La próstata del General

Si no hubiese sido porque el General estaba malo de la próstata a lo mejor hubiese mandado unos veinte años más. Quién sabe. Porque el hombre de La Mulera tenía ganas, y tenía con que, de seguir en el poder.

En el libro de Agustín Blanco Muñoz, el General Pérez Jiménez dice, palabras más palabra menos, que «lo único que tumba gobierno es el ejército». Con esta verdad palmaria, el hombre de Michelena, acaba con el cuentico pseudorománticon de aquello del pueblo, los estudiantes, la clase obrera… y toda esa monserga que se inventaron los comunistas y social demócratas para terminar asustados celebrando el dichoso 23 de enero.

Después firmaron el llamado «Pacto de Punto Fijo» para protegerse de aquellos andinos que no querían dejar el poder. Luego los comunistas y la llamada izquierda se inventaron unas ficciones ideológicas, para hablar mal, y darse de marginados sociales, de los que se quedaron en el poder negociando con el ejército1.

Esperar que el asunto lo resuelvan a nivel internacional es una desfachatez. En algún artículo que escribí2 señalé que Almagro es un agente del chavismo, porque cada vez que este hombre habla en la casona, mal llamado palacio, de Miraflores le dan otra vuelta a la tuerca para fijarse al poder con mayor ímpetu.

¿Para qué esa palabrería anterior? Porque en estos días de bochinche, como decía el Generalísimo, es palmaria la verdad que el ejército mantiene en el poder a la administración de Maduros Moros. Aunque todo el mundo político sabe esto, pareciese no entender qué hacer con esa realidad.

En el escenario actual, el conflicto permanece en la fase de «escalada», brevemente entra en «estancamiento» y vuelve a la escalada. Los mediadores no logran que las partes se lleguen a poner de acuerdo en cómo abordar el conflicto. Algunos necios, con malas intenciones premeditadas, le achacan la culpa a los mediadores; cuando bien saben que los mediadores solo son eso.

Ahora bien, ¿con quién negociar? De acuerdo al párrafo uno, dos y tres, pareciese que el negociador de la oposición no fuese el gobierno, sino el ejército (estoy llamando ejército a todo estamento militar, es decir, FANB) Pues, éste detenta el poder de mantener en su lugar a la administración de Maduro Moros.

¿Qué negociar? Eso es asunto de la oposición3. Pero, se podrían decir dos cosas, que solo son supuestos. Primero, que el ejército no quiere negociar o que no le han planteado una buena propuesta. Segundo, que la oposición no sabe negociar con el ejército.

Bergson decía que «un problema bien planteado es un problema resuelto», podemos decir, meros supuestos. Primero, que parece que no hay un problema bien planteado, de allí que no haya una solución. Segundo, que no las partes no quieren plantear bien el problema para no conseguir la solución. Pues, a ambos les conviene permanecer en la fase de «escalada». Ya que sacan provecho económico de la situación.

En la solución de conflicto, cuando se está en la fase de escalada hay cierto financiamiento, para buscar solución al mismo. De este financiamiento se benefician muchos políticos y otros más. ¿Será que los políticos venezolanos están viviendo de estas prebendas? No sería extraño, con lo largo que tienen los dedos ambas partes.

Ambas partes, da la impresión, quieren mantenerse en la fase de la escalada, porque les conviene a sus intereses. Hay un estira y encoge sospechoso. Un no entrar en la negociación. Eso quiere decir que tienen cartas bajo la manga, ambos tienen fuerzas que los apoyan. Hasta que estas fuerzas no se desgasten, no se sentaran a la mesa. Hay que recordar el «Pacto de Coche».

A todas estas, la población en general prácticamente se ha desentendido de los políticos. Solo está pendiente de su desgracia, que es mucha a diario y sin descanso. Con el hambre y la miseria tiene para ver si llega al otro día. Los políticos le son, a la población, tan indiferentes como una bosta en la acera. Cada uno va en carriles paralelos, en eso se ha terminado.

 

1 En estos tres párrafos se formula el principio de «las reglas son las reglas». Expuesto en el artículo https://obeddelfin.blogspot.com/2018/12/el-dilema-de-dada-o-la-no-mendicidad-en.html

2 Ver. https://obeddelfinblog.wordpress.com/2018/09/18/de-la-intervencion-militar-a-la-anulacion-de-la-esperanza/

3 Ya el artículo estaba redactado cuando en los diarios, en fecha 15 de enero de 2019, se lee la noticia que la Asamblea Nacional (entiéndase oposición) aprobó la Ley de Amnistía para los militares.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 623 veces.



Obed Delfín


Visite el perfil de Obed Delfín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Delfín

Obed Delfín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a274372.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO