La revolución bolivariana en la encrucijada actual

Es indudable que la Revolución Bolivariana se encuentra actualmente en una encrucijada y requiere importantes definiciones, tanto en el plano personal porque algunos ya han perdido la fe en que el presidente Maduro pueda revertir toda esta situación socio-económica tan adversa y nunca vista por las actuales generaciones de la democracia representativa pero no se vislumbra una nueva alternativa que le hable a las masas desesperanzadas, particularmente a estas nuevas generaciones de finales de la década de los 90 y principios de 2000, que no han vivido otra experiencia política-ideológica que la actual.

Qué duda cabe, igualmente, que el modelo económico actual (Socialismo del Siglo XXI), con empresas mixtas, arco minero, petros, cajas clap, empresas recuperadas que eran chatarras y sin una sana cultura organizacional productiva y con valoración creciente de su talento humano, agricultura urbana, importación, PDVSA que prácticamente va a la quiebra si no se realizan reinversiones y actualizaciones tecnológicas o de procedimientos, y no menos en el plano de la ética y la moral pública, se ha agotado en 18 años: improductivo, dependiente y minero extractivo tradicional, pervive un sector agropecuario no menos improductivo y dependiente de los créditos del Estado, las importaciones y con objetivos especulativos, además el resto de las propuestas de producción campesina (comunas, fundos zamoranos) que no han generado mayor impacto, ¿qué hacer entonces?

Entendemos que muchos compañeros con gran esfuerzo van impulsando nuevas iniciativas, resisten y aportan innovaciones que, en general, no se difunden suficientemente como vía para que puedan ser replicadas, por ejemplo, en Lara se cuenta con la Comuna El Maizal que está siendo muy efectiva en la producción y organización pero poco se sabe de otras que al parecer también van teniendo éxito, no hay política de gestión de la información en ese sentido o cabe también que como uno no es del sector de los productores agropecuarios no se entere, no es partícipe de esas comunidades de investigación avanzada o tradicional-ancestral y aplicación de nuevas tecnologías productivas (Innovaciones), antes desechadas por el modelo llamado agro toxico, típicos de la denominada "Revolución Verde", que al final resultó dañino para el entorno ecológico regional y local.

Lo más expuesto en la mediática viene a ser el caos urbano-industrial, la especulación de los bienes de primera necesidad y de todo lo demás que es básico para la vida, que hace ver que en Venezuela pareciera que todo se está desmoronado, que hay que salir huyendo para otros países por la socorrida crisis humanitaria, en la que tanto se solazan desde la OEA, ONU, Casa Blanca, Parlamento Europeo y cuanto organismo multilateral haya en todo el Universo-Mundo capitalista, que por cierto quieren de soslayo poner sus manos en Venezuela. Por algo será, ¿no?

En la coyuntura actual la opción vendría a ser continuar y profundizar los actuales programas sociales, eso que el presidente Maduro denomina "Bonos" o mecanismos de protección, prácticamente mantener lo que se pudiera señalar sin forzar mucho el concepto la actual "escala móvil salarial" frente a la guerra económica y todo tipo que padecemos hoy, que en sí ha sido uno de los mayores aportes de la oposición política, en la que son duda han tenido mucho éxito y se vanaglorian de las sanciones unilaterales impuestas desde el gobierno norteamericano; se ha dicho también que la revolución bolivariana tendría que hacer gestión desde abajo, desde la bases, estar más cerca de las comunidades y en eso se requiere avanzar mucho; hay intentos, es verdad, aunque el burocratismo sigue predominando, el funcionariado distante y disfrutando de carros oficiales lujosos.

En fin, no creemos que la opción para Venezuela sea la vuelta al modelo neoliberal que al parecer proponen todos los candidatos actuales de la oposición, aunque si a ver vamos hablan también de bonos y tarjetas y alguno más entreguista que todos anuncia que será en divisa extranjera, luego acota que él sabe bien eso no es la solución; aunque en lo que sí estamos seguros es que el empresariado, comerciantes nacionales e importadores se sentirían a sus anchas, esos mismos que se niegan a invertir actualmente porque dizque no les genera confianza pero muchos han hecho sus pingues ganancias.

Como decía el comandante Chávez, frente a la crisis actual no hay sino que aplicar más revolución y allá los compañeros que dicen que la alternativa es Rafael Ramírez, otros disidentes y vociferantes que les es muy arduo construir sus alternativa. ¡Con Maduro el pueblo va más seguro! Nos decía recientemente un camarada, aunque las cosas hoy no están fáciles sino todo lo contrario, la revolución bolivariana y nosotros sus seguidores estamos sometidos a una prueba de fuego, debemos ser leales como lo juramos frente a la Capilla Ardiente de Chávez; aunque claro, respetamos a quienes han tomado otras opciones, tal vez viables en otro momento pero no en la actual crisis, donde lo que se impone es resistir.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 323 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a262595.htmlCd0NV CAC = Y co = US