De cómo el discurso polarizante oculta las verdaderas contradicciones antagónicas

Sobre la Falsa Polarización que nos Entrampa

Hay un texto de Mao, no recuerdo el nombre exactamente, donde el polemiza con las consignas en el partido Comunista y dice algo más o menos así: En China hay 6 millones de militantes del PC y 1000 millones de habitantes. ¿Acaso la revolución la va a hacer sola los comunistas? No. La revolución la hacen los comunistas, los patriotas, los campesinos, las comunidades, los empresarios y artistas que entiendas que con la revolución se va a vivir mejor.

Einstein lo decía de otro modo: la revolución la hace una minoría consciente y una mayoría semi consciente pero clara que con la Revolución van a vivir mejor.

Yo estoy seguro que la inmensa mayoría de venezolanos no son marxistas. Es más, la inmensa mayoría de la izquierda no es marxista. Sin embargo, la inmensa mayoría de los venezolanos entendimos de manera semiconsciente que la revolución liderada por Chávez era para vivir mejor. Por eso lo acompañamos.

Hoy la inmensa mayoría de venezolanos creen, semi conscientemente, que el Gobierno de Nicolás no va a sacar a Venezuela de esta crisis pues no ha presentado, ni siquiera, un Plan para esta nueva realidad post Rentista. Esto lo confirman todas las encuestas de todas las tendencias.

Y allí entramos en un gran debate ético. Aún con la mayoría del Pueblo en contra, ¿vamos a imponer y respaldar a unas corrientes dominantes en el Gobierno (porque hay otras corrientes no dominantes en el Gobierno) que ha demostrado con sus marchas y contra marchas, con sus improvisaciones, que no tiene idea como sacarnos de esta crisis y que, además, moralmente está absolutamente derrotada frente a las masas, sólo por la "argumentación" binaria de que la "única" alternativa ante el Gobierno es el fascismo, negando la posibilidad de construir una salida patriota, popular y soberana a la misma?

¿Entonces debemos asumir una actitud pasiva frente al desvió grotesco de estas corrientes dominantes del Gobierno en el programa, en la moral, en la democracia, en el tratamiento de las contradicciones internas, porque necesitamos que a nosotros no nos persigan?

Es como decir que la mayoría del Pueblo quiere ir en una dirección, pero como esa dirección es incorrecta según nuestro criterio, y sobre todo, como esa dirección podría significar que nos persigan, nos enfrentamos al dilema ¿aceptamos la decisión de la mayoría aun significando riesgo para nuestras vidas o intentamos imponerle a la mayoría nuestra voluntad para impedir correr ese riesgo? Creo que es en el fondo un problema de principios y ético.

Si creemos que las vanguardias están por encima de las masas, entonces estaremos de acuerdo con la tesis de las corrientes dominantes actualmente en el Gobierno: Mantenerse en el poder a costa del programa, de la constitución, de la democracia y del respeto a las mayorías. Por el contrario, si creemos que solo el Pueblo hace la revolución, estaremos de acuerdo con las corrientes no dominantes internas del Gobierno y con el Chavismo crítico y no polarizado.

Solo como reflexión final. Si creemos que es el Pueblo quien hace la revolución y para eso debemos avanzar en su conciencia como punto de no retorno, en ese caso entenderemos como principio lo que dijo el Presidente Chávez en el Golpe de Timón "está es una revolución democrática por lo tanto debemos CONVENCER en vez de IMPONER". Y convencer implica reconocer los errores, sancionar a los responsables de las desviaciones, practicar con el ejemplo, escuchar, reconocer, al contrario, respetar y sobre todo, bajo cualquier circunstancias siempre decir la verdad.

Yo estoy plenamente seguro, como la luna llena, que solo convenciendo (en vez de imponiendo) el Chavismo y en general el proyecto socialista democrático podrá sobrevivir y recuperarse, aun cuando para eso tenga que perder varias Gobernaciones. Siempre será preferible perder espacios del estado que perder el apoyo del Pueblo.

Ya es hora que la izquierda controle sus miedos y asuma los principios y el desafío del momento histórico.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2555 veces.



Sergio Sánchez

Soñador, ingeniero, agricultor, músico y resiliente. Zurdo de corazón. Militante de las causas justas de la humanidad, crítico y autocrítico. Movimiento Por la Democracia.

 sergiocmb@gmail.com      @SSanchezVz

Visite el perfil de Sergio Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: