera, la gente en la calle es una posibilidad de concreción de la vanguardia que la guíe hacia metas más elevadas, la transforme en rebelión revolucionaria. La teoría está allí, el espíritu de Chávez aún recorre la Patria, la gente existe. Ese es el terror de los dominantes internacionales, saben que los maduros, los diosdados y guaidoces no garantizan el control de una insurrección popular, por eso ensayan de nuevo su circo de la cuarta.

Claro que como todo acuerdo entre pillos, construir un cne no es tarea fácil, saben que esa es la llave virtual de todo el proceso, el acuerdo es casi imposible. Sin embargo, deben seguir las órdenes de Rusia, China, de los gringos, ya los españoles vendrán de mediadores a poner de acuerdo obligado a las marionetas inquietas de gobierno y de las oposiciones.

El papel de los revolucionarios es prepararse. Ya debían de volver al camino con su adarga al brazo, allí está Rocinante esperando a sus jinetes. Ya deberían de estar convocando la reunión para acordar una dirección. Que la mezquindad, las bajas pasiones, el pensamiento corto no les impida trabajar unidos para construir un futuro diferente al que cocinan las bandas que hoy negocian un cne, que tengan la visión larga para comprender que se aproxima una oportunidad de corregir los errores del pasado, para retomar el rumbo de la redención. Ya es hora de que se decidan a la política grande, la que disputa el poder.

No es necesaria una gran reunión con mucha bulla, es suficiente una reunión con las ideas claras, con audacia, que impacte a la gente por la calidad de los participantes; y el desprendimiento del acto, que aparezca como algo diferente, valiente, autocrítico, visionario.

Ojalá la conmoción social inevitable nos agarre confesados y con una buena vanguardia que nos traiga de nuevo la esperanza. Son tiempos difíciles, pero son tiempos propicios para el renacimiento del liderazgo auténtico, como el 4 de febrero. El panorama está despejado, los campos están definidos, eso es un avance, ya no hay lugar para disimulos, no hay excusas, que cada uno asuma sus responsabilidades.

elaradoyelmar.blogspot.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1231 veces.



Toby Valderrama


Visite el perfil de Toby Valderrama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama

Toby Valderrama

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a283966.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO