Presidente Nicolás Maduro: Paremos la masacre económica o el sacudón popular será cien mil veces superior al de 1989

A 132 años de la gesta obrera de la plaza Haymmarket, y que permitió un conjunto de logros y conquistas, inicio este mensaje, felicitando a mis hermanos de clase y de lucha, estando consciente de que aún falta mucho camino por recorrer y conquistas por lograr. Y cuando la clase obrera no sólo luche por las reivindicaciones propias de las condiciones laborales, salariales, de condiciones y medio ambiente de trabajo, sino por el poder político y asumir la conducción de la gestión de la economía, pues allí llegaremos al socialismo, incluso a estadios superiores.

Me dirijo a usted Presidente obrero y chavista, Nicolás Maduro, reiterándole mi compromiso revolucionario de votar por su opción, que es la Revolución de la Patria, y por lo que usted representa. Dentro de 19 días, debemos ratificar su mandato como primera tarea de continuidad del proceso revolucionario que llegó al poder político de la mano del Comandante Hugo Chávez, hace 19 años.

No obstante, y más allá de la retórica propia de la campaña electoral y de la política, sin desconocer ni desmeritar los esfuerzos que ha realizado por proteger al pueblo de los embates y estragos de las agresiones multidimensionales y multiformes que se acrecentaron a raíz de la desaparición física del Gigante Chávez (cada vez más convencido estoy de su asesinato por parte de los poderosos del mundo), y como lo señalan las modernas concepciones de defensa y seguridad de la Nación estudiadas en nuestras escuelas de nuestros componentes militares. No obstante, permítame compañero Presidente, expresar mi preocupación, que espero trate de reflejar las inquietudes de millones de venezolanas y venezolanos que la están pasando muy mal.

Presidente, realmente hay mucha gente que la está pasando muy mal. La principal preocupación de la familia venezolana desde hace un buen rato tiene que ver con la economía que afecta su cotidianidad. Cada vez le es más difícil alimentarse, cada vez le es más difícil tener algún tipo de movilidad social, cada vez es más difícil acceder a servicios públicos de calidad. En fin, estamos pasando bastante trabajo, y eso se ha convertido en el principal desestabilizador de la principal célula de nuestra sociedad como lo es la familia.

Sin duda no pretendo señalarlo a usted como el único responsable de la situación, hasta el punto que en el título del artículo he expresado que debemos parar la masacre económica. Le reconozco desde acá sus esfuerzos y desvelos por cuidarnos y protegernos, y desde acá vaya mi agradecimiento. Pero creo que debemos hacer mayores esfuerzos por contener, por lo menos un tanto, estas agresiones que nos están afectando hasta en la salud física y mental y que pudiera convertirse, sino lo es ya, en un problema de interés público que debe ser atendido. Los que estamos resteados con la Revolución, no nos importa a veces no comer e incluso estamos dispuestos a morir por esta Revolución, pero también pensamos en aquellos que no tienen convicciones tan firmes como las nuestras, pero no por ello podemos negarle el derecho a garantizarle las más mínimas condiciones de vida dignas.

Creo que debemos hablar con la verdad a nuestro pueblo. Dentro de 19 días, no vamos solamente a un mero proceso comicial donde lo ratificaremos a usted por seis años más y ganar espacios de poder en los parlamentos regionales. Hay que estar conscientes que vamos a un escenario de guerra, y que hay que preparar al pueblo para duros tiempos de combate que se avecinan en el horizonte. Y muchos estamos prestos a acompañarlo en la tarea.

El 20 de mayo usted será ratificado como Presidente, y en lo personal el triunfo suyo lo celebraré celebrando mis 38 años de edad en batalla el próximo 23 y con mi madre que cumplirá afortunadamente 63 el 25, acompañado del amor de mis seres queridos, por lo que la coyuntura política tiene una connotación en lo personal muy particular como la tuve hace cinco años cuando nuestro Comandante se nos despidió de este plano. En esas difíciles circunstancias cuando aquel 8 de diciembre de 2012 el Comandante nos indicó el que hacer en caso de que faltase, seis días después, el 14 de diciembre, mi padre físico, Juan Vicente Martorano Figuera cambiaba de este plano terrenal y se ha convertido en uno de mis guías e inspiración para esta batalla.

No puedo dejar en estos momentos en que le escribo, derramar algunas lágrimas. Creo que acá más que el abogado, el analista, le escribe el camarada y compatriota con una profunda emoción y con sentimientos como nos lo enseñó Hugo Chávez. Y ese es el mensaje que quiero transmitirle a través de estas líneas.

Las mismas lágrimas que hoy cruzan por mis ojos son las que veo cuando veo a algunos de nuestros compatriotas hurgando de la basura para poder medio comer, porque las agresiones económicas nos han confiscado hasta el derecho a vivir. Y me pregunto presidente: ¿Qué pasó con la Misión Negra Hipólita, encargada de atender a miles y miles de compatriotas que conseguimos en situación de calle y que pareciera que nos hemos descuidado y que esta situación tiende a incrementarse? Esta es parte de las autocríticas que debemos hacernos.

Usted ha expresado que debemos votar por usted para darle poder para resolver los innumerables problemas que hoy aquejan a nuestro país. No pretendo, le repito, que resuelva todo de una vez, pero ¿No es usted el presidente en funciones que aspira a la reelección? ¿No cree usted que la mejor campaña para su reelección sería mostrar una verdadera gestión, y fundamentalmente la económica? ¿Qué pasa con la SUNDEE? ¿Por qué no vemos procesos de fiscalización de forma permanente en abastos y establecimientos, sino en época electoral o en determinadas coyunturas políticas? Y sobre todo, que ahora ni en campaña electoral observamos, y mucho menos sentimos las acciones de la SUNDEE, y los ladrones del pueblo haciendo de las suyas. El comando nacional de la anti campaña está haciendo muy bien su trabajo y actuando como los perfectos "mata- votos". Piénselo presidente, y medítelo en algunos ratos de soledad, porque el pueblo se siente descontento, hay una situación de malestar por el deterioro de la calidad de vida, pero sobre todo, la mayor molestia que siente el pueblo, su percepción, es que se siente en estado de indefensión, cosa que no ocurría con Chávez.

Indudablemente este pueblo está consciente y esa es la razón poderosa y amorosa al legado de Chávez por el que usted será reelegido como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Pero no olvide que el Poder Popular no le otorgará un "cheque en blanco", y que esta pudiera ser su última oportunidad de que la esperanza popular no se vaya por un caño. El pueblo está angustiado, está sufriendo, y está muy molesto. Ha aguantado mucho y no se sabe en qué momento la cabuya pueda reventar por lo más delgado.

Por lo que a mí concierne, me comprometo a hacer mi parte, desde mi sitio de labores a realizar un mayor y mejor trabajo, de ser mejor ciudadano y de tener una atención esmerada a nuestro pueblo, aunque no sea el trabajo con el público una de mis tareas primordiales dentro de mis funciones burocráticas, aunque trato de propiciarlas porque me gustan. Como cuadro militante de esta Revolución, seguiré llevando a través de estas líneas, de los foros, conversatorios, entrevistas y las vías que se me abran, la buena nueva de la Revolución Bolivariana, hoy liderada por usted.

Pero también me comprometo a denunciar lo mal hecho, a denunciar a las mafias, a la corrupción, a criticar los errores cometidos (por supuesto con alternativas de solución en la medida de mis posibilidades) sin importarme que quien lo cometa tenga cachucha blanca, anaranjada, verde, azul o roja. Creo que también el pueblo está demandando depuración de nuestro proceso revolucionario, y no se le debe dar más larga a eso.

Recuerde Presidente Maduro al Chávez de 1999 cuando asumió la Presidencia de la República. Y lo que a continuación quiero compartirle, lo hago desde la óptica revolucionaria, esto a fin de que los mercenarios comunicacionales y mediáticos de la derecha no tergiversen el mensaje que quiero transmitirle.

Chávez en 1999 habló de darle cauce a la Revolución o si no está nos pasará por encima. Esta afirmación de hace 19 años tiene total vigencia y pertinencia en los complejos y difíciles momentos que estamos atravesando.

En Venezuela se ha venido cumpliendo al pie de juntillas la teoría de las catástrofes, es decir, una sucesión de crisis no reguladas que han acabado en catástrofe. No creo que estemos en situación de catástrofe, aunque sí de crisis no reguladas, y si fallamos a las expectativas y a la esperanza popular, estaremos en verdaderos aprietos, créame.

Los principales males de nuestro país provienen de una profunda crisis moral, económica y social que vienen de los años setenta, y que es parte de la degeneración de la cultura adeco-copeyana, nefasta herencia del régimen puntofijista. Estas crisis no reguladas por la que estamos viviendo ha hecho que esa nefasta cultura crezca como verdolaga, y este sacando lo peor de nosotros y nosotras, y se pretenda una verdadera "pelea de perros" o de "pueblo contra pueblo". Debemos hacer mayores trabajos en materia de educación y de moralización, para neutralizar esa arremetida bestial contra nuestra sociedad.

Ahora, presidente Maduro, lo que sí ansía el pueblo es que en medio de sus penurias, la dirigencia política, los ministros, viceministros, directores, coordinadores, diputados, presidentes de institutos públicos y todo aquel acompañe al pueblo, le dé la cara, no lo evada. Es triste observar como algunos y algunas compatriotas con algunas responsabilidades públicas, ostenten lujos y privilegios groseros, contribuyendo a la terrible desmoralización del que todos los días es afectado en su cotidianidad, y que no obstante, por seguir teniéndole fe a esta Revolución, continúa resistiendo esos embates diarios que pudiera comprometer su salud, y hasta su propia vida y la de su grupo familiar.

Presidente Maduro, usted sin duda resultará reelecto como Presidente de la República dentro de 19 días. Y como mandatario y líder de la Revolución Bolivariana, su compromiso y obligación es hacer su parte. Y esa parte que le compete es evitar que el volcán social haga erupción, lo que le daría el suficiente aval a los gringos para invadirnos. El propio comandante Chávez hace 19 años dijo que no quería más rebeliones en el país como las ocurridas el 4 de febrero y 27 de noviembre de 1992. No obstante, de no atenderse las ansias de justicia exigidas por los más castigados, serán previsibles males mayores. Usted y nosotros estamos obligados a continuar dándole cauce pacífico y democrático a esta revolución. Si los dirigentes de hoy no podemos dárselo, la fuerza desatada del pueblo se desbordará, y la Revolución pudiera adoptar otro cariz, que realmente no deseamos.

Y de ahí que el sacudón realizado hace 29 años se quedará pequeño con lo que esté gigante despertado por Hugo Chávez haría. Por supuesto que no sería usted el objetivo de esa explosión social ni de esa erupción popular ni usted reprimiría el descontento popular de la manera desmedida y salvaje como lo hizo Carlos Andrés Pérez en esa nefasta época. Pero será una respuesta violenta que barrería con todo lo que encuentre a su paso. Obviamente sus objetivos serían los especuladores, acaparadores, y los corruptos (boina blanca, verde, azul o roja) y de ahí la obligación de desmontar el tic tac de la bomba social que la derecha pretende que nos estalle en la cara.

Creo que de manera apretada y resumida, estas líneas han expresado en buena medida, y creo que se quedan cortas, ante tantas demandas sociales de nuestro pueblo que esperan tengan eco en usted, además de respuestas. Eso es lo que demanda el pueblo.

Aún estamos a tiempo de reaccionar Presidente.

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3515 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a262579.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO