Si yo fuera presidente

Pensando en mi nombre y en nombre de muchos suspiros que se ahogan entre las vísceras y las paredes de estómagos vacios, voy a exteriorizar que haría si yo fuera presidente.

Los romanos utilizaban la dictadura como estrategia para corregir los momentos de estrechura, Francisco de Miranda fue nombrado dictador ante la inminente llegada de Monteverde, Simón Bolívar fue nombrado dictador para enfrentar con eficiencia al ejército español y reorganizar la naciente patria. Si, puse "fue nombrado"; ¿por quienes? Por los diputados en nuestro caso y por los senadores en el caso romano.

En los tiempos modernos existen decretos habilitantes en algunas materias por un tiempo determinado, eso es más o menos una dictadura controlada.

¿Por qué empiezo por ahí?, Porque aquí hace falta lo que llamamos "orden en la pea", el país esta anarquizado, terminaron las guarimbas que quemaban avenidas con gente y todo, que impedían el libre tránsito y que sumergieron al pueblo en un régimen de terror y una nueva guarimba silenciosa pero no menos mortal se instaló, una guarimba económica.

Tenemos instalada en el país una anarquía de mercado insoportable e insostenible; cada comerciante pone, con la plena libertad que le da ser el poseedor de su mercancía, el precio que le da la gana durante el tiempo que le da la gana y bajo el inventario que le da la gana.

Tenemos instalada en el país otra anarquía de comercio llamada "bachaqueo" donde cada persona vende lo que puede al precio que puede y bajo las condiciones que puede, sin que haya forma ni manera de regularles la actividad.

Pero, dejando a un lado los suspiros y volviendo a la realidad, entonces vuelvo al inicio: ¿Qué haría yo, si fuera presidente?:

Lo primero sería salir a la calle y enterarme de lo que está pasando; salir a la calle, no recibir los embustes de los voceros de los equipos que a su vez envían a alguien para que envíen a algunos a ver qué pasa y traen de vuelta lo que les conviene. No, eso no; salir a la calle.

En palacio debe ser comunes diálogos como estos:

"-Coño, pero tú no le pensaras decir esa vaina al jefe, nojoda-

-No vale claro que no, todo está jodido pero es por el ataque en que nos tienen no por tu ineficiencia ni la mía"

"-Jefe la vaina en la calle está muy dura con el ataque de los inmisericordes apátridas que quieren matar de hambre al pueblo, menos mal que el CLAP es todo un éxito.

-Ahh sí, claro; ¿y la gente que dice de eso está contenta?

-Clarooo, jefe, la gente en la calle está feliz, la guerra económica les afecta pero están felices porque no les falta para nada la comida y además ese bono a través del carnet de la patria es lo máximo; todo el mundo lo quiere mucho jefe, hasta los opositores"

¿Qué haría yo, si fuera presidente?: Repito, lo primero que haría es dejar de oír cuentos y cuentas y salir a la calle a comprar un kilo de tomates, me metería en una casa a esperar que me llegue la caja de CLAP y me iría a un hospital a que me atiendan una diarrea, por poner algo que no sea grave.

¿Qué haría yo, si fuera presidente? Cambiaria a los Ministros que no den resultados, que no den ideas, que no propongan planes de trabajo, que no produzcan…

¿Qué haría yo, si fuera presidente? Mientras paliamos la crisis de insumos, le compraría a nuestros aliados lo que vendan y que el pueblo se acostumbre a comer lo que hay (¿Recuerdan cuando Pepe Mujica, de Uruguay, nos criticó porque nos estaban enviando harina de trigo y salimos con que no nos gustaba porque no era Robin Hood y no levantaba igual y nos mandaron pasta pero como no era italiana tampoco nos gustó?). El comandante Chávez le compró a sus aliados de todo, para una vaina llamada Mercal que desapareció de escena en este nuevo gobierno chavista; en esa época los aliados más cercanos eran (entre otros) Brasil, Uruguay, Argentina (carne, pollo, trigo, arroz, azúcar). Bueno con el giro de la política en los países latinoamericanos ahora nuestros aliados más cercanos están en la otra parte del mundo: China y Rusia (yo no creo que sea verdad que los chinos comen perros y ratas y los rusos caballos; tiene que haber mucho que nos puedan vender).

Las transnacionales gringas nos metieron un mojón mental con la paja de las marcas (Heinz, Kraff, Colgate, Palmolive, Ford, Apple, head&shoulders y un sinfín de vainas que el mundo entero consume con otros nombres). Dándole vida al monstruo llamado Polar que acaparó la fabricación, distribución y monopolio de la mayoría de los productos que nos metieron como básicos para una vida feliz.

Coño si los chinos y rusos nos están comprando petróleo y ambos países producen comida para sus habitantes, que son más de la mitad de la población mundial, que les impide abarrotar de comida a la pequeña Venezuela de apenas 30 millones y pico de habitantes.

¿Qué haría yo, si fuera presidente? Invertiría la mayor parte del presupuesto de la nación en tres áreas: Educación, Salud y en la producción de alimentos.

Los programas educativos actuales son una calamidad, agarre cada quien a sus hijos en sus casas y háganles algún cuestionario base sobre materias que les sean de utilidad práctica. Nuestra educación tiene una deficiencia absoluta en formar patriotas y si no hay patriotas no podrá haber patria jamás. Nuestra educación tiene una deficiencia absoluta en planes de formación útil y así tenemos un gran porcentaje de bachilleres engrosando las filas de estudiantes de diseño grafico (ojo no tengo nada contra ninguna carrera, es sólo un ejemplo) pero ¿Cuantos agronomía, acuicultura, pesca?. Todos queremos comer arepa pero ¿Cuantos se quieren preparar para sembrar maíz? todos queremos comer pescado, pero ¿Cuántos quieren estudiar para aprender a pescar?. ¿Cuántos padres orgullosos dirían a sus amigos "Mi hijo/a quiere estudiar agronomía, para ir al campo"?…

Sin salud no tenemos nada y en eso el actual gobierno ha logrado un éxito apreciable y excelente, no sólo ha captado voluntades de muchachos que han engrosado las filas de los estudiantes de medicina, sino que le ha dado un impulso gigantesco a esa área, ¿Qué falta? Insumos propios, para quitarnos la dependencia, es decir, la medicina no es sólo tener médicos y hospitales; ayer se graduaron un montón de nuevos médicos pero de que servirá que vayan al hospital a diagnosticar enfermedades y dar récipes médicos de medicinas incomparables o difíciles de conseguir. La medicina incluye, laboratorios, investigación, y fabricación de medicinas e insumos. La salud es menos complicada si hay un sistema educativo que enfoque la prevención como parte indispensable de la formación del individuo.

Y por último, pero igual de importante en este trío: la producción de alimentos; ésta debe ser prioritaria en los planes de preparación de los estudiantes universitarios. La producción agrícola y pecuaria, además de ser un arte innato en quienes lo dominan por generaciones ,es una carrera científica de alta importancia; sin comida no tendremos independencia jamás y eso pasa por la adecuación de vías de penetración, donde el ferrocarril debe imponerse por sobre todos los medios, sobre todo por encima de las gandolas que destruyen carreteras y encarecen los costos de transporte; además Venezuela tiene por el norte una vía marítima que comunica todo el país y se llama mar Caribe; mientras una gandola lleva un contenedor de Maracaibo a Guiria atravesando todo el país, una embarcación puede transportar la cantidad de contenedores que sean necesarios a bajo costo, en operaciones de cabotaje que aquí no están activos. Tenemos una vía fluvial casi del mismo tamaño entre los ríos Apure y Orinoco por el sur que tampoco se usa.

La producción de alimentos requiere de alta tecnología para masificar las siembras y para hacer lo propio con la pesca; con atarrayas y peñeros no vamos a alimentar al país, ni con pico y escardilla tampoco, como decía Simón Díaz:"ordeñando a mano no se va a sacar leche para aumentar la producción de manera significativa…"

En Fin ¿Que haría yo si fuera presidente? No me dejaría envolver por la burocracia del estado para que no se cumpla en mi gestión la parodia de "la Rebelión de la Granja" que graficó una de las mayores críticas a los cambios revolucionarios que terminaron cual Napoleones, poniéndose la corona del emperador que derrocaron.

Si yo fuera presidente haría saber a los ciudadanos que se que está pasando y estoy poniendo todo mi empeño en hallar soluciones; si yo fuera presidente no dejaría de ser yo, pues cuando el individuo deja de ser quien es para transformarse en lo que debería ser está condenado al total de los fracasos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2482 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: