Esto va a cambiar ¿hacia dónde?

Recientemente hemos oído a tres figuras de la academia universitaria venezolana llamada "tradicional" y que hasta hace poco eran "cercanos" al "Proceso Bolivariano", progresistas. Hoy distanciados de la Revolución Bolivariana y creo que hasta se ofenderían si se les recordara tal aspecto de su biografía u opción política-partidista, ya que eran militantes y hasta funcionarios con algunos cargos de la línea media de ciertos entes gubernamentales. En su análisis sobre el entono venezolano actual coincidieron, sin acuerdo previo, por cierto, sino que fue en eventos diferentes y en redes sociales físicas "face to face" y virtual, en que "Esto va a cambiar", "debe cambiar", y está cambiando" dado que esta crisis nos afecta en lo personal muy gravemente a todos. El problema es que, tal vez por la brevedad de sus intervenciones, no dijeron hacia dónde iría ese "cambio" o, por mejor decir, cual pueda ser la naturaleza del mismo, su contenido y su horizonte de futuro.

Pasa también que no basta proponer un "cambio", muchos desde la derecha política lo han hecho y las experiencias de la historia reciente indican que han girado hacia la derecha. Obama en Estados Unidos se apoyó en esa idea, pero en sus dos gestiones no ofreció nada nuevo; Macri en Argentina igualmente sostuvo la necesidad de cambiar y ha impuesta las recetas económicas del Fondo Monetario Internacional y ha puesto a esa nación al borde de una gran crisis; Chile con Bachelet igualmente parece que prometió cambiar el sistema educativo, pero qué va, todo sigue como lo dejó Pinochet: educación privada, aunque sí al parecer de mucha calidad.

Parece que el verbo cambiar en boca de los tres académicos referidos recoge una urgida necesidad en el 90 por ciento de la población en Venezuela. No podemos seguir, así como como estamos. Gestionar sueldos y salarios por parte de los trabajadores y sus familias para vivir se ha tornado un gesto de sobrevivencia, nos decía personalmente uno de los profesores universitarios titulares en condición ya de jubilado, esto debe cambiar. ¿Entenderán esta situación los representantes del gobierno y la oposición que se reúnen en Barbados? ¿Quién defiende intereses espurios? ¿Alcanzarán acuerdos racionales? Como dice el poeta Ciro Cohen en su Canto a Baragua: "Mi pueblo llora en silencia, pleno de necesidades, clamores en el desierto, sus angustias y pesdares" (Cantos de grandeza y Cantos de la Patria. Barquisimeto. 1999. P. 51).

Ya con más de 60 años, nos decía ese colega y tú que ya apenas te faltarán unos dos o tres años, nos resulta natural que añoremos épocas pasadas, los de la hoy tan denostada democracia representativa; aunque tú y algunos dos o tres más serán los últimos chavistas-maduristas que quedan en esa sede o extensión de universidad de provincia donde haces docencia, investigación y extensión en condiciones cada vez más precarias; donde dicho sea de paso ya no tiene muchos estudiantes. Eso es una tragedia. Chavistas y opositores, sí, queremos un cambio, pero no a cualquier precio, sin renunciar a la soberanía y la dignidad nacional.

El gobierno creó otra universidad donde ya desarrolla cursos de postgrado, especialización y maestría, Universidad Pedagógica Experimental Simón Rodríguez; además, según hemos oído por VTV (Noticiero Estelar, 02 de agosto de 2019) está haciendo un llamado a que todo profesional universitario que lo desee formarse como docente de aula mediante un curso de capacitación (componente docente) en la Universidad Luis Bigott; lo cual puede significar darle un golpe mortal a la carrera docente y principalmente a la miríada de gremios y sindicatos magisteriales que pululan de manera deleznable como extensiones de las organizaciones políticas de oposición, y este años escolar 2018-2019 prácticamente paralizaron largo tiempo las actividades escolares (claro, el salario de medio petro pulverizó la contratación colectiva y con esta inflación en muchos gracias a Trump puso a pasar grande y necesidad a todos los docentes de este y todos los niveles y modalidades); cuando el ministerio del ramo les exigió que reprogramaran las actividades de aula estos se hicieron los locos y precipitadamente tomaron sus vacaciones, dejando a los estudiantes a medio camino en su aprendizaje.

¿Todo eso lo tomarán en cuenta los mediadores, facilitadores y dialogantes de Barbados?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 683 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a281038.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO