En síntesis

En que se parece Maduro a López Contreras

Muerto Juan Vicente Gómez en diciembre de 1936, se mantuvo vigente la elección de segundo grado, que autoriza al Congreso Nacional elegir el sucesor presidencial por recomendación del mandatario saliente. También, se estilo que fueran los miembros del gabinete ejecutivo, los mismos que se reincorporan al parlamento para elegir el sucesor, y que después de cumplir el encargo, regresaban al gabinete ministerial. Palabras más, palabras menos, esta fue la triste historia durante el quinquenio socarrón de Eleazar López Contreras, y también en la autocracia con atuendo liberal de Isaías Medina Angarita.

Y decimos que el embrollado gobierno de Maduro se parece al de López Contreras y Medina Angarita, porque de nuevo se repiten los viejos vicios de negar al pueblo el derecho a ejercer la participación protagónica sin cortapisa ni camisa de fuerza. Y para muestra basta un botón. Si examinamos la lista de postulados a la constituyente, comprobamos que llevamos 18 años viendo las mismas caras en todos los eventos electorales, sin que a la generación de relevo le den una palomita, pues siempre reciben trato de convidado de piedra.

En cuanto a la ficticia algarabía de los sopotocientos aspirantes inscrito, decimos que esa comedia bufa terminara siendo gloria de tísico, pues dudamos que los majaderos puedan recoger el porcentaje de firmas exigido por el CNE para participar en el torneo electoral. Y será peor la inmensa frustración, cuando los hechos cumplidos demuestren que la altísima abstersión dejara muy mal parado a estos "estrategas" tapa amarrilla.

En verdad, que en medio de este enorme berenjenal que pareciera no tener precedente, debemos reconocer que nadie quisiera estar en el pellejo de un gobernante que cometió el error de dejarse secuestrar por adulantes y demagogos, y ahora tiene un pie adentro y otro fuera del Palacio de Miraflores. Se fijan porque se dice que Nicolás Maduro cada vez se parece más al socarrón López Contreras, quien por su ambición reeleccionista se estrelló contra el triunvirato de tenientes- coroneles que en octubre de 1945 prestaron sus armas para complacer a otra clase de politiqueros demagogos que terminaron arruinando el país.

Aunque existen razones para dudar que Raúl Castro sea de los que agradece los favores recibidos, quizás esta vez se le ablande el corazón cuando sus generosos filántropos le soliciten el asilo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3159 veces.



Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas