¡No dar paz ni cuartel al burgués insaciable y cruel!

¡Afinar la puntería de la conciencia revolucionaria!!

Aún retumban como maravillosos sonidos de reminiscencias los canticos revolucionarios que entonábamos a los diez y siete y/o diez y ocho años de edad, en el antiguo gimnasio de San Martín en Caracas. Donde nos convocábamos para el año 1.959.

Recordamos nítidamente. Cuando al unísono y en apoyo de las palabras de Gustavo Machado, Eduardo, Jesús Farías y otros líderes de nuestra devoción comunista. Exclamábamos ¡¡Púyalo Gustavo!! ¡¡Púyalo Eduardo!! ¡¡Púyalo Jesús camarada obrero sindicalista!! ¡¡Púyalo!! ¡¡Púyalo!!

Y apasionados, arrebatados. Desmandados. Nos lanzábamos con el alto tono que nuestras gargantas pudiesen alcanzar; y cantar: ¡¡El Bella Ciao!! y/o la ¡¡Vieja Guardia!! Haciendo énfasis en los versos: -¡¡Si muero en el combate toma tú mi fusil!!- y; -¡¡Al burgués siempre cruel no le des paz ni cuartel!!-

De allí. De esas pequeñas batallas personales entre luchas estudiantiles, enfrentamientos contra la asesina Cuarta República Betancourista venimos. De ver caer a Rudas, a Libia, a Motilón, a Tito, El Chino, a Bola De Humo, a Jorge, venimos. De haber sido traicionados hasta niveles de delación y alta peligrosidad para nuestra existencia por Esteller; venimos. De escabullirnos. Enconcharnos y evadir a Luis, a Elbano, a Morao y Fidias entre otros; venimos. Pequeñas cruzadas que cuando las revisamos nos hacen sentir primeramente sorprendidos porque logramos sortearlas y conservar la vida; y ahora cargados de años. Orgullosos de nosotros mismos y nuestras habilidades de supervivencia. Rectitud ideológica y revolucionaria que en nosotros permanece inalterable y de honrosa militancia. De esos recuerdos y escaramuzas en las calles de Caracas -¡¡Viva Caracas La Roja!!- Reuniones y pistola a la cintura al filo de las dos de la mañana en San Juan y monte guerrillero portugueseño; venimos. De todos esos pasajes solo lamento lleno de bochorno dos cosas. La Una = El haber dado algunos años de mi existencia a la militancia del movimiento al socialismo -(Catia)- ; de donde allí conocí y guardo recuerdos de ellos a Murat. Alayón. Alfonso. Carrillo. López. La Chispa. Iván Gutiérrez. Manuel Gutiérrez. Mario (Ing. Eléctrico de CANTV) Ivana; y otros. De algunos por fraccionales, trepadores, oportunistas, inauténticos y tramposos en el desempeño de secretarías no guardo rencor. -(De esos algunos; y debido a su -¡¿Altísimo posicionamiento de izquierda y nivel de conciencia revolucionaria?!- migrarían de militancia a A.D. y/o COPEY)- Solo debo subrayar que para mí el movimiento al socialismo; fue: -¡¡Una dolorosa estafa!!- Y de Dos = Que, luego de muchísimos años de abstenerme de votar durante la Cuarta República. Lo hiciese en las presidenciales por causa r; en apoyo del cobarde, poco hombre e infeliz de Andrés Velázquez. -¡¡Esas son mis dos rayas!!- -¡¡Mis dos taras!!-

De imbricación con nuestro escenario actual. Por todo eso nos reñimos y nos adversamos por la pérfida y solapada venenosa posición de algunos minúsculos grupos fraccionales que se auto denominan: -¡¡Críticos y/o disidentes de nuestro proceso revolucionario, socialista Hugo Chavista!!- -¡¡Ladran contra nuestro asediado gobierno que viril y cojonudo gerencia Nicolás!!- y hoy a ellos de vil involución moral y política. Les vemos de comparsa con el vándalo terrorista fascista criollo que les utiliza y manipula. Y repito para orgullo particular y de muchos de mi generación que estamos vivos y hoy portamos carnet de militantes de base del glorioso PSUV. Dignos y verticales en nuestra inalterable postura revolucionaria. Hoy podemos decir. ¡¡Hicimos lo que debimos hacer al oponernos a la barbarie y la sinrazón Cuarto Republicana!! Y ¡¡Lo volveremos a hacer, para oponernos al fascismo que agrede nuestro proyecto político Socialista de siglo XXI!!

