Recordando el 11 de Abril

17 años, han transcurrido, del nefasto golpe de Estado, propinado contra nuestro comandante eterno, Hugo Chávez Frías, una acción "preñada de buena fe" por quienes la efectuaron, esto según, los Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, de la época, estos días, traen a mi mente, momentos de ANGUSTIA, DE PESAR Y ALEGRÍA, en ese mismo, orden, la angustia que se vivía, ante la impotencia, el día 11 de abril del 2002, trabajaba en la Vicepresidencia de la República, como, coordinador de protocolo, del Vicepresidente Ejecutivo, Diosdado Cabello, y desde la Vicepresidencia, pude ver las acciones viles, de personajes, como Berenice Gómez (la bicha), a quien vi celebrar y bailar, ante el golpe, -aunque el 13 en Miraflores- fingía, alegría ante la restitución del gobierno revolucionario, no olvido ese día, al cobarde Ismael García, pataleteando, todo asustado, ese día fue muy largo, caminando, de la Vicepresidencia a Miraflores, angustiados, ante el temor, de ver perdida, la esperanzas de un pueblo, gente llorando, otros dispuestos a dar la vida, entrada la noche nos informan que el Comandante se entregaría, y que debemos retirarnos, porque una columna de tanques, venía a Miraflores y no se sabía con qué intenciones. En altas horas de la noche, partimos a nuestros hogares, pude ver las desesperanzas, de los vecinos, que al verme llegar, preguntaban, por el Comandante eterno ¿Qué va pasar? Esa noche, no pude, conciliar el sueño.

El 12 me fui a la Vicepresidencia, a ver qué ocurría, pude hablar, con algunos compañeros, que estaban dispersos, no teníamos contacto con nuestros líderes, el pesar se apodero de nuestros sentimientos, recuerdo la llamada de algunos, para asistir a la juramentación, del dictador Carmona, propuesta que inmediatamente rechace, trabajar con la derecha, eso nunca, algunos compañeros decían: "que a rey muerto rey puesto", no señor así actúa el cobarde, y mi padre no me forjo con ese talante, lamentablemente, algunos, sucumbieron, a la tentación y se anotaron de primeros, en la famosa lista de asistentes, a la primera, auto proclamación, que se realizó en Venezuela, la del dictador, Carmona Estanga, otros se agazaparon y no se retrataron, a veces creo que el golpe debió durar unos días más, para que salieran, de una vez las máscaras, que han tardado en salir, el 12 de abril de 2002, fue un largo día de horror, todo lo creíamos perdido.

Así llegamos al día 13, en la casa, viendo TV, resignado, cerca del mediodía, recibo la llamada, del embajador Andrés Eloy Rondón, quien me informa, que el jefe (Diosdado Cabello) será juramentado, y que el dictador abandonaba Miraflores, y que además, iban a rescatar, al Comandante eterno, pego un salto de la cama, le informó a mi mama lo que estaba ocurriendo, y marcho al Palacio de Miraflores, en ese momento, vivía, en la Av. Sucre de Catia muy cerca de Miraflores, entro por la prevención 1 del Palacio de Miraflores y me encuentro con el periodista, Carlos Javier Rojas, Jefe de Información del Ministerio de la Secretaria de la Presidencia, nos dimos un fuerte abrazo, y me pide que lo acompañe a buscar una cámara, pasamos al edificio administrativo, y de allí , al Salón Ayacucho, pudimos ver los destrozos, el odio, el cuadro de Bolívar en el piso, Carlos Javier toma una de las cámaras que quedaba en buenas condiciones, le pase un trípode, la coloca la prueba, después resulta, que no la pudimos sacar, la cámara del trípode, me toco, por ser el más joven, cargarla, y servir de asistente de cámara, poco a poco, fueron llegando nuestros líderes políticos, un grupo de los que habíamos llegado fuimos al sótano, de Palacio Blanco, donde permanecían, alguno de los opositores, que asistieron, a la auto proclamación, y se habían quedado, atascados en Palacio, porque de salir, corrían el riesgo de ser linchados. Isaías Rodríguez, llego para garantizarles, el derecho a la integridad, física y a la vida, derechos que ellos le negaron a los líderes revolucionarios, recuerdo, el rostro, del proclamado procurador de Carmona, el mismo valentón, que derogó, la Constitución y otras cosas más, orinado, recordé ese decir popular de que "todo bicho malo es cobarde", bueno esperamos la llegada del Vicepresidente Diosdado Cabello y se procedió, al acto de juramentación, mientras llegaba, el Comandante Chávez y asumir la primera magistratura, ahora, no solo con el derecho que le daba, haber ganado las elecciones, ahora restituido y llevado al Palacio de Miraflores, del brazo del pueblo, que alegría, ver al comandante Chávez en el Salón Ayacucho, hablándole al pueblo y desde ahí y en medio de la alegría, ver el rostro de la traición, al final de las escaleras, vi al General Uson Ramírez, dando lastima, creyendo tal vez, que sería perdonado, y volvería al Ministerio de Finanzas, que horror, la traición no tiene vergüenza, ese ya 14 de abril, después de las palabras del Comandante Chávez, volví a mi casa, y que diferencia un 11 tan triste, un 12 de derrota y un 13 de felicidad, por eso decimos, que todo 11 tiene su 13.

A 17 años, agradezco a Dios todo poderoso, permitirme, vivir estos tiempos de revolución y hacerlo del lado correcto, de la historia, leales siempre, traidores nunca.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 514 veces.



José Gregorio Alvarado Rondón

Lic. en Administración, Oficial retirado del Ejercito, anti imperialista y profundamente Chavista

 jgregorioalvarado@gmail.com      @jalvaradorondon

Visite el perfil de José Gregorio Alvarado Rondón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Gregorio Alvarado Rondón

José Gregorio Alvarado Rondón

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a277818.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO