Venezuela entre malandros

Jorge Rodríguez denuncia una enorme conspiración con la participación de empresarios, abogados y políticos de la derecha venezolana para robarse el dinero del Estado venezolano a través de sus cuentas en bancos en el exterior. El caso involucra a dos detenidos: Antonio Planchard y Roberto Marrero. Pero Rodríguez describe una red un tanto extraña, como una especie de rebatiña báquica, dinero y desenfreno, que contiene los nombres de gente de Voluntad popular, primero justicia, Ismael García y Ramos Alloup, implicados en los nombramientos de Guido, con el espionaje a favor de las sanciones de EEUU y el robo de cuentas bancarias en cambote, etc... vínculos familiares y disipación, todo junto (como debe ser en estos casos de guerra); da a entender que todos estos personajes no hacen otra cosa que robar al Estado sin ningún fin político claro o que se conozca, como si vivieran una fabulosas y eufóricas vacaciones. Esto es para maravillarse la indefensión de nuestras reservas ¿Quién no salvará de esto?...

Según Jorge, todo parece inevitable, como los sabotajes eléctricos. Pero ¿qué pasa en el otro lado? En el lado del madurismo están apurados por denunciar esa conspiración, pero nada se sabe ni se dice de las denuncias de Rafael Ramírez a empresas petroleras vinculadas a los hermanos Rodríguez o al entorno del presidente, otras con Ramos Allup y sus hijos, los contratos con Halliburton y Schlumberger para recuperar la producción demolida por Quevedo (la primera es señalada en la denuncia de Rodríguez) y muchas otras preguntas que ahora habría que que hacerles y hacernos con cabeza fría, sin falsas pasiones y sin miedos. Rodríguez salta con el paquete conspirativo justo cuando se va la luz de nuevo, algo que habían advertido muchos técnicos especialistas que iba a pasar.

Un golpe continuado, sin embargo, en el fondo es una lucha a muerte por la captura de la renta petrolera por todos lados... y nosotros estamos al margen ¿otra vez la pericia distractora del prestidigitador? La verdad completa siempre estará escondida detrás del escándalo.

Las alianzas en la rebatiña de la renta son muy confusas ¿Por qué el fiscal no investiga las denuncias de Ramírez? Sería un buen comienzo para una investigación ¿Por qué se investiga hacia una sola dirección? Las instituciones reconquistaron con Maduro su antiguo carácter clientelar, mercenario; la vieja tribu de David aparece hoy con el nombre de otro profeta, lo amos del valle ahora son otros nombres pero los mismos amos... la cuarta instalada cómodamente con sin métodos, en la quinta.

Las denuncias del gobierno siguen estando en la superficie de la verdad. Las denuncias ocultan algo mucho más triste y más feo, y este algo está relacionado con un cayapa sobre nuestros recursos, nuestras riquezas... y la destrucción definitiva del chavismo y el socialismo.

Por otra parte, todo esto -el robo y el sabotaje - no es posible sin la bendición del gobierno, en la rebatiña y el sabotaje eléctrico. Jorge parece conocer muy bien el método. Dinero, amigo mío, mucho dinero de por medio, y el resto de la gente ¡que no se entere! ¡Que siga marchando! ¡Que siga buscando sus lentejas, su arroz picado y el pollo semi fresco de cada seis meses!...

A pesar de la denuncia de Jorge estamos indefensos. El  gobierno es incapaz de prever y prevenir los robos y sabotajes eléctricos. Parece que el gobierno está invadido de traidores y saboteadores y no puede con ellos ¿De qué tamaño será el gobierno ahora con tantos conspiradores dentro? ¿Por qué el fiscal no ordena detener a Guido?... ¿Quién manda en el país?  A veces las mentiras se caen solas, Rodríguez habla y habla y no se da cuenta que está desnudo.

Por nuestra parte es hora de unirnos todos los chavista verdaderos a combatir y sacar del país a estos delincuentes disfrazados de políticos los cuales nos toman por tontos, a los incapaces e irresponsables y a los buitres que le hacen el trabajo al imperio de los ricos despiadados.

Sin exagerar, vivimos un momento de desamparo generalizado, no hay nadie que se apiade del país, parecemos aves carroñeras en vez de gente. Se desmontó la estructura del Estado burgués y no se sustituyó por otra, sino por una especie de amague continuado frente a la voluntad del soberano. Entre esa “sacadera de chicha”,  la indefensión de nuestros recursos y una depresión colectiva nos estamos quedando sin nada…. “es tiempo de morir”

Sin embargo, como diría “el pica”, ¡No hemos luchado tanto para que ahora un banda de muchachos irresponsables acaben con todo, para que otros intelectuales nos hablen de que el socialismo no sirve, o que no se puede volver al camino que nos señaló Bolívar y Chávez…, para que unos seudo científicos justifiquen este descalabro nacional por su propia incapacidad política e impotencia moral! ¡No me la calo! Cueste lo que cueste hay que retomar el camino de nuestra liberación y echar a esta caterva de incompetentes del gobierno y de la política… ¡Viva el socialismo! ¡Viva Chávez! 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1171 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a277413.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO