Luisa y la falta de liderazgo opositor; ¡un problema no resuelto!

Agotado el liderazgo opositor, sus andanzas anti venezolanas son rechazadas por la mayoría de la población. Académicos, trabajadores, hombres y mujeres de a pie, ¡estamos artos de sus infructuosas promesas y atajos en la toma del poder político! Después de tantos años de fracasos, derrotas innecesarias, inexplicables, antes contra Chávez, el tenientico coronel, y ahora contra el maburro, chofer de autobús, Nicolás Maduro, sus financistas y promotores internacionales observan con detenimiento y preocupación, la mala y cuantiosa inversión económica, el catastrófico, brutal y nada deseado desenlace de la situación. Los amos y verdaderos señores de la oposición venezolana, desde sus puestos de comando extraterritoriales, han tomado las riendas de la Cuestión Venezuela, la cosa a la dirigencia opositora se les escapó, una vez más, de las manos, ¡si alguna vez tuvieron control! Ya no son útiles a los planes intervencionistas. ¡La actual y vieja dirigencia opositora será sustituida!

La ineptitud e incapacidad de concreción de planes por esta dirigencia, requiere, demanda sustitución por personas creíbles en sus deseos o intensiones de amor y paz, de reconciliación y búsqueda del buen vivir, del bienestar y progreso nacional..., de captura y aceptación de una mayor, disuasoria y decisiva parte de la población que valide la intervención y el derrocamiento del gobierno ante el derecho y organismos internacionales. Los operadores y ordenadores, amos y señores, de la acción intervencionista contra Venezuela, buscan desesperadamente figuras relevantes, dentro del chavismo, ¡defensores auténticos del legado de Chávez, opuestos a la traición de Nicolás y su combo! ¡Caramba, esos tintanes del pensamiento colonial como que se fuman una lumpia diaria! ¿No entienden?

Huérfanos en apoyo popular, los dirigentes opositores que en los últimos años no lograron pacíficamente tumbar a Nicolás, hoy, pasan a segundo, tercero... quinto plano existencial, son estelarmente sustituidos por Luisa Ortega, Fiscal General. Ella como figura publica de trayectoria y respeto, de personaje institucional, bajo el ropaje e ideal defensor del pensamiento libertario y soberano de Hugo Chávez, viene a conquistar el corazón y alma de los chavistas indecisos o molestos, de los ni ni, de los pobres y humildes, abandonados por el tirano régimen, viene a conquistar el corazón y alma de los decepcionados, desamparados y desesperanzados opositores. De los venezolanos de alma buena y mala, ¡por qué no! ¡Viene como en su momento, Chávez, con el alma llena de esperanzas para un pueblo oprimido!...

¡Caramba, qué contradicciones!

Las ideas de esperanza libertaria de Hugo Chávez se enmarcan en un ideal Bolivariano anti imperialista, de solidaridad, ajeno a toda pretensión intervencionista y expoliadora de riquezas naturales, de soberanía. ¿Cómo pensar o creer en un defensor autentico del ideal chavista aliado, financiado y publicitado por la potencia imperial más poderosa y depredadora de la humanidad? ¿Cómo entender eso? Desde la concepción del ideal opositor, de a pie, trabajador humilde, bueno, noble, para quienes las ideas de Chávez no son buenas, ¿cómo aceptaran o defenderán ese liderazgo?...Desde la oposición y los menos convencidos del ideario bolivariano y del socialismo de Hugo Chávez, ¿aceptaran y defenderán la propuesta de gobierno Chavista de Luisa Ortega? ¡Los amos y señores, dejaran gobernar a Luisa Ortega, autentica defensora del ideario Bolivariano, antiimperialista de Hugo Chávez!

Con tristeza y profunda preocupación debo decir, advertir, alertar a la ciudadana señora Luisa Ortega, Fiscal General, que desde esta visión de mundo, a ella la entramparon, a usted la ensalzaron y la convirtieron en un nuevo títere opositor, su liderazgo en la oposición, hoy más que ayer, ha creado, aunado un conflicto de intereses, de identidad ideológica que los aupadores, financistas, directores, dueños y señores de la orquesta, históricamente, resuelven por la vía del asesinato físico. No concibo su gobierno chavista, socialista y bolivariano apoyado por quienes durante los últimos 20 años han intentado derrocarlo, desacreditarlo, por todos los medios y maneras.

De la falta de identidad en la oposición venezolana; ¿cómo defenderán a un gobierno o gobernante que dice ser auténticamente Chavista?, eso es ser Bolivariano, anti imperialista y solidario. Su mayor y más grave error está en la creencia y postulación de Luisa Ortega como nuevo liderazgo opositor, de ser autentica la propuesta de Luisa, convierte, conduce y reduce a la oposición tradicional, adecos, copeyanos, aliados y derivados, en la nada. Polariza la situación política venezolana en tendencias Chavistas, la nueva oposición política venezolana también será Chavista. y entonces, ¡Venezuela y su política será Chavista!

¡Vista y pendiente!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1358 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: