Partido Único. Otro reto revolucionario

Bienvenida la propuesta de nuestro líder, Hugo Chávez Frías, para consolidar un Partido Único de la Revolución Bolivariana. Ya era tiempo de aplicar la doctrina del Libertador, Simón Bolívar, para consolidar la unión nacional, garante de nuestra soberanía. Bien lejos la influencia divisionista de los partidos políticos (hijos de la democracia participativa).

El Partido Único es la pata que le falta a la “mesa de la revolución”.

a) Tenemos un programa de lucha, la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela. b) Contamos con la extraordinaria dirección de Hugo Chávez Frías.

c) Solo nos falta la organización que motorice los cambios, esa organización es el Partido Único.

Con este anuncio, los venezolanos entramos en una fase larga y compleja. Es una gran movilización ideológica que necesita mucha fuerza, madurez y voluntad política para transformarse, que es muy diferente a convertirse, de chavistas en revolucionarios, militantes de un Partido Único. Y entender además, que ese partido tiene la responsabilidad histórica de conducir el proceso de cambio y transformación hacia el Socialismo del Siglo XXI.

Con el Partido Único, todas las corrientes deben alinear esfuerzos, compartir espacios y asumir responsabilidades, en el marco de la unidad, la solidaridad y el respeto, para fundirse en una plataforma popular que garantice que Chávez mande con el pueblo, al tiempo que refunda la República (Hace revolución) .

La situación no es fácil. Hay un cambio de paradigma y una transformación como consecuencia. Salir de la concepción grupista y entrar en la de bloque sólido pasa por el debate y la formación socio-política.

Se esperan rupturas irreparables entre los chavistas de hoy que no asuman transformarse en revolucionarios del mañana.

En el fondo, el giro hacia el Partido Único es otro proceso de decantación.

A nuestro entender, el éxito del Partido Único está sujeto, por lo menos a: (I) Amplios y numerosos espacios para el debate inteligente, (II) Diversos Niveles para toma de decisiones (ordinarias, extraordinarias y trascendentales), (III) Disciplina interna basada en los valores expresados en la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela y (IV) Conformación de la vanguardia según la trayectoria revolucionaria y solvencia moral acumulada en este proceso.

El mayor peligro puede estar, en arrancar “disciplinadamente” con un Partido Único solo de nombre (otro pacto de Punto Fijo), que en el fondo no sea mas que una Corporación de los partidos existentes, que se acomodan con sus intereses, líderes y vicios. Y después digan: ¡Aquí no ha pasado nada!

Compatriotas, no hay que desesperarse. El debate apenas comienza.

Bienvenido el Partido Único de la Revolución Bolivariana.

aadarfio@hotmail.com aadarfio@yahho.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6053 veces.



Alexis Adarfio Marín


Visite el perfil de Alexis Adarfio Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad