¿Quién se hace el loco, los líderes o los seguidores?

Algo sorprendente e interesante es ver un Revolucionario callado por temor a perder su trabajo algo ilógico dentro de las definiciones y los comportamientos. El pensamiento crítico, el accionar contra las cosas mal hechas o por venir, debe ser inmediato sin tener temor que puedan tildar a una persona de ser o no ser (esa es la cuestión diría Hamlet) siempre las personas serán definidas por las acciones y cuando son cónsonas con el discurso pudiéramos decir que es una persona íntegra.

Nuestro país se encuentra en una crisis muy muy arrecha!!! La culpa es de la vaca!!! Dios quiera que esa distorsión de la realidad que poseen nuestros líderes les permita ubicar las oportunidades de mejora, nazca la verdadera humildad de reconocer las cosas malas y no tratar de tapar las cosas con discursos o culpables. Pues al final culpable somos todos. Un sinfín de abusos y omisiones nos han llevado a esta situación decadente e inhumana. El pueblo está pasando trabajo y mucha necesidad por cosas básicas Alimentación, Salud y seguridad.

Es necesario buscar soluciones estructuradas pues ya el pueblo ha hecho las colas por 3 años, porque no podemos generar un plan integral para avanzar, seleccionen 3 objetivos de gran impacto y comenzaremos a girar la rueda detenida. Las decisiones deben ser objetivas no políticas, partidistas o caprichosas. Como vamos a basar la estrategia del estado siendo el aparato más grande del país la bolsa/caja CLAP. Eso como estrategia de contingencia sería bueno igual hay sectores menos favorecidos (imagínense si todos estamos pasando trabajo como son los sectores más pobres de nuestra sociedad) pero el plan "A" debe ser avanzar en la producción recuperar los anaqueles e identificar factores que puedan optimizar los costos y así obtener el llamado precio justo.

José tuvo la oportunidad de interpretar el sueño del Faraón y organizaron las estrategias para que el pueblo de Egipto sobreviviera a los 7 años de escases después de 7 años de gran abundancia. Donde estuvo nuestro José, El planificador de país?. Las reservas no suben se extinguen y aun así empeñados en cumplir la meta de los apartamentos, entrega de taxis o cualquier proyecto que no aporta a la situación pero pensamos que es bueno para el tema electoral al final la gran mentira o mejor dicho el guiso. Si bien en los años de abundancia nos dimos el lujo de ver casos como PUDREVAL y no extirpar ese parasito que llevaba dentro la revolución. Hoy vemos las grandes consecuencias de no administrar los recursos de manera objetiva. Si no es en alimento es en industria CVAL/ CVA crearon un sinfín de empresas para el fortalecimiento de la agropecuaria en algunas regiones y a futuro generar condiciones para el punto y circulo basándose en la idea de mini plantas como motor generador en la comunidad. Aún existen líneas de producción guardadas embolsadas en almacenes que ni las directivas conocen. Producto del cambio constante de directores, déficit de auditorías, contraloría, controles y organización empresarial. Sin contar con los tratos ilógicos con los convenios binacionales. Camaradas los especialistas deben decidir y presentar las mejores opciones no los políticos ellos sirven para realizar los enlaces y concretar los tratos basándose en las mejores recomendaciones de verdaderos especialistas en la materia. Existe personal calificado en el país e incluso aun siendo contrarios a los pensamientos del estado están dispuesto a avanzar y colaborar profesionalmente.

Donde está el país potencia soñado? Los recursos invertidos en todas las obras? O el tratar de saldar la deuda social. Deuda que considero impagable, ¿cómo un médico puede pagarte la pierna amputada que no era o el brazo?. Como sociedad debemos enfocarnos en estructurar el bienestar social de nuestro país, la industria, educación, salud, el sector financiero el cual permitirá incorporar elementos o beneficios sociales coherentes. Además debemos recordar que la gente debe aportar esfuerzos, el estado no es quien debe velar porque todos estén cómodos. El brinda las condiciones y nosotros como ciudadanos debemos generar verdaderos aportes a la sociedad no parasitar en ella.

Hay que tener presente que en el único lugar donde encontraremos éxito primero que trabajo es en el diccionario. Pues debemos aplicar las reglas, normas, metodologías. Es mentira decir que esas metodologías son armas del Capital, pues aún son las únicas armas que tenemos y podemos utilizarlas para concretar los proyectos y objetivos. Es sorprendente las horas hombres que invierten las instituciones en reuniones y reuniones, conferencias en caracas, reuniones centralizadas (gastos, traslados, cansancio) para 20 minutos de información pues no hay interacción esto no es eficiencia camaradas esto se llama inversión de horas nalgas. Las reuniones deben ser concretas, comisas y dejar acciones claras en todos los niveles.

Optimicemos los recursos, darle pasó a los líderes emergente, escuchar y sentir más allá de refutar y rebuznar en el proyecto social que al parecer solo está en la cabeza de unos pocos pues en la vida real es ficción. Parecemos los auténticos decadentes todo es por inercia o el estado espera un estallido social?, porque la gente ya no quiere más nada ni discurso ni ¿porque? ni ¿quién fue? solo quiere que existan soluciones y no las están brindando. He ahí la derrota de la Gran Maquinaria Roja.

 

jesuspalaciosc@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1443 veces.



Jesús Palacios

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social