Chávez, como buen educador, nos enseñó a resistir

Hemos logrado resistir los embates del bloqueo financiero y la guerra contra el pueblo. Ahora nos toca avanzar en ofensiva para alcanzar la estabilidad política, la recuperación económica y la grandeza de la Venezuela potencia."

Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela.

DEDICADO A L@S EDUCADORES COLOMBIAN@S

Este es un escrito que aspiraba culminarlo para enviarlo a una revista colombiana y Gran Colombiana: "La voz educadora". La voz de los sin voz. Lamentablemente, por muy diversas razones, no lo pude hacer y como gran cantidad de artículos listos, y otros a medio andar, siguen aguardando en la carpeta "pendientes" por ver la luz.

Hoy, aprovechando la circunstancia de tener un amigo quien me facilitó el acceso a internet, he decidido –aunque no lo haya culminado como deseaba– enviarlo a Aporrea para su publicación.

Está dedicado a los hermanos educadores colombianos. Quienes me habían solicitado que escribiera unas breves notas sobre la situación del país. Les escribe y saluda un educador venezolano quien, desde nuestra perspectiva, intentaré expresarles, muy brevemente: ¿Por qué a pesar de los pesares, la población venezolana sigue y seguirá resistiendo?

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ Y LA EDUCACIÓN COLOMBIANA

Como abreboca quisiera aprovechar para recordarles a nuestr@s herman@s educadores colombian@s lo que expresó Gabriel García Márquez, en 1994, cuando el ex Presidente Gaviria convocó a diez sabios para ayudar a reconstruir la educación colombiana. Este mensaje, pudiera servir, además de referencia a l@s educadores venezolan@s:

" ...nuestra educación conformista y represiva parece concebida para que los niños se adapten por la fuerza a un país que no fue pensado para ellos. en lugar de poner el país al alcance de ellos para que lo transformen y engrandezcan. Semejante despropósito restringe la creatividad y la intuición congénitas. y contraría la imaginación. la clarividencia precoz y la sabiduría del corazón, hasta que los niños olviden lo que sin duda saben de nacimiento: que la realidad no termina donde dicen los textos, que su concepción del mundo es más acorde con la naturaleza que la de los adultos, y que la vida sería más larga y feliz si cada quien pudiera trabajar en lo que le gusta, y sólo en eso…Creemos que las condiciones están dadas como nunca para el cambio social, y que la educación será su órgano maestro. Una educación desde la cuna hasta la tumba, inconforme y reflexiva, que nos inspire un nuevo modo de pensar y nos incite a descubrir quiénes somos en una sociedad que se quiera más a sí misma. Que aproveche al máximo nuestra creatividad inagotable y conciba una ética - y tal vez una estética - para nuestro afán desaforado y legítimo de superación personal. Que integre las ciencias y las artes a la canasta familiar, de acuerdo con los designios de un gran poeta de nuestro tiempo que pidió no seguir amándolas por separado como a dos hermanas enemigas. Que canalice hacia la vida la inmensa energía creadora que durante siglos hemos despilfarrado en la depredación y la violencia, y nos abra al fin la segunda oportunidad sobre la tierra que no tuvo la estirpe desgraciada del coronel Aureliano Buendía. Por el país próspero y justo que soñamos: al alcance de los niños." Por eso y por mucho más debemos resistir y luchar.

BOLÍVAR RESUCITÓ EN VENEZUELA CON CHÁVEZ

"Yo conocí a Bolívar una mañana larga,
en Madrid, en la boca del Quinto Regimiento,
Padre, le dije, eres o no eres o quién eres?
Y mirando el Cuartel de la Montaña, dijo:
"Despierto cada cien años cuando despierta el pueblo".

Pablo Neruda, "Un canto a Bolívar"

Es muy conocida la expresión bolivariana: "Las naciones marchan al paso que marcha su educación". Bolívar, lo sabemos: nació en Caracas, Venezuela y murió en Santa Marta, Colombia. Sus pensamientos, sus obras y su ejemplo, guían los pasos de muchos educadores de ambos países. Incluso, de quienes se catalogan de izquierda, de derecha o del centro. "Bolívar, bolivariano no es un pensamiento muerto…" como dijera nuestro poeta cantor del pueblo venezolano, Alí Primera, en su muy recordada Canción Bolivariana.

Bolívar es, realmente, ustedes lo saben mejor que yo: ¡Gran Colombiano!

Hace tiempo, a comienzos de los años 90, visité Cali, Bogotá y otras ciudades de Colombia. Siempre admiré el respeto, la admiración y el reconocimiento que, en esos espacios, le daban a Bolívar. Mi escaso conocimiento sobre la historia, viva y verdadera, de Bolívar en la Nueva Granada, no me permitía comprender porque en otro país apreciaran más a Bolívar que en Venezuela, su país natal. Lo comencé a comprender, a finales de los años 90, cuando apareció una madrugada del 4 de febrero de 1992, un joven militar asumiendo la responsabilidad de ser el líder de un movimiento Cívico-Militar en el que se reivindicaba la imagen y el pensamiento de Bolívar: el Movimiento Bolivariano Revolucionario (MBR-200) ¡Bolívar resucitó de entre los muertos! Gracias al comandante Chávez y a su gestión como Presidente.

HUGO CHÁVEZ NOS ENSEÑÓ CON SU EJEMPLO

"Estamos preparados para afrontar las arremetidas vengan de donde vengan, pues eso lo aprendimos de Hugo Chávez…el comandante nos enseñó a navegar en aguas turbulentas con mano firme y serenidad…El comandante Chávez nos enseñó a resistir hasta vencer"

Diosdado Cabello, "Con el Mazo Dando"

Chávez, no sólo fue y sigue siendo paradigma de un líder capaz de asumir su responsabilidad y las consecuencias de sus actos. Sino que fue, fundamentalmente, un gran educador. Que enseñó, no sólo con su palabra y sus gestos, sino que nos enseñó, fundamentalmente, con su ejemplo. Hijo de dos educadores se dedicó como Presidente, casi que cotidianamente, a ser un educador a través de sus clases magistrales en los mítines o eventos políticos, en reuniones de trabajo, en los Consejos de Ministros y, sobre todo, en su Programa Dominical "Aló Presidente".

El Presidente Chávez, el comandante eterno, como ahora le llamamos, no desperdiciaba un instante para enseñar sobre historia, geografía, matemáticas, ciencias sociales, biología y, por supuesto sobre política. No había tema que no tocara. Era poeta, escritor, pintor, bailarín y cantor del pueblo. No tenía temor a "hacer el ridículo", sencillamente, nos enseñaba que había que aprender de los errores y reírse de uno mismo. De carácter fuerte, solía sorprendernos con su buen humor, sus "malos chistes" y sus tremenduras en medio de un acto protocolar o de una de sus alocuciones. Irreverente, logró en una cumbre mundial desestabilizar la inteligencia emocional del Rey de España, quien creyendo que trataba con uno de sus vasallos lo mandó a callar y Chávez, sencillamente, imperturbable continuó su discurso y nos enseñó, una vez más que: "a palabras necias, oídos sordos".

¿POR QUÉ RESISTIMOS Y RESISTIREMOS?

Para comprender lo que pasa hoy en Venezuela, hay que conocer quién fue Chávez, no sólo como militar o como líder político, sino fundamentalmente como educador. De otra forma no se comprendería ¿Por qué no ha habido una explosión Social en Venezuela como la hubo en febrero de 1989 en el llamado Caracazo?

Veamos un ejemplo, con Chávez aprendimos como nos lo indica José Ramón Rivero, en un artículo publicado en Aporrea en: https://www.aporrea.org/tiburon/a235542.html, una expresión de la resistencia indígena que se ha hecho famosa entre nosotr@s:

"Ana Karina Rote, Aunicon Paparoto Mantoro Itoto Manto!

Que significa:

"¡Solo nosotros somos gente, aquí no hay cobardes ni nadie se rinde y esta tierra es nuestra!"

Estas muy breves líneas, que espero desarrollar más adelante, espero les permita comprender ¿Por qué hemos resistido y seguiremos resistiendo? Porque Chávez nos enseñó con su ejemplo de educador que HAY QUE RESISTIR, HASTA EL CANSANCIO. Sobre todo, cuando existen intereses colectivos y trascendentes por encima de nuestros propios egoísmos que nos hacen creer que "lo nuestro", "lo mío", "mis necesidades" y "mis intereses" son mucho más importante que los intereses de la comunidad, de la sociedad, del pueblo y de la HUMANIDAD.

Chávez, en resumen, con su verbo encendido y comprometido y, sobre todo con su ejemplo de educador social, nos enseñó a resistir y RESISTIREMOS…

¡Hasta la victoria final!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 633 veces.



Hugo Moyer Agostini

Profesor Titular de LUZ. Ing. Químico . Maestrías en Macroeconomía y Planificación de Desarrollo y en Creatividad Aplicada Total. Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG).

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a267884.htmlCd0NV CAC = Y co = US