El 20-5 pasó lo que tenía que pasar. Es hora de ser leal con Chávez

No creo que ningún perspicaz se sienta asombrado por los resultados electorales. La única opción que este escribidor percibió que pudiese influir para un resultado distinto, fue que Bertucci renunciase y apoyase a Falcón. Dije entonces que eso sería no una suma, sino un efecto multiplicador que estimulase al universo abstencionista impuesto en la oposición por la persistente política de este bando destinada a desestimular a su gente en cuanto a la salida electoral. Y cambiar esa actitud que es dura, tanto como el voto chavista, no es fácil y menos para una sola persona y en corto tiempo.

Falcón mismo se jugó una carta, que no creo fuese el resultado de una decisión personal, unilateral e inconsulta de anunciar que nombraría a Capriles su Ministro de Interiores en caso de ganar las elecciones.

Tal anuncio pudo haber sido consultado con el personaje seleccionado; creo muy probable haya sido así, para no correr el riesgo de recibir una respuesta que pudiera haberle sido desventajosa. Es evidente que Capriles optó por callar, lo que pudiera significar que jugó a las dos cartas. Pero al asumir esa actitud no se produjeron los efectos que Falcón buscaba. Aunque no sé a ciencia cierta, si un pronunciamiento de Capriles a favor de Falcón, hubiese a éste favorecido en algo, tomando en cuenta, la poca estimación que aquel goza en el electorado, según reciente encuesta de Datanálisis. Siga el siguiente enlace y entérese de este detalle: http://deeligiodamas.blogspot.com/2018/05/aegun-datanalisis-se-desplomo.html

Como era de esperarse también, a los resultados se le dan distintas interpretaciones, según prevalezcan deseos o intereses.

Para algunos resultó como "La crónica de una muerte anunciada". Había una hediondez y hasta estado de ánimo que parecía anunciar una mortandad. Decimos así, porque si hubo muerte, no creo haya sido una sino varias. Por eso, de todo lo que he leído, la lectura que más premonitoria parece, es la de un texto de Néstor Francia, según el cual, palabras más o menos, aquí pudiera estarse formando un cuadro semejante a la etapa anterior inmediata al "Caracazo", donde el pueblo profundamente herido por todo lo que acontece, particularmente con su salud y hambre, está predisponiéndose contra el Estado y los partidos. Y no es exagerado si tomamos en cuenta que las sanciones económicas contra Venezuela por muchos países, que no son sino contra el pueblo, pues es quien sufre los efectos, nunca son protestadas por los partidos opositores. Y esto la sabe el venezolano. Como también sabe la ineficiencia, ineptitud que priva en el gobierno. Es decir, como supone Francia, el cuadro pareciera pintarse de nubarrones contra los dos bandos.

Por eso, el pueblo, se siente como desasistido, pese que el gobierno crea que los bonos y aumentos periódicos de salarios le muestran como su defensor, pues en nada contribuyen, como que los precios suben aceleradamente aunque no haya nada de eso y hasta el "dólar to day" permanezca estable. Día a día, hora a hora, los precios suben y a eso no hay quien le ponga freno. Pero el pueblo también está consciente que quienes suben los precios, valiéndose de la ineptitud del gobierno y hasta la complicidad de algunos de sus integrantes, quienes navegan en la corrupción, es un arma de los grupos económicas para ganar más y crear un estado de desesperación que le favorezca políticamente a ellos y los partidos que les son afines.

Pero pasa a ahora lo que no debía estar pasando. Los resultados electorales están siendo muy mal interpretados. Cada quien arruma la brasa para su sardina, sin percatarse que a la historia no puede hacérsele trampas. Un sector, o mejor, personalidades que gozan de nuestro respeto, como Luis Britto García, quien llamó a votar por la amenaza creciente y real de las fuerzas imperialistas, lo que hemos compartido, salvo en lo que necesariamente tenía que ser por Maduro, se expresó al principio, esperemos lo que dirá después, que "Maduro había obtenido una importante victoria sobre la oposición". Pero agregó "El bolivarianismo ahora no tendrá excusas". Pudiera haber sido como un saludo a la bandera y no fue "chicha ni limonada"

Es evidente, no se mostró muy efusivo y alegre por los resultados y en cuanto a lo de no tener "excusas", no es otra cosa que un reclamo y una crítica y exigencia honda y apremiante. https://www.aporrea.org/actualidad/n325423.html

Néstor Francia, en su artículo, "Una victoria pírrica, expresó lo siguiente:

"Si el chavismo no se da cuenta de lo que está pasando, si sigue embriagado con sus victorias pírricas, si no se deja de comiquitas y pone su corazón a latir al son del pueblo profundo, si no se sale de su burbuja, de su arco iris de celofán, si no rompe ese deleznable espíritu de secta, si no vuelve al lenguaje creativo y veraz del Gigante, si los alucinados siguen bailando sobre las pistas del dolor, la resaca será martirizante cuando el cántaro reviente." https://www.aporrea.org/actualidad/a263528.html

Es falsa la idea, una lectura inapropiada, que la alta cifra abstencionista, en buena medida corresponde a gente que atendió al llamado opositor, muy activo en la redes en los días preelectorales y el mismo domingo 20 de mayo. Porque también fue alta la cifra de históricos votantes del oficialismo que se abstuvieron de acercarse a las urnas.

Y eso lo lee uno al comparar el histórico cuadro de votantes en Venezuela. Millones de esos que dejaron de votar no lo harían jamás por una opción que juegue a la guerra y la invasión extranjera de nuestro país y tampoco por un retorno al puntofijismo de nuevo cuño.

Pero del otro lado, y esto lo he dejado para el final para tratarle con equilibrio y mucho respeto, preocupa como gente buena, siempre del lado de las causas más justas, opta por agredir a quienes leen los resultados como lo hizo Francia. Pese éste comenzó por advertir "yo estoy aliviado con el resultado electoral". Como también preocupa percibir que hay gente que uno, hasta donde sabe, es de la izquierda, se siente satisfecha con lo acontecido y hasta celebra como si lo que sucedió el domingo es una enorme victoria del movimiento popular, el mismo que anda herido y deambulante por las privaciones y sobre todo por la oscuridad del camino. Camino que pareciera tener entradas en las redes que hemos venido eludiendo.

Pero hay muchos más síntomas; pudiera haber quienes miran lo acontecido con cierta pertinencia, como el PCV, que no cree haya nada que celebrar y exige al gobierno que, de inmediato, modifique su gabinete. Aunque eso no sea suficiente por lo memos es un síntoma que en ese bando hay inconformidad y sensatez. Esperemos que el PCV y "los aliados de palo" del GPP, dejen de comportarse como lo han venido haciendo hasta ahora.

Hay que leer que el pueblo reclama un cambio. Y eso incluye hasta pedirle al presidente rompa ese círculo o anillo de hierro que le atrapa y no le permite tomar decisiones trascendentes. Y digo esto porque mis radares, ya viejos pero experimentados, me dicen que cuando se actúa con tanta timidez, indecisión o "ambigüedad", como dijeron aquellos "pensadores y académicos", es porque se está rodeado y atado a grupos que en nada se ponen de acuerdo y usted, por ellos, no se puede sacrificar y menos hacer víctima al pueblo venezolano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2762 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a263633.htmlCd0NV CAC = Y co = US