Quinielas ministeriales post electorales

Estimamos, que no existe país, en esta tierra, en que algún pueblo se haya apropiado del concepto de la democracia participativa y protagónica, que nuestra Venezuela. Apenas, el Hno. Presidente Reelecto Nicolás Maduro se ha reposicionado al frente de la jefatura del Estado, ese pueblo que lo reeligió comienza a plantearse mecanismos de opinión para que se le oiga, pero no a través de interlocutores que esterilizan sus mensajes, sino directamente. Las redes sociales, se han convertido en uno de esos mecanismos -por excelencia- que una parte importante de nuestro pueblo comienza a utilizar masivamente, en conocimiento como está, que el Hno. Maduro utiliza ese medio de comunicación para comunicarse directamente con él. Es de perogrullo, opinar que en el pueblo hay la suficiente conciencia, que el equipo ministerial que ha acompañado al Hno. Presidente, no ha estado a la altura de las circunstancias, difíciles circunstancias, que le ha tocado a nuestro pueblo atravesar. Al Hno. Maduro, le ha tocado hacer las veces de Moisés y atravesar el desierto con su pueblo: «Moisés hizo que los israelitas se alejaran del Mar Rojo. Entonces ellos se fueron al desierto del Sur, y durante tres días caminaron por él, sin encontrar agua. Cuando llegaron a Mará, no pudieron beber el agua que allí había, porque era amarga. Por eso llamaron Mará a ese lugar. La gente empezó a hablar mal de Moisés, y preguntaban: "¿Qué vamos a beber?" Entonces Moisés pidió ayuda al Señor, y él le mostró un arbusto. Moisés echó el arbusto al agua, y el agua se volvió dulce. Allí el Señor los puso a prueba, y les dio una ley y una norma de conducta» (Éxodo 15:22-25, DHH). Es así, que una vez ya juramentado, el pueblo chavista y comprometido con esta Revolución, ha venido pariendo ideas y propuestas; tal cual, ha sido la primera exigencia del Hno. Maduro, estimando se le oiga. Un clamor generalizado, es el cambio integral del Gabinete de Gobierno. Y, apenas recibía la credencial del CNE de manos de esa extraordinaria mujer que es, Tibisay Lucena, ya comenzaban a rodar por las redes sociales listas de posibles nuevos ministros y ministras. En fin, del nuevo equipo ministerial que deberá acompañar al Hno. Maduro en la etapa de reconstrucción del nuevo país, emergido tras los comicios del pasado 20 de mayo.

Una quiniela, así las llama el camarada Luigino Bracci, llamó nuestra atención. Integrada por un Gabinete Económico, que elevaba a la categoría de ministros y ministras a los camaradas Toni Boza (BCV), Pascualina Curcio (Economía y Finanzas), Javiel Valdez (Seniat) y María Alejandra Díaz (Comercio). Equipo, altamente profesional y con amplio conocimiento de la problemática económica de nuestro país, altamente asediado como está no solo por el imperialismo y su bloqueo financiero, sino por una burguesía rapaz y criminal, que ha utilizado la alzada de los precios de alimentos y medicinas, como mecanismos de sometimiento de nuestro pueblo. Intentando subordinarlo a sus posiciones políticas, de sometimiento a los dictámenes del gobierno supremacista del KKK, alías Trump. La sintonía, no solo política, sino incluso con sus propuestas, nos lleva a concluir que se trataría del equipo económico ideal para encarar la nueva realidad nacional que nos permita enrumbar a la Venezuela Bolivariana por los senderos de la paz económica y la prosperidad, que tanto añora nuestro pueblo de la mano del Hno. Nicolás Maduro.

La propuesta de "quiniela", no concluye allí sino que avanza al sector educativo nacional, integrando en un solo y poderoso ministerio a la Educación Nacional Pública, tal cual existió en los inicios de la Revolución Bolivariana, a la cabeza del Hno. Aristóbulo Isturiz, como ministro del poder popular de la educación universitaria, básica, media y diversificada pública. Al momento de escribir estas líneas, la educación universitaria pública se encuentra paralizada por el saboteo que desde la Opsu se ha hecho. Los incrementos salariales decididos por el Hno. Presidente Reelecto, Nicolás Maduro, fueron desconocidos por esa oficina técnica, situación que no ha ocurrido en la educación básica, media y diversificada. Añádase al saboteo, el hecho de que el Hno. Presidente Maduro haya destinado en el mes de abril, 91 mil millones de Bs para actualizar a enero 2018, y cancelar en su totalidad Prestaciones Sociales y Pasivos Laborales al personal universitario jubilado y, pasados dos meses, no ha habido un solo jubilado o jubilada que haya recibido sus prestaciones sociales y pasivos laborales. ¡Indolencia! Es lo que caracteriza la gestión de las actuales autoridades del MPPEUCT, y también, ¡Traición!

Al frente de la Vicepresidencia de la República, esa propuesta de quiniela coloca al Hno. Diosdado Cabello Rondón, cuya lealtad y compromiso revolucionario no deja lugar a duda alguna. Tenemos a un Diosdado más maduro, y con mayor conocimiento de las diversas problemáticas que aquejan a nuestro pueblo. Como jefe del partido de la Revolución Bolivariana, le ha tocado llorar la gran derrota de 2015, pero, a su vez, celebrar las grandes victorias de 2017 y 2018, trabajadas eficientemente, con altura política desde las calles, movilizando a este pueblo bolivariano.