Ahora cargados de años. Reflexivos. Prudentes. Juiciosos y sabios. Sabios porque la sapiencia es el maravilloso don de saber acumular experiencias que nos permitan evitar venenosos, y pantanosos lodazales. También apoyamos y defendemos nuestra revolución. Defendemos la revolución por la cual hemos luchado de toda la vida. Revolución que ahora de usual. Defendemos con la opinión y la pluma alzada. Y que defenderemos también en las chiquitas y al margen de nuestra edad y nuestros achaques. Así sea -¡¡Abasteciendo cargadores!!-

La derecha nacional y mundial. Putrefactamente emponzoñada en sus odios y malsanos instintos hacia Hugo Rafael. Aún no logra digerir como luego de muchas carantoñas, halagos. Ofrecimientos de prebendas materiales y desempeños crematísticos. Infiltramientos y luego asesinarle. Aún hoy. No han podido fracturar el ideario devocionario revolucionario, que profesamos a él. A nuestro inmortal y amado Hugo Rafael Chávez Frías.

Lo mismo sucede con Nicolás y Cilia. Dos nobles, extraordinarios y maravillosos seres humanos de nuestra emergente venezolanidad. Mismos Cilia y Nicolás que nos enorgullecen. Nos enorgullecen por su calidad de valores humanos. ¡¡Nos enorgullecen por ser cotidiano reflejo y ejemplo de amor y respeto conyugal!! Mi nieto cuando ve por la televisión que Nicolás en gesto respetuoso, amoroso. Abraza. Toma de la mano y da un beso a Cilia; exclama: -¡¡Mira abuelo Nicolás está tomando a la señora Cilia de la mano y dando un beso igual que tú haces a mi abuela!!- -¡¡Esta enamorado abuelo como tu abuelo estás enamorado de mi abuela!!- ¡¡Y pícaramente se sonríe de su observación que comparte con su abuela y con migo!!

No tolera la reacción. Invadida de corrosivos odios. Que un modesto hombre de indoblegable ideario revolucionario. De cuna sencilla. Proveniente de las filas trabajadoras de los que socialmente producen riquezas; como Nicolás. Seguidor de la moral y proyecto político de Hugo Rafael. -¡¡Ejerza la presidencia de la república!!-

No tolera el decadente mantuanaje criollo entrampado en sus enfermos y virulentos odios. El que Cilia esposa de Nicolás. De similar sencillo origen de nacimiento y desempeño profesional en el Derecho; y para honra de nosotros muchos compatriotas. -¡¡Sea la primera combatiente!!- Odian tal cosa. Les envenenan el alma. Mientras que a nosotros y de jodedor chaleqeo a ellos. Nos divierten enormemente de ocasos. -¡¡Sus decadentes devaneos de clase!!-

Los odios y conspirativos desempeños imperiales al alimón de la actuación anti patria de la godarria interna y algunos pocos otros meneadores de perrunas colitas por allí. -¡¡No nos hacen mella!!- Al margen de sopesar la gravedad del intento y la amenaza. ¡¡Coloquialmente No Les Paramos Bolas!!

¡¡No mellan nuestro ideario revolucionario!! ¡¡Nuestro amor a la memoria de Hugo Rafael!! Por el contrario. Hacen que de vanguardia, flancos y retaguardia y más eficientemente que antes. Nos organicemos mejor. Cerremos organizativamente filas en nuestro partido. Nos aglutinemos defensivamente y en amoroso cordón de seguridad en la periferia de -¡¡Nicolás, Cilia y sus todos otros amores!!- Nos consustanciemos con nuestras gloriosas fuerzas armadas y nuestro guerrero pueblo combatiente. No. No podrán mellar. La voluntad y reciedumbre de la inmensa mayoría del pueblo venezolano que estamos resteados con el proceso revolucionario chavista y socialista. No. No podrán doblegar nuestra firmeza revolucionaria. -¡¿Qué es posible vengan situaciones radicales de penurias y desabastecimientos?!- ¡¿Pues como muchos pueblos que se han llenado de gloria en las adversidades, compartiremos nuestro pan o compartiremos un trozo de las suelas de nuestros zapatos con nuestros vecinos y camaradas?! ¡¡No Faltaba Más!! -¡¡Pero No Podrán con nosotros que nos multiplicaremos como infinidad de Ribas en La Victoria y Ricaurte en San Mateo!!-

¡¡Son tiempos de consolidar avances!! ¡¡Mantener la ofensiva en todos los frentes!! ¡¡No ceder ni un palmo!!

¡¡A todo evento radicalizar todo lo que se deba radicalizar!! ¡¡Hacer la revolución y cambiar todo aquello que deba cambiarse!! ¡¡Afinar la diana de nuestra conciencia en el empeño y combate de hacer frente, contener y derrotar las posiciones fascistas!! Y tal cual recordamos cantáramos hace cincuenta y nueve años en nuestros eventos políticos; haya en al antiguo palacio de los deportes en San Martín. -¡¡Si muero en el combate toma tú mi fusil!!- y; -¡¡Al burgués siempre cruel no le des paz ni cuartel!!-



Esta nota ha sido leída aproximadamente 883 veces.



Julio César Belisario

Revolucionario. Contador Socio Director de la firma Secoafin, SC. Belisario, León & Asociados. Contaduría. Auditoría. Impuestos. Asesoramiento Gerencial, etc.

 juliocesarb72@gmail.com      @SigloXXII78

Visite el perfil de Julio César Belisario para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: