La Tecla Fértil

China y Rusia, buscan imponer la cibernética bancaria

América Latina viene respondiendo a las expectativas de Las Corporaciones que, vienen generando una nueva manera de hacer política y a su vez, justifica sus grandes operativos con presencia militar. Sobreetodo, con las transnacionales que juegan a la destabilización financiera y a la intervención del Estado de una manera directa, en un mundo económico que moviliza una diversidad de motivaciones, pero, con una idea en común, tener el control del Poder Estadal, lo cual, genera confusiones, porque, estamos hablando de procesos neoliberales que influye desde el Pentágono hasta las instituciones públicas.

Lo cierto es que China y Rusia van camino hacia los extremismos financieros en el mundo virtual y, cuentan para ello, repito, con el poderío militar para conflagrar a las comunidades en caso de manifestaciones públicas, claro, será mayor o menor de acuerdo a la región, sí es más explosiva y peligrosa.

Lo cierto es que, los Estados Unidos descuidó su zona de seguridad y creyó factible controlar a Irak, Libia, Afganistán y Siria. Pero, todo salió mal, con los resultados ya conocido, tras de sí, La Unión Europea cayo en el mismo error y simplemente, nos encontramos en un universo bipolar. La égida de Hillary Clinton contra Irán reflejo una punta de lanza para el atraso estadounidense en el campo energético.

El legado de la situación actual, parodiando a Leonardo Boff, será probablemente el surgimiento de otro tipo de sistema político, de democracia, de Estado, llámese como se llame, pero de participación popular real. En ese sentido, no sorprendería que Trump fuera el principio del fin de una época al parecer vencida. Quizás por su costumbre de tratar con 11 presidentes de Estados Unidos desde Eisenhower hasta Obama y enfrentar amenazas en 15 campañas electorales en 56 años, el triunfo de Donald Trump no es un trauma para los cubanos.

El gran peligro es la irresponsabilidad que está demostrando Trump con sus peregrinas declaraciones sin tener en cuenta que está caminando por un terreno angosto, plagado de minas y de pólvora, y hay que tener mucho tacto y más inteligencia para no pisar alguna de ellas. Como dijo Noam Chomsky hace poco, los estadounidenses están ante un recodo de la historia en el que los seres humanos tienen que decidir si quieren tener las posibilidades de una vida digna o si desean vivir o morir.

Pero, sobre todo, Estados Unidos tendría que abandonar la economía virtual o especulativa y regresar a la economía real, productiva, generadora de valores y de empleos, corregir la deslocalización de empresas que ha destruido el viejo tejido industrial como lo ilustra el hecho de que desde 1994 a la fecha emigraron de los estados industriales 15 fábricas por día con la eliminación de seis millones de empleos aproximadamente y, acoplarse con China y Moscú en la digitación de la banca universal, como empresarial.

Argentina y Brasil, quieren regresar al os viejos proyectos de restauración neoliberal y retomar el crecimiento económico, desde otro ángulo visionario. Es que muchos países, necesitan apoyo para ampliar sistemas de restauración social. Venezuela, tiene un gran problema, hay núcleos de poder no conservador que se enriquecen con la importación de alimentos y degradan el avance socialista porque prefieren disminuir las inversiones sociales y los recursos de políticas sociales, sin tener capacidad para la solución de los problemas orgánicos de la estructura del Estado.

Pero al margen de cualquier perspectiva, las rondas de trabajo han sido muy importantes, porque, de alguna manera porque se ha establecido una especie de hoja de ruta –como se dice ahora- para llegar en armonía hasta el minuto final de la administración republicana y que, al mismo tiempo, sirva como un puente para que se mantenga el camino de la negociación y el diálogo con el máximo respeto y tolerancia, que han sido factores esenciales en estos dos últimos años para el éxito del proceso hasta el momento..

Si no entendemos que el principal problema que tenemos actualmente es económico, si no entendemos que mientras más tropiezos y obstáculos se le pongan a la inversión, si no entendemos que todos los ataques al progreso cometidos por grupitos interesados en mantener a la mayor cantidad de personas en la pobreza, lamentablemente, cuando reaccionemos veremos que hemos pasado el punto de no retorno hacia la debacle. ¿Tan difícil es ver esto?

Lo peor de todo es que aquí la competencia con los demás equipos económicos es irrelevante. El problema lo tenemos internamente, jugando a la de todos contra todos, algunos pequeños bandos agazapados en los extremos, unos grupos metiéndole zancadilla a todos los que intentan jugar, y lo peor de todo, los árbitros cambiando antojadizamente la interpretación de las reglas de juego cada cinco minutos. ¿Es posible progresar así? No.

Las guerras se hacen para controlar, o bien riquezas o bien mercados, rutas de paso de mercancías importantes, oleoductos, ahí donde conecta, canales o bien para controlar a la población, que la población esté en condiciones de servir a los intereses capitalistas ¿y entonces qué es lo que la pone en esas condiciones?, y bueno…disciplina, de repente llevarle hasta niveles extremos de desposesión para que acepte cualquier tipo de trabajo. Pasa un poco con los migrantes indocumentados, esa perversión de no permitirles tener documento tiene como su propósito, es rentable también en el terreno económico, porque evidentemente son más baratos y no se pueden sindicalizar, no tienen condiciones de pelea en sus relaciones laborales.

Entonces es otro tipo de estilo de hacer la guerra. Porque ¿las guerras para qué se hacen?

Tenemos, es un engranaje muy complicado que yo creo que afortunadamente hemos ido aprendiendo que es un proceso con mucha complejidad y muchas vertientes entrelazadas, con muchas -incluso también- rutas de salida y que no nos ayuda mucho esto de parcelizarlo en la dimensión militar, la económica, la política, porque dejamos de entender lo que está pasando. Yo no entiendo guerras como la de Medio Oriente si no fuera porque allí hay petróleo y hay empresas muy poderosas que quieren ese petróleo y que entonces presionan para que el Pentágono meta tropas y haga la guerra ahí y ellos pueden llegar a los yacimientos. No podemos entender una cosa sin la otra, no se hace la guerra por el gusto de hacer la guerra; se hace porque hay una necesidad de control, ya sea de objetos, de territorios o de población, de vida.

De Verdad, en cuanto a Venezuela, se debe recapacitar un poco y atender a las peticiones de la población, en vez de estar echándole más fuego a la crisis de especulación financiera y bancaria que, se enfoca en la venta de los productos básicos de primera necesidad, ya de esperanza, no podemos seguir viviendo, sino de realidades. La Asamblea Nacional Constituyente debe escuchar al pueblo revolucionario y abocarse a solventar estas grandes verdades. Es necesario radicalizarse y cambiar el sistema pro neoliberal a uno esencialmente socialista, es vital para alimentar el proceso bolivariano.

Y a todos los que están interesados en cambiar el sistema para bien, para que en el largo plazo podamos seguir viviendo en Venezuela y, no tengamos que salir todos buscando mejores destinos, les invito a que hagan oír su voz para que el presidente Maduro nos escuche y, estos psseudoizquierditas comprendan que deben irse, de una vez. Coloquemos nuestros posts en las redes sociales para que sean conscientes de la presión ciudadana.

Como ya lo hemos dicho en varias oportunidades, en la Venezuela dividida actual, hay muy pocos temas en las cuales existe consenso entre la población y los representantes de grupos de presión, grupos de interés, grupos gremiales, centros de investigación y universidades. Y creo que los más importantes, si es que no los únicos, tienen que ver con dos cambios cruciales en la Ley Electoral y de Partidos Políticos –LEPP-: a) que los ciudadanos podamos votar directamente por los candidatos a diputados, y b) que se les quite a los partidos políticos el monopolio de la participación en las elecciones. A su hay que reformular al CNE, de una manera descarada se nos invita al voto asistido y algunos miembros de mesa son menores de edad.

Los políticos buenos hacen que la política sea arte y sensibilidad. Adhesión, entrega, transparencia y fe en la construcción de una sociedad civil perfectiva y humana. En el rostro de los políticos buenos, se descubre el alma y la sabiduría de sus esperanzas y luchas a favor de la plenitud del ser humano. Bienaventurado es saber que los políticos buenos somos más y ganaremos la batalla contra el monstruo de la corrupción que tanto ha evolucionado en los últimos años. En su comunicado de política monetaria, Rusia y China, como entes emisores y difusores del sistema bancario digital hacia Latinoamérica explican que la dinámica inflacionaria ha estado influida por "choques de naturaleza transitoria". En lo externo, por ejemplo, podríamos referir el clima de incertidumbre económico que ha sido agitado con especial vigor tras la llegada Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos. Buscan atropellarnos con mendicidad para controlar el mercado controlado por los norteamericanos, apagando sus chimeneas e imponerse los asiáticos con sus productos de segunda.
Sin embargo, ha sido desde adentro donde más se han propiciado las condiciones para la senda alcista de la inflación

En un intento por contener el aumento sostenido de los precios al consumidor, el Banco Central de México endureció su política monetaria aplicando aumentos de las tasas de interés hasta el 7% anual[3] y con vista a nuevos incrementos, sobre todo porque es probable que la Reserva Federal de Estados Unidos incremente sus tasas por el panorama de crecimiento que vislumbran en su economía.

Contrario a atajar la caída del peso, las medidas tomadas en materia monetaria por Banxico han implicado movimientos en el tipo de cambio, un peso devaluado que ha afectado el bolsillo de los trabajadores, mientras ganan la banca y los mercados.

En Venezuela hay una hiperinflación aparte de la especulación propiciada por los Bachaquero y especuladores. El camión de Drácula, debe llegar a ellos.

Es una contradicción muy seria y determinante dentro de la clase dirigente del propio sistema capitalista dividida por el agotamiento de un modelo socioeconómico que ya no puede dar alcance al supersónico desarrollo de las fuerzas productivas impulsadas por una tecnología poco imaginada en la época de Ronald Reagan y Margaret Thatcher, ideólogos de la ya obsoleta globalización neoliberal. Sin embargo, no deja de preocupar el hecho de que la retórica empleada por Trump en Miami, en un escenario y con un público selectivamente anacrónico y retrógrado, es el relanzamiento de actitudes políticas de la guerra fría que parecían ya superadas por la vida y por el tiempo.

Ese lenguaje soberbio, agresivo, disparatado, en apariencias contradictorio está, sin embargo, dentro del contexto de una visión muy peligrosa de Trump de lo que piensa debería ser el papel de Estados Unidos de ahora en adelante en un mundo en el que no se puede ocultar el vencimiento de los esquemas globalizadores del neoliberalismo.

Ese criterio atañe a lo que podría considerarse una nueva derecha en la cúpula imperialista que marca por vez primera de una forma clara que hay otra contradicción principal en este tiempo, nuestro tiempo, que poco tiene que ver con aquella descubierta por Marx entre el capital y el trabajo que sigue vigente.

Los chinos, vienen avanzando silenciosamente y quieren imponer en Sudamérica su metodología cibernética desde sus centros bancarios, algo inoperativo en ésta región porque nuestros campesinos son desconocedores de esa verdad económica y cuyas pensiones son robadas por la inflación y donde la hambruna aparece como una asesina silente y la izquierda mundial, este aspecto parece no importarle, solo busca su propio financiamiento y sus dirigentes vivir como jeques operarios, algo inadmisible en el pensamiento de Fidel y el Che en su época de sueños socialista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 568 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a254041.htmlCd0NV CAC = Y co = US