Al frente de PDVSA, estimamos debe ratificarse al actual equipo directivo encabezado por Manuel Quevedo como presidente y Alí Rodríguez Araque como presidente honorario, con iguales niveles de responsabilidad en la toma de decisiones. En caso de diferencias, las mismas deben elevarse al Hno. Presidente Maduro, como factor superior decisorio, dado su condición de Jefe del Estado. Menciona, la quiniela propuesta, al camarada Carlos Potellá como ministro de energía y petróleo, valga decir, gran estratega de la política en esa materia. Con lo cual, no diferimos, dadas sus posturas sobre esa materia, las cuales nos parecen apuntar en la dirección correcta.

El tema de la seguridad, ministerio de interior, justicia y paz, sigue siendo uno de los temas pendientes, se ha hecho mucho, pero falta mucho por hacer. Al frente de ese importante ministerio, propone dicha quiniela al camarada Freddy Bernal, quien viene de ejecutar una importantísima actuación en el Estado Táchira contra las mafias económicas que tomaron ese importante Estado fronterizo. El Comisario Bernal, puede darle la visión política que requiere esa problemática y aunar esfuerzos con gobernadores y gobernadoras, alcaldes y alcaldesas, las comunas organizadas, concentrando esfuerzos con el Ministerio Público y el Poder Judicial, para dales golpes contundentes a la delincuencia; incluida, la de nuevo tipo, la delincuencia económica: corporativa y bachaquera.

En la quiniela que hacemos mención, Ernesto Villegas vuelve a lo suyo, a la comunicación e información. Intentó en cultura, procurar su renacimiento pero no alzó vuelo. Una verdadera Revolución Cultural, reclama nuestra Revolución para dejar atrás y superar los viejos valores de la democracia burguesa: la corrupción, la burocratización, el egoísmo, el individualismo. Los cuatro "viejos", que señalaba Mao: las viejas costumbres, los viejos hábitos, la vieja cultura y los viejos modos de pensar, sin llegar a los extremos que llegó dicho proceso en la China revolucionaria. Que "cien flores se abran" para que el pueblo asuma el poder directo, sin intermediarios, ni mafias que les imposibiliten acceder a sus vital derecho humano a la vida. Una Revolución Cultural, para que la Democracia Participativa y Protagónica colme todos los espacios de nuestra vida en sociedad, nuestra vida en comunidad. Para el pueblo, sea poder real y no nominal. El Hno. Elías Jaua, bien pudiera liderar con su amplia experiencia ese proceso revolucionario que toma como escenario el ámbito de lo cultural.

En el ámbito militar, la quiniela en cuestión, eleva a ministro de defensa al "Negro" Chourio, cuya lealtad y compromiso revolucionario no deja lugar a dudas. Crea un nuevo ministerio con rango de Estado, y asigna al camarada Remigio Ceballos, actual Comandante del CEO, el rango de Ministro de Estado para el Frente de Guerra Occidental. Si bien, el nombre causa cierta conmoción, la delicada situación fronteriza con el vecino país, reclama de un delegado presidencial que monitoree –diariamente- las 24 horas de cada día lo que ocurre en ese espacio territorial. No se hagan ilusiones, quienes crean que en la vecina Colombia habrán posibilidades de cambios políticos, todos, absolutamente todos los candidatos presidenciales han manifestado un odio enfermizo con la patria de Bolívar y Chávez. Más aún, el eventual presidente de clara orientación política uribista, indicativo de su clara vocación servil a los intereses del gobierno de los EEUU. Un ministerio de Estado, que atienda esa situación es más que necesario. Y, ya que hablamos del ámbito militar, reiteramos nuestra propuesta a la Asamblea Nacional Constituyente, sobre la creación del Poder Militar de la República, el octavo que acompañe al Judicial, Electoral, Moral, Legislativo, Municipal, Ejecutivo, Popular. Concluyendo en esta materia, el agradecimiento que tiene este pueblo todo, en la extraordinaria gestión que ha desempeñado el camarada Vladimir Padrino López, quien ha garantizado la paz y neutralizado intentonas, provocadas y promovidas, por el gobierno de los EEUU.

Otra propuesta que hemos lanzado, para la consideración del Hno. Presidente Maduro, tiene que ver con la atención a un sector especialísimo de nuestra sociedad: los pensionados y pensionadas de la patria. Vaya lealtad, y compromiso con la Revolución Bolivariana. En cada acto de votación que se convoca, allí acuden en garantía de sus derechos a las pensiones del IVSS; a sabiendas, por experiencias ocurridas en otros países a donde ha llegado el monstruo del FMI, que la primera poda que realizan, tiene que ver con las pensiones. El Ministerio del Poder Popular para la Atención a los Adultos y Adultas Mayores de la Patria, permitirá que las políticas del Estado se reviertan en planes de recreación, alimentación, salud y calidad de vida a ese vital y vigoroso sector de nuestra sociedad, mediante una atención especialísima, mediante un ministerio, sería inédito en nuestro planeta.

La quiniela, que hemos hecho mención, continúa con otras propuestas ministeriales pero dejemos en manos del Hno. Nicolás, su sapiencia y sabiduría, cosechada en las grandes batallas que le ha tocado librar en su soledad, de la mano del pueblo venezolano, transitar este desierto y arribar a un destino seguro, la Patria, nuestra Patria. Mucha confianza, tiene este pueblo en esta nueva gestión, mucha esperanza.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1863 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a263826.htmlCd0NV CAC = Y co = US